BUSINESS TI | Noticias | 04 MAY 2009

Analizamos la nueva Radeon HD 4770 de AMD

Tags: Hardware
Aunque su arquitectura es similar a la de la Radeon HD 4830, el proceso de fabricación se optimiza a los 40 nanómetros y utiliza memoria GDDR5, lo que la hace ser más eficiente energéticamente hablando.
Alfonso Casas

Estos días atrás recibíamos de AMD la nueva tarjeta gráfica Radeon HD 4770, el primer modelo que la compañía lanza y que está basada en el proceso de fabricación de 40 nanómetros. El hecho de que su GPU (Unidad de procesamiento de gráficos) sea más pequeño, se traduce en que la cantidad de calor generado es inferior, en comparación con los modelos anteriores de 55 nanómetros. Según el posicionamiento que AMD hace de ella, en torno a los 299 euros, la Radeon 4770 será una gran elección para el mercado de jugadores.

La nueva tarjeta utiliza una arquitectura similar a la HD 4830, aunque la GPU de la presentada es más rápida, con posibilidad de alcanzar los 750 MHz de velocidad, frente a los 575 MHz de la HD 4830. Despista también este factor, ya que la interfaz de memoria de la HD 4770 es inferior, de sólo 128 bits, frente a los 256 bits de la HD 4830, lo que la hace ser más potente. Lo que está claro es que AMD ha querido introducir la nueva tecnología en un modelo de gráfica intermedia y no tope de gama, haciéndola más competitiva.

En lo que respecta a la memoria RAM, ambas cuentan con la misma cantidad de 512 MB o 1 GB, sin embargo la de la HD 4770 es de tipo GDDR5, mucho más rápida que la GDDR3 utilizada habitualmente en sus soluciones gráficas, y con mayores posibilidades de incrementar su velocidad.

Las primeras pruebas llevadas a cabo en nuestro laboratorio nos han permitido sacar las primeras conclusiones. Ejecutando el juego Call of Duty a una resolución de 1.680 x 1.050 y con los efectos de antialiasing activados a 4x, el valor obtenido fue de 52 fps. Frente a la HD 4830, tenemos que decir que es ligeramente más rápida, unos 4 fps por encima. Con otros juegos como World in Conflict se confirmaron las expectativas de resultar ligeramente superior manejando las APIs de DirectX 10, ganando hasta 6 cuadros por segundo en juegos de gran exigencia.

En lo que respecta a tareas de overclocking, todo parece indicar que AMD ya la ha lanzado con los márgenes de velocidad muy próximos a su límite máximo, dado que apenas es posible incrementar la velocidad del núcleo y de la memoria instalada.

En espera de que AMD confirme los precios definitivos, nosotros ofreceremos un amplio análisis en el próximo número de la revista PC World, comparando sus prestaciones con los de la gráfica GTS 250 de Nvidia, su principal competidora en este mercado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información