| Artículos | 01 OCT 1996

Visual Test y Visual SourceSafe 4.0: Herramientas de ayuda al programador

Tags: Histórico
Complementos para el desarrollo de proyectos
Jaime Peña.

Visual Test y Visual SourceSafe 4.0, para comprobaciones automatizadas y control de versiones de archivos de proyectos, son dos complementos ideales para nuestras herramientas de desarrollo.

El diseño de grandes proyectos de software, implica el trabajo en equipo. Es natural que la coordinación de éstos, con constantes variaciones en los códigos fuentes, preocupe a la hora de garantizar que se está trabajando con las versiones más recientes, o mejor, con las más actualizadas que ya han sido comprobadas. Microsoft Visual SourceSafe es un completo y, en ocasiones, complejo, sistema de seguimiento de versiones, protección de archivos e ilustrador de diferencias de código.

Por otra parte, la comprobación final de un ejecutable conlleva serias pruebas de trabajo sobre él, pruebas que suelen implicar operaciones tediosas y repetitivas, en las que hay que garantizar que todos y cada uno de sus cometidos se realizan sin fallos. Aquí entra en juego Microsoft Visual Test, que se encarga, mediante un excelente lenguaje script, de realizar comprobaciones rutinarias, que han sido elaboradas bien de forma interactiva (trabajando sobre el propio programa), bien de forma programada (diseñando con el lenguaje script qué operaciones deseamos realizar).

Trabajando conjuntamente, ambas herramientas visuales (realmente, el término visual sólo tiene cierta justificación, ya que no se implementan operaciones típicas de arrastrar y soltar, o generación de código automatizado a través de iconos, enlaces con el ratón, o semejantes), pueden ser de gran utilidad en ambientes de equipos de trabajo de cierta magnitud. Son ambas altamente productivas, pero no están enfocadas a solventar pequeños atascos de usuarios individuales, de ahí su fuerte apoyo a través de sistemas de red.

Entre ambas, también hay importantes diferencias de entorno de trabajo. Mientras Visual Test se integra en el nuevo y muy productivo Developer Studio, que comparte con Microsoft Visual C++ 4.x, Fortran PowerStation 4.0 y Microsoft Development Library y TechNet; por contra y algo extrañamente (tal vez dictado porque también acompaña a Visual Basic 4.), Microsoft Visual SourceSafe dispone de un entorno propio independiente, semejante al del anterior Visual C++ 2.x. Seguidamente comentaremos qué puede usted esperar de cada una de ellas.

Panorámica de Visual Test

En pocas palabras, Visual test es un sistema de automatización de comprobación de aplicaciones. Esto es, mediante un sistema de lenguaje propietario, podremos diseñar ejecuciones de aplicaciones, en la que se realizan todo tipo de operaciones (apertura de la aplicación, selección de opciones de menú, carga de archivos, ediciones, trabajo sobre la propia aplicación, cierre, impresiones, etc.) de forma automática, sin precisar de la atención del operador. Visual Test se hace con todo el sistema y detecta los errores que puedan producirse, dando, finalmente, un informe detallado del comportamiento de la aplicación.

Visual Test permite realizar ciclos de operaciones, de forma que el trabajo puede ser intensivo y así estudiar situaciones críticas o en las cuales haya corrupción de memoria o no liberación de recursos del sistema. Dado que los test se almacenan como scripts, es muy sencillo repetir prueba tras prueba, conforme se recodifica, compila y depura el programa que estamos desarrollando.

En el modo más habitual de trabajo, se diseña una prueba en forma de los denominados escenarios. Prepararemos el terreno conforme nos interese, por ejemplo llevando al límite la carga de otras aplicaciones en el sistema, para exprimir la memoria, luego cargaremos la aplicación y trabajaremos manualmente sobre ella. Una utilidad complementaria, captará todos estos procesos y, automáticamente, los convierte en código de Visual Test. Ese será el código que se ejecutará cuando lo deseemos, reproduciendo exactamente los pasos realizados. También, lógicamente, será sencillo modificar manualmente (codificar) otras operaciones complementarias.

La información servida por Visual Test se expone en una ventana de fichas, con los apartados Viewport, Find in Files, Debug y Build. La fundamental es Viewport, que nos proporciona la traza, línea a línea, de dónde se producen errores, su código y texto y otras informaciones, tales que tiempos de ejecución. Con todo, Visual Test, en su entorno principal, es el lugar en que se planifican las pruebas; será en el Suite Manager (véase mas abajo) en donde podremos definir las pruebas y seguir la pista, con más detalle, de todos los procesos.

Actualmente, se dispone de versiones para Intel: Visual Test 4.0 (versión para Windows 95 y para Windows NT, de 32-bits) y Visual Test 3.0 (para utilizar en Windows 3.x, de 16-bits). Para un futuro, que se anuncia próximo, hay previstas versiones para Windows NT sobre plataformas MIPS, Alpha de Digital y PowerPC.

Escenarios y lenguaje script

Cada una de las pruebas que se ejecutan, se denomina un escenario. Dentro de un mismo archivo de proyecto de Visual Test puede haber varios archivos de pruebas y en cada uno múltiples escenarios, que se ejecutarán secuencialmente. Los escenarios pueden crearse por codificación manual, o mas habitualmente utilizando el denominado Scenario Recorder.

El Scenario Recorder es de funcionamiento muy similar a una grabadora de macros, pero con la potencia añadida de poder trabajar sobre cualquier aplicación que queramos probar. Una vez arrancado desde Visual Test, comenzaremos nuestra sesión de trabajo, en la que se abrirán aplicaciones, seleccionarán opciones de menú, trabajaremos con cajas de diálogo, listas desplegables, carga de archivos, botones de comando, etc. Finalizada la sesión, indicaremos al Scenario Recorder que cree el código script correspondiente a las tareas realizadas. Eso aparecerá en una ventana de Visual Test.

Posteriormente, podremos comprobar nuestras pruebas, ejecutando dicho script y, en su caso, almacenarlo como un archivo del proyecto o insertarlo como un nuevo escenario en otro anterior. Dado que el trabajo manual puede conllevar errores de selección, repeticiones, retrasos buscando opciones, etc., ahora comenzará la labor de depuración del script, de forma que se añadirán o eliminarán líneas de código manualmente.

A pesar de que su funcionamiento es correcto en líneas generales, hemos notado algunos inconvenientes. Por ejemplo, el Scenario Recorder, no es capaz de ejecutar acciones que llamen a la Barra de tareas de Windows 95 cuando está oculta. Para reproducir éstas acciones, deberá seleccionar un estado de la Barra de tareas de forma que no se oculte automáticamente. También hemos notado problemas en el Explorador de Windows ya que, en ocasiones, tiene dificultades en localizar carpetas que estén ocultas al abrirlo (en las que deberemos mover la barra de desplazamiento). Con todo, en muchos casos no se trata de errores o inconvenientes de mayor entidad, aunque sí algo molestos. Otros, ya son modos de operar que pueden llevar a problemas mas serios.

Su lenguaje de programación es bastante simple de aprender para los que conozcan los fundamentos del lenguaje BASIC avanzado, aunque parece algo críptico a la hora de referenciar secuencias de selección en cajas de listas, o en árboles de directorios, ya que utiliza numeraciones de posiciones relativas. Claro está, no es lo más probable que codifiquemos eso manualmente, lo habitual será ejecutar las acciones y dejar que el Scenario Recorder cree el código correspondiente.

Entre las funciones disponibles, hay un gran número de ellas enfocadas a controlar el proceso, detectar errores, referenciar desviaciones en cálculos, lanzar mensajes de ejecución, insertar datos (simulando entradas de teclado o ratón por parte de los usuarios), controlar flujos y bifurcaciones, etc. Dominarlo en su totalidad le llevará su tiempo, pero, siempre at

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información