| Artículos | 01 ABR 2006

Windows XP vs Mac OS X

Tags: Histórico
Daniel Comino.
El reciente movimiento que apple ha realizado al adoptar la plataforma x86 en sus equipos hace pensar en un futuro más abierto en el que sistemas operativos, ordenadores y plataformas converjan a favor de los usuarios, ofreciendo soluciones con independencia de la firma que esté detrás de ellas. vamos a identificar las singularidades más importantes que aportan los últimos sistemas operativos de Apple y Microsoft en sus diferentes ofertas.

Históricamente tanto Apple como Microsoft han seguido caminos muy diferentes. Mientras la compañía de Steve Jobs dedicó gran parte de sus esfuerzos a sectores profesionales (como el diseño o la creación de música), Bill Gates tenía en mente algo mucho más ambicioso: situar un ordenador en cada hogar.
No obstante, con el paso del tiempo y la evolución de la tecnología, ambas plataformas han estado condenadas a entenderse, ya que el trabajo en grupo se ha convertido en una pieza clave para el día a día actual, por lo que es muy habitual encontrar empresas en las que coexisten ambas plataformas (PC y Mac) que han de ser compatibles entre sí en pos de un mismo objetivo: generar productos de la mayor calidad posible. Si además de esto tenemos en cuenta que Apple, consciente de las expectativas del mercado, ha ido poco a poco virando hacia el sector menos profesional nos encontramos con que ahora ambos fabricantes tienen ciertos objetivos comunes (tanto a nivel doméstico como profesional) y han de competir para quedarse con la parte más grande posible del pastel.
Paralelamente, otra de las áreas en las que se espera un mayor crecimiento es el ocio, donde tanto Microsoft como Apple tienen grandes esperanzas puestas para los próximos años. No en vano Microsoft cuenta con un sistema operativo específico para este sector, Windows XP Media Center Edition, además de su ampliamente conocida consola de videojuegos, Xbox. Apple, sin embargo, está más supeditada a la evolución de su producto más popular, iPod, con el que espera desarrollar un mercado paralelo, aunque también ha hecho algunas concesiones en este sentido a través de su sistema operativo al incluir las tecnologías Front Row -para crear y reproducir contenidos audiovisuales- y Bonjour, que permite compartir toda esa información a través de redes domésticas.
Por si esto fuera poco, la decisión que tomó Apple de integrar en sus nuevos equipos la arquitectura x86 que ofrecen los procesadores de Intel acerca todavía más ambos productos, poniendo de manifiesto que tanto Microsoft como Apple, quieran o no, están condenadas a entenderse para ofrecer las mejores soluciones a los usuarios con independencia de las siglas que se encuentren detrás de la tecnología que usen, aunque si prestamos atención a la cuota de mercado (tanto de usuarios domésticos como de empresas) Microsoft es el líder indiscutible con cerca del 90% de equipos con Windows.
No obstante, a pesar de que cuentan con la misma arquitectura en sus sistemas, lo cierto es que actualmente entre los dos sistemas operativos existen profundas diferencias. Vamos a repasar las más importantes.

Apple y Unix
La evolución de los sistemas operativos ha jugado un papel muy relevante en el desarrollo del mercado. De hecho uno de los movimientos más inteligentes por parte de Apple se produjo en 2001, cuando decidió lanzar su sistema operativo Mac OS X. Este lanzamiento supuso un cambio muy radical para sus usuarios más arraigados, ya que además de una fuerte evolución en la interfaz también se incluían sustanciales mejoras en el núcleo del sistema que provocaban ciertas incompatibilidades de software, por lo que era necesario lanzar un emulador del sistema Mac OS para continuar ejecutando las anteriores aplicaciones en Mac OS X. La principal novedad que trajo consigo Mac OS X fue la inclusión de la plataforma UNIX BSD en su núcleo, dando como resultado el denominado núcleo Darwin. Una de las ventajas más importantes de este sistema es su naturaleza de plataforma abierta, por lo que cualquier usuario puede desarrollar sus propias mejoras, aunque han de pasar previamente por el filtro de Apple para formar parte del sistema oficial, que se queda en cualquier caso con todos los derechos intelectuales del sistema operativo.
Además, con el fin de continuar apostando por la sencillez de manejo en todos sus sistemas, Apple desarrolló Aqua, que es el nombre de la interfaz gráfica de usuario (GUI) que muestra Mac OS X.

Microsoft y la seguridad
Uno de los aspectos más importantes de un sistema operativo es el nivel de seguridad que ofrece al usuario, y es donde Microsoft ha demostrado tener su talón de Aquiles históricamente, probablemente no por el hecho de tratarse de un producto inseguro (o más inseguro que otros), sino porque, al ser el sistema operativo más utilizado, existe un mayor número de personas analizando cada recoveco, lo que provoca que una vulnerabilidad afecte a un mayor número de usuarios, aumentando su repercusión.
Sea como fuere lo cierto es que ya con Windows XP se ha notado un mayor compromiso por parte de la compañía de Bill Gates (sobre todo con la salida del Service Pack 2). A partir de entonces ha quedado patente la seriedad con la que Microsoft se ha tomado la privacidad e integridad de los datos almacenados y las comunicaciones a través de Windows XP. De hecho uno de los servicios más activos del sistema operativo es su servicio gratuito Windows Update (www.windowsupdate.com), desde donde se distribuyen parches, mejoras o actualizaciones del sistema. No obstante, esta posibilidad no está exenta de polémica, ya que Windows Update se actualiza el segundo martes de cada mes, lo que significa que si se publica algún agujero de seguridad con posterioridad, el usuario debe esperar al siguiente boletín, lo que no parece la forma más óptima para garantizar la seguridad de sus clientes. La compañía ha roto este plazo tan sólo una vez, cuando se conoció la vulnerabilidad en el procesamiento WMF, hecho que obligó a la empresa a adelantar la publicación del parche a principios de enero.
A nivel de seguridad, si contamos con Windows XP Service Pack 2 tenemos un sistema bastante más seguro en el que encontramos soluciones como el cortafuegos integrado, la nueva interfaz para redes inalámbricas, una mejor gestión de estas redes (cerrando puertos y servicios por defecto), etc.
Por su parte Mac OS X, cuyo núcleo está basado en Unix BSD (un sistema bastante robusto por definición) es uno de los beneficiados en esta materia, ya que es bastante conservador en las configuraciones por defecto. De hecho, todos los puertos vienen cerrados por omisión y los servicios más susceptibles de ser atacados (compartir recursos o datos) están detenidos. Mac OS X Tiger también cuenta con un cortafuegos personal que permite securizar las comunicaciones desde equipos externos. Al igual que ocurre en Windows XP, Mac OS X cuenta con el servicio de actualizaciones automáticas (www.apple.com/support/downloads), accesible desde el menú del Mac y que permite mantener el sistema al día en todo momento. Aunque éstas no son las únicas características que refuerzan el aspecto de la seguridad en los Macintosh, también es compatible con autenticación Kerberos para acceder a redes privadas virtuales (VPN) y puede gestionar certificados de grupos reducidos, entre otras.

Tiger vs XP SP2
Aunque no se podrían comparar y puntuar objetivamente las características, rendim

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información