| Artículos | 01 DIC 2005

Xbox 360

Tags: Histórico
La reina de las Navidades
Norteamérica, 22 de noviembre y Europa y Japón los días 2 y 10 de diciembre, respectivamente, son las fechas elegidas por Microsoft para poner a la venta su consola de nueva generación. Un lanzamiento prácticamente simultáneo en los tres territorios y que marca la clara apuesta de la compañía de cara a estas Navidades. Sus rivales más directos – Nintendo Revolution y Sony PlayStation 3- no tienen todavía fecha confirmada aunque todo parece indicar que por lo menos hasta mediados de 2006 no veremos la máquina de Nintendo y corre el rumor ya de 2007 para la de Sony. Estamos hablando, por tanto, de prácticamente más de un año en el que la Xbox 360 no va a tener ningún contrincante a su altura. Un espacio de tiempo en el que puede hacerse con un importante trozo de pastel en un mercado dominado claramente por la PS2.
La nueva 360 (pronunciado “tres sesenta”) es bonita, mucho más bonita que la vieja Xbox. Tiene una forma cóncava más estilizada y es de color blanco, aunque el frontal es intercambiable y a las carcasas iniciales que se pondrán a la venta le seguirán otras muchas de diseños bien diferentes, dando la posibilidad de personalizar la consola a nuestro gusto. De tamaño no es tan diferente a la antigua pero permite ahorrar espacio ya que se puede utilizar tanto vertical como horizontalmente. Este aspecto llega a tal punto que hasta las propias luces de la consola que indican qué mando o mandos están conectados variarán también al cambiarla de posición para indicar siempre las correctas.
Internamente cuenta con tres procesadores IBM PowerPC a 3,2 GHz cada uno y un procesador gráfico desarrollado por ATI (de nombre Xenos) funcionando a 500 MHz. Junto a ellos, 512 MB de memoria DDR3 que dejan en ridículo las cifras que cualquier consola actual puede ofrecer en su tarjeta de presentación. Una potencia bruta que hace posible el soporte de juegos en alta definición que podrán usarse en los modos 16:9, 720p y 1080i, y que hay que verlos in situ para hacerse una idea del enorme salto generacional.
Externamente y en la parte frontal encontramos el lector de DVD, las ranuras para tarjetas de memoria (2), los conectores USB (otros 2), y el botón de encendido, junto con los indicadores luminosos a los que hacíamos referencia en el párrafo anterior y que lo circunvalan (lo que denominan “anillo de luz”). La parte trasera alberga otro puerto USB, el conector Ethernet para cable de red (también permite conexión inalámbrica mediante un adaptador externo) y los de alimentación y audio/vídeo. Por último, en la parte superior se conecta el disco duro adicional que se puede añadir a la consola y que no requiere ningún montaje. Se inserta fácilmente en la bahía a tal efecto y se extrae de forma igual de sencilla mediante un botón que lo libera.
Además de para jugar, que es para lo que se diseña una consola, la 360 expande sus posibilidades multimedia a audio, vídeo y fotografía gracias a la tecnología Media Center Extender incorporada y a, quien lo iba a decir, sus puertos USB. A través de ellos es posible conectar cualquier dispositivo USB, reconociéndose y funcionando correctamente un gran número. Discos duros externos, cámaras de fotos, memorias flash… Si contienen archivos de audio, vídeo o fotos (en los formatos soportados, que son DVD Vídeo, Audio CD, JPEG, MP3, WAV, WMV y MPEG –no reproduce DivX, de momento-) la consola añadirá los dispositivos conectados y mediante el menú Multimedia accederemos a su contenido. Sin embargo, esto que acabamos de ver se queda corto frente a la posibilidad de comunicarse con un PC con Windows XP Media Center Edition 2005. Al llevar incorporada la consola la extensión de Media Center podremos acceder a los contenidos del PC y gestionar desde la consola sus elementos multimedia. Y al no ser necesaria la conexión cableada es posible tener el Media Center en una sala y disfrutar desde otra la música, vídeo o televisión que transmita el PC, controlando todo cómodamente desde la 360. Como complemento a esto, Microsoft comercializará –de forma independiente- un mando multimedia universal.
El mando (pad) de juegos también ha sufrido una evolución. Con unas líneas también más estilizadas y abandonando el color negro en favor del blanco, desaparecen del frontal los clásicos botones negro y blanco de la vieja Xbox. Ahora podemos encontrarlos en la parte superior, justo debajo (o encima, según se mire) de los gatillos de los dedos índice. Los botones Start y Back siguen presentes pero han variado su ubicación. Ahora podemos localizarnos a ambos lados del gran botón Xbox. Un botón también con anillo luminoso y con una funcionalidad extra: encender, apagar y acceder al menú de la consola. Por último, y apenas imperceptibles, encontramos también dos pequeños conectores: uno para utilizar unos auriculares y otros dos propietarios que permitirán en un futuro conectar otros dispositivos todavía en fase de diseño, aunque posiblemente uno de ellos sea un teclado que facilitará la comunicación por Messenger, que también es posible. Un mando que cuenta con una versión inalámbrica, para más comodidad. El de cable, por cierto, funciona en cualquier PC al ser USB aunque Microsoft también lo comercializa de forma independiente para esta plataforma.
Otro aspecto que cambia en la 360 son los menús. Más llamativos, coloridos y con una forma cóncava también, como la consola. Unos menús divididos en cuatro pestañas (sistema, multimedia, juegos y xbox live) que permiten configurar la consola y realizar otras tareas (acceder a dispositivos USB, Media Center, etc.). Un punto en el que han prestado especial atención ha sido en el control parental y que funciona de acuerdo al sistema PEGI de calificación por edades que manejamos en España. Limitando los juegos según su calificación podremos evitar que los menores accedan a contenidos no aptos a sus edades.
Por último, el cambio afecta también a su vertiente online, dividiendo el servicio Xbox Live en dos niveles diferentes de suscripción: Gold y Silver. Éste último es completamente gratuito y permite el acceso al bazar y a los juegos masivos de rol multijugador, además de las descargas desde Xbox Live Arcade. Por su parte, la versión de pago (59,99¤ anuales, 19,99¤ tres meses) da acceso completo a los juegos online, así como a todos los servicios y productos Live. Y para facilitar más las cosas, las tarjetas prepago, con las que ya no es necesario disponer de una tarjeta de crédito (aunque se puede seguir utilizándolas).
La Xbox 360 se comercializa en dos versiones: Xbox 360 (o Xbox 360 Premium, como les gusta denominarla en Microsoft) y Xbox 360 Core System. La primera es la más completa y por 399¤ incluye la consola, evidentemente, el mando inalámbrico, el cable de alta definición, un sistema de auriculares y micrófono, el cable de red, un disco duro de 20 GB (que es en realidad un disco duro de portátil y que se comercializa también aparte por 99,99¤) y un minimando multimedia (diferente al mando universal y solo por tiempo limitado). Por 100¤ menos tenemos la versión básica que solo incluye la consola, un mando con cable, el cable de red y el de audio/vídeo compuesto.


Retrocompatibilidad
----------------------------
Un aspecto que preocupa a los poseedores de una Xbox es la denominada retr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información