BUSINESS TI | Noticias | 29 MAY 2009

El caso contra Microsoft podría llenar de software basura los PC

Tags: Hardware
El movimiento de apertura de Windows a sus rivales en el mercado de los navegadores podría sentar un peligroso precedente.
Paula Bardera

El caso por prácticas monopolísticas que se está llevando a cabo en la Unión Europea contra Microsoft por incluir Internet Explorer en sus sistemas operativos podría convertirse en una pesadilla para los pequeños y medianos fabricantes de PC y sentar un precedente muy peligroso. Así lo afirma un grupo comercial aliado de Microsoft.

Y es que las leyes regulatorias de la Comisión Europea quieren forzar a que Microsoft abra Windows a otros navegadores tales como Firefox de Mozilla, Chrome de Google y Opera, por ejemplo . Eso, según esta asociación, la Computing Technology Industry Association (CompTIA), un grupo con miembros de todos los ámbitos de las tecnologías, supondría la imposición de una carga totalmente injusta para los fabricantes de PC. La Comisión está considerando la posibilidad de obligar a la compañía y a los fabricantes de PC a que ofrezcan a los usuarios una serie de opciones de diferentes navegadores cuando diseñen un nuevo PC. Desde Microsoft, consideran que “un remedio de este tipo supondría que los OEM deberían distribuir múltiples navegadores en los nuevos PC basados en Windows”. Por su parte, Lars Liebeler, consejero antimonopolio de la CompTIA cree que “la Comisión solicita a Microsoft y a los fabricantes de PC que añadan una indeterminada serie de elementos a Windows para que elijan entre un número inconcreto de navegadores. Esto interferirá en la autonomía de los fabricantes de PC”. Así las cosas, la CompTIA, que es un “tercera parte interesada” en el caso, ha presentado una declaración confidencial en la Comisión, tomando parte por Microsoft. Siguen las polémicas en el caso Microsoft

Liebeler, considera que los usuarios tendrán que hacer frente a toda una batería de posibilidades a la hora de elegir un navegador. Y por ello, todos los fabricantes de PC se verán afectados por esta decisión, y las empresas más pequeñas tendrán que afrontar una mayor carga porque no cuentan con los recursos suficientes para administrar estos cambios.

Y lo que para él es más importante, se trata de un movimiento de la Unión Europea que interferirá en el derecho de los fabricantes de PC de decidir qué software incluyen en sus equipos y sentará un precedente peligroso. “Si se confirma este caso, cualquiera podrá pedir lo que quiera y conseguir un cambio en este sentido. Es obvio que un navegador es indispensable, pero no vemos ninguna línea entre lo que la Comisión considera indispensable y lo que no lo es”, y cita los antivirus como una posibilidad al respecto.

El resultado podría ser la anarquía. “Los usuarios no quieren tener un PC con 700 opciones por defecto”, afirma Liebeler, quien añade que los fabricantes de PC están al tanto de las reticencias de los usuarios a la hora de incluir en sus configuraciones software.

Microsoft es miembro de la CompTIA, como Intel, y “cualquiera de los líderes del mundo OEM también es miembro”, afirma Liebeler, que, sin embargo, declina citar otras firmas. “Son los OEM los que están impulsando este movimiento”, pero también ha admitido que Microsoft tiene algo que ver con sus objeciones en el caso de la Comisión pues “Microsoft nos ha alertado de que hay OEM pequeños y medianos que no estaban al tanto de todo esto”.

La CompTIA ha facilitado un apéndice de 10 páginas de su objeción y cita en ella a 90 fabricantes de PC europeos que creen que la acción anticipada de la Unión Europea podría perjudicar a sus negocios.

De hecho, según Liebeler, algunas de las medidas que está teniendo en cuenta la Unión Europea también implican el rediseño de Windows por parte de Microsoft para que pueda desinstalarse el código de Internet Explorer. Además, solicitará a los OEM que sólo instalen versiones modificadas del sistema operativo que ofrezcan este mecanismo de bloqueo.

Microsoft ya ha incluido en Windows 7 un modo de que los usuarios no utilicen Internet Explorer 8 si no quieren. Sin embargo, algunos de sus rivales, como Opera, han manifestado su disconformidad, considerando que son medidas insuficientes. Aún así, habrá que esperar, porque la Comisión aún no ha comunicado una fecha para dar a conocer su decisión final.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información