| Artículos | 01 FEB 2007

Windows Longhorn Server Core: El servidor en su mínima expresión

Tags: Histórico
Posiblemente todavía no sea un gran conocido, pero en los próximos meses seguro que no parará de oír hablar o de leer acerca de Windows “Longhorn” Server, la próxima gran perla de la factoría de Microsoft. El que será el próximo sistema operativo servidor de la compañía, presenta la posibilidad de trabajar con línea de comandos, algo que algunos usuarios echaban de menos. Conozca todos los detalles de esta posibilidad.

Aún recuerdo una tarde hace muchos años cuando siendo niño recibí en mi casa mi primer ordenador con MS-Dos. La línea de comandos me cautivo completamente, pase tantas horas seguidas delante del ordenador que cuando me fui a la cama y cerré los ojos, en la esquina superior izquierda de la oscuridad apareció “c:\”.
Desde entonces, siempre me ha gustado hacer las cosas desde la línea de comando o mediante scripts.
Así que, con este pasado tan “geek” es normal que, cuando supe que Microsoft pensaba incluir en su nuevo sistema operativo de servidor “Longhorn” un tipo de instalación llamada “Core”, que eliminaría la interfaz gráfica, mi curiosidad se despertara y quisiera profundizar mis conocimientos en la materia.

Ventajas
En el capítulo de las ventajas hay que comentar que la instalación “Core” no sólo quita la interfaz gráfica, sino que también aporta otras ventajas mucho más interesantes. Cuando instalamos Longhorn en modo “Core”, ponemos a nuestra disposición un sistema operativo con los componentes mínimos necesarios para correr un sistema básico. De esta forma, se consumen muchos menos recursos en el servidor y se reduce la superficie de ataque, con lo cual también tenemos un sistema aún más seguro.
Otra de las ventajas de esta modalidad es que usando el modo Core ahorramos espacio en disco (ya que la instalación completa ocupa algo más de 1GB), y memoria RAM, dado que este tipo de instalación no usa el sistema grafico de Windows ni corre componentes innecesarios para el rol que hayamos decidido correr.
Asimismo, una ventaja importante que conviene aclarar es que productos de servidor, como ISA o Exchange, podrán funcionar bajo una instalación “Core”.
No obstante, como un equipo de estas características recién instalado vale para poco, podremos activar algunos roles según la funcionalidad que deseemos obtener del servidor.

Roles
Aunque es posible que antes del lanzamiento de Longhorn (e incluso después del mismo), el numero de roles se amplié, a día de hoy podemos usar la instalación “Core” con los siguientes roles: Servidor DHCP, Servidor DNS, Servidor de Ficheros y Directorio Activo. En esta lista temporal, uno de los roles que faltan es el de Servidor web (IIS), al que considero un claro candidato en un futuro. Por último, se sabe también que existirá un rol para el servidor de maquinas virtuales y para WINS.
No obstante, aunque hemos comentado que una instalación en modo “Core” sólo puede soportar unos roles específicos, una vez instalados podremos mejorar nuestro sistema incluyendo las siguientes funcionalidades:

- Tolerancia a fallos: aunque tengamos una instalación mínima, es posible establecer un cluster aportando así tolerancia a fallos. Podremos incluir varios servidores en el cluster, de forma que si alguno deja de estar operativo, otro servidor se haga cargo de sus servicios. De todas formas, es importante reseñar que el modo de tolerancia a fallos estará disponible únicamente si instalamos la versión Enterprise de Longhorn.
- Balanceo de carga: En caso de que, por capacidad y disponibilidad, necesitemos más de un servidor para prestar un servicio (siempre que dicho servicio sea balanceable, claro está), podremos configurar balanceo de carga “NLB” (Network Load Balancing).
- Multipath IO: Con esta tecnología es posible tener más de una conexión con los dispositivos de almacenamiento externos de tipo SAN (Storage Area Network), de forma que la avería de una tarjeta, o la desconexión de un cable, no supongan la perdida de conexión con el almacenamiento.
- Bitlocker: Seguro que a alguno de nuestros lectores le suena esta funcionalidad, incorporada igualmente en Windows Vista, que permite encriptar discos duros completos, de tal forma que no se pueda acceder a su contenido si se conecta el disco duro a otro ordenador, o se arranca con otro sistema operativo. Bitlocker también protege al servidor de arrancar si el sistema operativo ha sido modificado. Pues bien, ahora también está disponible en Longhorn Server.
- Otras funcionalidades: Longhorn “Core” también permite el trabajo con backups, dispositivos de almacenamiento removibles, SNMP y dispone del subsistema para aplicaciones basadas en UNIX.

Administrando un Longhorn “Core”
Antes hemos comentado que en una instalación de tipo “Core” no hay interfaz grafica, por lo tanto, seguramente se esté preguntando cómo se administra un Longhorn “Core”. La respuesta es múltiple:

- Línea de comando: es posible administrar Windows en remoto o local desde la línea de comando. Además, Longhorn permitirá usar la tecnología PowerShell (lenguaje de scripts) para hacer más sencillo y potente este tipo de administración. Tanto Longhorn como Vista soportan WS-Management (Web Services For Management), que es un sistema de administración basado en servicios Web y que está basado en un acuerdo entre Microsoft, AMD, Dell, Intel y Sun.
- Terminal Server (en remoto): otra de las vías de administración es mediante una sesión de terminal contra un servidor Longhorn “Core” (aunque sólo veremos una ventana de comandos).
- MMC (en remoto): La mayoría de las herramientas graficas de administración de Microsoft están basadas en MMC (Microsoft Management Console). Es posible ejecutar las MMC desde otras maquinas con Windows y conectarlas al servidor corriendo en modo “Core”. Igualmente, las herramientas de administración que no son MMC, pero que permiten conectar a un servidor remoto, también nos permitirán administrar nuestro Longhorn desde otra máquina.

Instalando un Longhorn en modo “Core”
La instalación será la habitual que nos encontramos en Windows Server, excepto que en el proceso habremos de seleccionar que queremos instalar la versión “Core”, como se muestra en la imagen. La tecnología de instalación es la misma que en Vista, usando el formato de imagen WIM.
Este tipo de instalación se basa en una imagen que se copia del DVD al disco duro, donde se descomprime, lo que reduce el tiempo que tarda en instalarse el sistema.
Aunque dependerá fundamentalmente de la maquina, Longhorn tarda en instalarse unos 15-25 minutos. Por último, también es posible instalar Longhorn usando WDS (Windows Deployment Services, del que ya hablamos en PC World en el número 236, correspondiente al pasado mes de noviembre).
Una vez instalado, Longhorn nos recibirá con una pantalla de crtl +alt +delete, similar a la de Windows Vista. Tendremos que entrar con el usuario administrador y sin clave, algo que luego cambiaremos por razones obvias de seguridad.

Primeros pasos
Los primeros pasos con Longhorn son aquellos que le enseñarán a apreciar lo fácil que es hacer ciertas cosas con la interfaz de Windows.
Nuestra primera acción ser

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información