| Artículos | 01 MAY 2000

Windows 2000 a vista de pájaro

Tags: Histórico
José M. Alarcón.
Este es el primer artículo de una breve serie en la que trataremos de describir con cierta profundidad las novedades más interesantes del actual buque insignia de Microsoft: Windows 2000.

Por ser esta la primera entrega de la serie vamos a intentar ofrecer un visión general del sistema operativo y sus novedades. En posteriores artículos nos centraremos con mayor profundidad en las características más importantes desde el punto de vista del usuario y administrador. No entraremos en materias relacionadas con el desarrollo de software. Veamos, pues, una somera introducción a las nuevas características del sistema.

Facilidad de manejo y administración
Una de las cosas que más arredraban a los usuarios de Windows a la hora de adoptar el uso del sistema operativo más avanzado de Microsoft, era, sin duda, la dificultad de administración de los sistemas NT. A partir de la versión 4.0 de Windows NT, la interfaz de usuario se hizo idéntica a la de Windows 95, pero esa apariencia amable no implicó que ambos sistemas fueran igualmente simples de usar. Algo tan habitualmente sencillo en Windows 9x como es agregar un nuevo dispositivo al sistema, se puede convertir en una pesadilla en Windows NT.
Con la aparición de Windows 98 se ofrecieron grandes mejoras para el usuario, incluyendo integración de todo el sistema con el web, soporte para varios monitores, mejoras en tecnologías multimedia, en administración de energía, mayor soporte de hardware, muchas más tareas automatizadas mediante asistentes, etc. Los usuarios de Windows NT no disponían de la mayoría de estas cosas.
Los diferentes Services Pack para NT y, sobre todo, el Option Pack para Windows NT ofrecido de manera gratuita por Microsoft a finales de 1997, introdujeron importantísimas mejoras en este sistema operativo. Algunas de estas novedades como Internet Information Server 4, Microsoft Transaction Server o la consola de administración (MMC) supusieron enormes mejoras. La instalación del Option Pack era casi preceptivo y muchas de sus características eran precursoras de lo que iba a traer finalmente Windows 2000.
De cara al usuario de Windows NT, el nuevo Windows 2000 ofrece características como las siguientes:
· Integración del navegador con el escritorio (Active Desktop): ya disponible “de fábrica” en Windows 98, se podía conseguir en NT instalándola con la versión 4 o superior de Internet Explorer.
· Servicio de Fax: ahora podremos recibir y enviar faxes directamente desde Windows 2000 si disponemos de un módem instalado, algo que se echaba tremendamente en falta en Windows NT.
· Soporte para DVD
· Soporte de varios monitores al mismo tiempo: al igual que en Windows 98, si disponemos de más de una tarjeta gráfica conectada al sistema se nos permite hacer uso de varios monitores, con la comodidad que ello supone. Podemos tener una documentación abierta en un monitor para su consulta, mientras en otro estamos programando o escribiendo un informe, y en otro aparecen los resultados de la bolsa sacados de Internet. No tendremos que ir alternando entre las ventanas para ver su contenido.
· Soporte para DirectX
· Planificador de tareas
· Gestión de la impresión mejorada: ahora, tareas como agregar nuevas impresoras, buscar impresoras con características determinadas dentro de la red o controlar las colas de impresión, se pueden realizar desde los propios diálogos comunes de impresión. La figura 1 muestra un ejemplo de dicho diálogo obtenido seleccionando la opción Imprimir desde el propio bloc de notas de Windows.
· Agrupación de las comunicaciones: en Windows 2000 se contemplan en la misma categoría las conexiones dentro de la red local que las conexiones a Internet o a otro tipo de redes. Esto facilita mucho la administración. Incluso se ofrecen estadísticas e información de todas estas conexiones independientemente de su naturaleza.
· Mejoras en las búsquedas de recursos: no sólo son más flexibles las búsquedas de archivos (sólo hay que ver la figura 2), sino que todo tipo de búsqueda se ha hecho más flexible. Por ejemplo, podemos hacer una búsqueda en nuestra red, tan completa que nos diga qué impresoras en color en la red tienen capacidad para imprimir a doble cara, a tamaño A3, con grapas, a más de 8 páginas por minuto y 2 MB de memoria.
· Trabajo con archivos de la red: incluso cuando estamos desconectados: nunca perderá el acceso a documentos o aplicaciones de la red que considere críticas, gracias al sistema Intellimirror. Éste permite al sistema operativo mantener duplicada y sincronizada la información más importante en los clientes y servidores. De este modo si pierde la conexión con el servidor, podrá seguir trabajando con el documento de red. Este sistema funciona también a la inversa, para que la configuración importante de los clientes se pueda mantener en el servidor, de forma que si un usuario cambia de equipo dispondrá de la misma configuración del escritorio, las mismas aplicaciones y documentos sin hacer nada especial.
· Un impresionante sistema de ayuda en línea que nos permitirá resolver cualquier duda en cuestión de poco tiempo.

Facilidades para los administradores
De cara al administrador de sistemas y redes, Windows 2000 proporciona muchas mejoras respecto a Windows NT.
Esto se puede ver desde el propio proceso de instalación, que es más sencillo e intuitivo que nunca. Además, para facilitar la migración a Windows 2000 en redes grandes se proporcionan herramientas como RIS (Remote Installation Services), que permite efectuar instalaciones remotas del sistema a través de la red.
La administración de un sistema Windows 2000 es más sencilla gracias a la consola de administración (MMC). En la MMC ofrecida por el Option Pack 4 eran muy pocas las tareas que se podían realizar (gestionar IIS y poco más). Ahora todas las aplicaciones de administración del sistema (administracdor de usuarios, administrador de discos, el visor de sucesos, gestión de servicios, etc..) se han escrito como extensiones (snap-ins) de MMC, de forma que se utilizarán de una manera sencilla y consistente incluso por los administradores más noveles. Además MMC permite la creación de consolas de administración personalizadas (ver figura 3). De este modo crearemos consolas adaptadas a las tareas que debamos realizar (nosotros o nuestros usuarios) evitando el engorro de una única consola donde existan demasiadas posibilidades o que éstas sean demasiado avanzadas.
La administración de los entornos de escritorio se ha simplificado gracias al directorio activo (ver más adelante) y a las políticas de grupo. Se puede conceder y denegar el acceso a aplicaciones, recursos de red, configuraciones, etc... desde las directivas del directorio activo, controladas con MMC.
Aparte de los servicios de terminal de Windows 2000 (ver cuadro al margen con el mismo título), para administrar de manera remota un servidor basta con usar la típica herramienta Telnet. Ahora todos los servidores Windows 2000 vienen con un servidor Telnet incorporado que soporta dos conexiones simultáneas. De este modo basta con usar un cliente Telnet (incluido en casi cualquier sistema operativo) para poder acceder al servidor que deseemos. Cuando entremos en él aparecerá el símbolo del sistema y es cómo si estuviésemos delante de una ventana de MS-DOS. A través de Telnet enviaremos todo ti

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información