| Artículos | 01 NOV 2001

Windows XP: instalación paso a paso

Tags: Histórico
Laboratorio PC World.
La instalación de Windows se ha simplificado hasta tal extremo que prácticamente no hay pasos que seguir. No obstante conviene tener en cuenta algunos puntos antes, durante y después de la misma.

1- ¿Está preparado para Windows XP?
Bajo esta pregunta encontramos toda la información del nuevo sistema en la web de Microsoft. Y realmente lo primero que debe plantearse es si dispone del ordenador necesario para poder instalarlo. Empezando por el software, necesitará tener instalado Windows 98, 98SE o Me para poder instalar XP Home Edition, mientras que la actualización a la edición Professional también puede hacerse desde NT 4.0, 2000 Professional o XP Home Edition. En cualquier otro caso necesitaría una versión completa de Windows XP, pues la actualización no es posible, pero si su ordenador funciona con un sistema operativo anterior a los mencionados es hora de fijarse en el hardware, pues probablemente no tenga suficiente potencia. Es imprescindible un mínimo de 233 MHz, 64 MB de RAM y 1,5 GB de disco duro, aunque se recomienda no bajar de 300 MHz y 128 MB de RAM. En cuanto al disco duro, 1,5 GB es lo que ocupa Windows, a eso deberá añadir lo que necesite para sus programas y ficheros y dejarse un cierto margen; en la práctica necesitará no menos de 3 GB.
Para este artículo hemos probado la actualización desde todos los sistemas permitidos, sin encontrar apenas diferencias entre ellos, pero no hemos considerado el caso de una instalación desde cero, pues lo más habitual será una actualización. En cualquier caso la única diferencia es que habría que arrancar con el CD-ROM y que al principio le preguntará en qué disco y directorio desea hacer la instalación, así como el sistema de archivos, FAT32 o NTFS.

2- ¿Es compatible el sistema 100%?
Pero cumplir los requisitos mínimos no es garantía de poder instalar Windows XP sin ningún contratiempo, pues algunos dispositivos pueden no estar soportados. Para evitar sorpresas de última hora conviene que compruebe su PC incluso antes de comprar el software. Puede hacerlo descargando el archivo Upgrade Advisor de la web de Microsoft, concretamente en www.mi crosoft.com/ windowsxp/home/howtobuy/upgrading/advisor.asp. Este archivo ocupa 32 MB, pero si ya ha adquirido Windows XP no necesita descargarlo, pues en el CD-ROM se incluye una opción de comprobación.
Una vez descargado, ejecútelo, acepte la licencia y permítale que se actualice con la última lista de compatibilidades a través de la web (más descargas). El programa comprobará su configuración y le avisará de las incompatibilidades de software y hardware. El problema es que el programa sólo está en inglés y presupone que se va a instalar un sistema en inglés, por lo que si su actual sistema está en otro idioma, esto se considerará un problema insalvable y no se harán mas comprobaciones, dejando al usuario igual que estaba. Microsoft nos ha informado que más adelante estará disponible en castellano.

3- Comienza la instalación
Nada más introducir el CD de Windows XP en la unidad (si autorun está activado) aparecerá un menú con tres opciones que, de final a principio, son las siguientes:
- Comprobar compatibilidad del sistema: esta función es similar a la comentada en el punto anterior, pero consiste en un parámetro del propio programa de instalación en lugar de un programa aparte. Como está en castellano funciona correctamente y nos detecta algunas incompatibilidades (aunque tampoco todas). En el caso que hemos capturado nos detectó las impresoras y el software de grabación de CD como incompatibles, además de una carencia de espacio en el disco, ofreciéndonos soluciones para cada caso. No detectó, por ejemplo, el Partition Magic 6 y Drive Image 4, que no soportan las nuevas particiones NTFS y precisan actualización.
- Realizar tareas adicionales: nos conduce a otro menú desde el que podemos instalar algunas características, como la conexión a escritorio remoto, configurar una pequeña red, transferir la configuración de otro PC o ver las notas de la versión, donde se detallan algunos problemas conocidos.
- Instalar Windows XP: no necesita explicación. Pinchando en él se iniciará el proceso de instalación, de modo que eso es lo que haremos.
Si después de haber instalado el sistema volvemos a meter el CD-ROM, veremos que surge una cuarta opción en el menú: Instalar componentes opcionales de Windows, que nos conduce al asistente para agregar componentes de Windows, el mismo al que podemos acceder desde el panel de control.

4- Primeras comprobaciones del instalador
Nada más comenzar la actualización del sistema, se mostrará el contrato de licencia, siendo necesario aceptarlo para poder seguir. Acto seguido habrá que introducir el número de registro o Product Key que encontraremos en la caja del producto. Como ya es habitual, se trata de 25 caracteres alfanuméricos agrupados de cinco en cinco.
Lo que ocurra en este punto depende del sistema que hubiese previamente en su PC. Si era un Windows 98, 98 SE o Me le aparecerá la opción de guardar una copia de seguridad del sistema antiguo para poder desinstalar XP. Si utiliza NT4 ó 2000 esta pregunta no aparecerá, pues no es posible la desinstalación.
A continuación se le preguntará si desea obtener los últimos archivos de instalación de Internet. El objeto de esto es dar soporte a los periféricos cuyos controladores se desarrollen con posterioridad al lanzamiento del sistema. Dentro de algún tiempo la respuesta adecuada será sí, pero en este momento, con el sistema recién comercializado no hay archivos nuevos, por lo que contestamos que no.
Ahora el sistema comienza a detectar posibles incompatibilidades. En realidad utiliza el mismo proceso que cuando ejecutamos la última opción del menú principal, por lo que si no lo hemos hecho (y corregido) antes, nos advertirá ahora de lo que detecte. Una vez pasado este punto se copian los archivos básicos al disco duro y se reinicia la máquina.

5- Instalando el sistema
A continuación pasarán unos minutos durante los cuales el ordenador va instalando archivos para, tras reiniciar dos veces la máquina, arrancar por fin con el nuevo Windows XP. El tiempo de la instalación variará en función de nuestro ordenador, pero será suficiente como para dejarlo solo y volver pasado un rato a ver si ha terminado. A diferencia de otras versiones anteriores, durante todo este proceso no precisa de ninguna intervención del usuario, puesto que ni siquiera da opción a hacer variaciones en la instalación. Ahora siempre se realiza una instalación completa.

6- Activar el sistema
Una vez que haya completado la instalación lo adecuado es activar la licencia. No obstante dispone de 30 días para hacerlo y el sistema se lo recordará mediante un icono en el área de notificación. Puede hacer la activación desde este mismo icono o bien dirigirse a un lugar donde siempre estará: Inicio•Todos los programas•Accesorios•Herramientas del sistema•Activar Windows. Estando conectado a Internet, bastará con seguir un par de pasos para que la activación se complete satisfactoriamente. Por teléfono tampoco tiene ninguna complicación.

7- Configuración de usuarios
Al final de la instalación, salvo en el caso de actualizar

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información