| Artículos | 01 NOV 2003

WordPerfect Office 11

Tags: Histórico
Rodolfo de Benito.
Anticipándose a la nueva Office de Microsoft, Corel pone en el mercado una suite cuyas bazas son menor coste, facilidad de uso y publicación en formatos como el PDF o el XML.

En este test hemos puesto a WordPerfect Office en todo tipo de situaciones y lo hemos “conducido” por diferentes terrenos para ofrecerle una valoración inicial. La versión probada está integrada por el procesador de textos WordPerfect, la hoja de cálculo Quattro Pro y el programa de presentaciones multimedia Presentations. Todo ello ofertado en su versión Estándar a un precio aproximado de 313 ¤ (consulte recuadro de precios).

Requisitos mínimose instalación
Aunque hemos realizado las pruebas en un Pentium 4 a 2,2 GHz con 768 MB de RAM, los requisitos mínimos de WordPerfect Office no parecen muy exigentes, partiendo de Pentium a 166 MHz con 128 MB de RAM recomendados y un espacio libre en el disco duro de 330 MB.
La suite se distribuye en dos CD-ROM. El primero consta de las tres aplicaciones principales con sus herramientas y el segundo incluye fuentes (más de 1.000), una galería clipart (9.500 imágenes), Internet Explorer 6, Acrobat Reader 5 y Visual Basic para aplicaciones 6.3. Una vez concluido el proceso de instalación se ofrece el registro en línea del producto, requisito necesario para acceder a la asistencia técnica y a las actualizaciones. Por comodidad, es de agradecer que no haya medidas de protección adicionales como la activación de producto al estilo Microsoft.
La documentación entregada con el programa consiste en la Guía del usuario, con 380 páginas en castellano y elaborada al estilo “Para hacer tal cosa entonces: primero…, segundo…”. En él no encontramos referencia alguna a documentos XML o a cómo utilizar el Editor de proyectos XML.

Funcionalidadesy herramientas comunes
Las tres aplicaciones comparten una serie de funcionalidades interesantes, como:
- Previsualización en tiempo real. Por ejemplo, según se selecciona un tipo de gráfico se ve cómo queda la representación gráfica de los datos elegidos. De igual manera, antes de decidir un tipo de letra, color o tamaño determinados se pueden previsualizar en el propio documento. Otros formatos como los de relleno, bordes y tipos de línea también adoptan esta funcionalidad.
- Desplazamiento vertical y horizontal automático. Es útil para revisar cómodamente un documento sin utilizar el ratón o el teclado. Pertenece a la categoría de nuevas herramientas de navegación.
- Publicación en formato HTML, XML y PDF. La publicación e integración XML es un aspecto a a tener muy en cuenta. La demanda de intercambio de datos entre plataformas, software y formatos diferentes, hace de la integración y exportación XML una opción necesaria y no sólo una moda. En lo que respecta a la exportación a PDF, no hay necesidad de programas intermedios o del propio Acrobat para generar archivos en este popular formato (Quattro Pro no exporta a PDF). Además, es compatible con la versión 5 de Acrobat y consigue que el tamaño de los archivos resultantes sea bastante contenido.
- ScrapBook. Es una herramienta que gestiona los archivos clipart, fotografías, sonido y películas. Facilita su localización, previsualización e inserción en un documento, hoja de cálculo o presentación multimedia. En la Figura 1 puede ver el ScrapBook en acción.
- PerfectExpert. Podríamos definirlo como una ayuda inteligente o un asistente atento a nuestros movimientos que, si lo requerimos, proporcionará información apropiada al tipo de tarea en curso. De inestimable ayuda para suavizar la curva de aprendizaje.
- Fuentes integradas en archivo. Garantiza la visualización correcta del documento en otros ordenadores, con independencia de las fuentes instaladas.
-Macros y Scripts. A la hora de automatizar tareas podemos elegir entre las macros del propio programa (WordPerfect, Quattro Pro o Presentations) o PerfectScript -ver Figura 2-, que incluye su propio depurador de macros. Y para ponérnoslo más fácil, incluso podemos emplear Microsoft Visual Basic para Aplicaciones. Más no se puede pedir.

Creando documentos con WordPerfect
Los usuarios de otras versiones de WordPerfect verán con agrado la posibilidad de elegir el menú y barra de herramientas de la versión antigua (desde la 8 hasta la actual). Incluso pueden emular totalmente el entorno de WordPerfect 5.1 para MS-DOS, todo un clásico.
En la edición de textos es de gran ayuda la posibilidad de utilizar líneas guía para, por ejemplo, modificar independientemente los márgenes de los párrafos. También lo es, caso de personalizar las tabulaciones, visualizar una barra de regla localizada exactamente en cada nueva especificación de tabulaciones.
En lo que respecta a las tablas -ver Figura 3-, el control es prácticamente total, siendo muy sencilla la realización de estructuras complejas gracias a los mandatos División rápida y Unión rápida (solución muy cómoda y eficaz). La realización de cálculos no es problema gracias a una versátil barra de fórmulas y a un comportamiento similar al de una hoja de cálculo. Tampoco le falta la opción de aplicar formatos numéricos a las celdas.
Por otra parte, la impresión de documentos cuenta con un número elevado de opciones para su control como, por ejemplo, la escala o la impresión de miniaturas -ver Figura 4-. Sin olvidarnos de los ajustes que ofrece sobre aspectos tipográficos, agrupados en el menú Formato » Tipografía.
Como aspectos a mejorar, quizás el proceso de fusión de documentos resulta un poco confuso y podría integrarse en mayor medida con PerfectExpert, si bien es cierto que la integración con la libreta de direcciones de Microsoft Outlook mejora la fusión de documentos.
La conversión de documentos entre Word y WordPerfect aunque, en general, muy bien resuelta, resulta un poco lenta para documentos complejos. En las pruebas experimentamos algunos problemas con la posición original de autoformas y diagramas propios de Word.

Transformando datos con Quattro Pro
Una vez más la compatibilidad con otros programas es una importante característica que aporta esta hoja de cálculo. Manipulando las opciones se puede indicar que la hoja sea compatible con un formato determinado (Excel, Lotus 1,2,3, etc.) o decirle que guarde y abra por defecto en un formato. La apertura de hojas de cálculo de Excel se hace de forma “natural” e interpretando las funciones correctamente (las no reconocidas se señalan en rojo).
Con Quattro Pro “aprovecharse” de un experto para que nos haga el trabajo es cosa sencilla. Por ejemplo, con el experto en herramientas de análisis, tan sólo rellenando la información requerida por el asistente se obtiene desde un plan de amortización hasta una refinanciación de hipoteca. El experto en presupuestos (ver Figura 5) se encarga de generar una hoja de cálculo para llevar el control de gastos de un negocio o del hogar.
A la hora de crear fórmulas el compositor facilita el trabajo gracias a su representación esquemática y a la facultad de contraer/expandir sus elementos (ver Figura 6). Es imprescindible para depurar expresiones complejas. Por cierto, ya no es necesario crear fórmulas para los totales, al teclear la palabra Total en una celda se calculan automáticamente los totales de esa fila. Como contrapartida,

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información