| Artículos | 01 SEP 1995

Vistapro 3 for Windows

Tags: Histórico
Creación de paisajes realistas simplificada al máximo
Ramón Montero.

Programa con metodología fractal que le permitirá crear paisajes espectactulares de una forma simple y fácil.

Vistapro es uno de esos programas que sorprenden especialmente a los usuarios la primera vez que se utiliza. Sus características de generación de paisajes tridimensionales y sus posibilidades para obtener instantáneas y navegaciones de forma automática, hacen posible que se puedan conseguir escenas naturales de apariencia real sin precisar de conocimientos especiales de modelado espacial ni de cualidades artísticas profesionales; no requiere más que introducir en el programa nuestros deseos al respecto, de manera tal que sorprende por su sencillez y eficacia.

Aunque Vistapro no utiliza herramientas originales en el campo del diseño, sí es singular en la combinación de éstas en un único programa y en las facilidades automatizadas de generación de entidades, haciendo posible que los usuarios, sean o no profesionales, trabajen con conceptos complejos tales como fractales, texturas y levantamientos topográficos.

Que un usuario inexperto pueda conseguir un paisaje de gran calidad, que incluya montañas, ríos, bosques, nieve, nubes, niebla, etc. sin más que elegir el fichero que contiene el relieve del terreno, fijar las condiciones de las entidades naturales y marcar la posición de la cámara, después de poco más de una hora de haberlo instalado, es un privilegio restringido a muy pocos programas. Conseguir instantáneas y animaciones de gran vistosidad, similares a las que observamos en las exposiciones, en los juegos o en las presentaciones multimedia, está al alcance de cualquier usuario de Vistapro 3 for Windows que tenga una gran imaginación.

Pero Vistapro no solo tiene interés para los usuarios que desean generar paisajes vistosos, ya que los profesionales de la ingeniería, arquitectura, topografía, infografía, educación y ocio, pueden sacar mucho partido de su capacidad de control de áreas determinadas de terrenos, paisajes, elementos de la naturaleza, monumentos, etc.

Pero, ¿qué es realmente Vistapro? Vistapro es un programa de simulación de paisajes tridimensionales que utiliza técnicas matemáticas basadas en fractales para conseguir apariencia natural. Utilizando el formato DEM (Digital Elevation Model), de la institución United States Geological Durvey (USGD), es capaz de generar paisajes del mundo real con gran detalle. Su fundamento de trabajo con fractales le capacita para conseguir múltiples variaciones de una misma base de datos gráfica, alcanzando tantas combinaciones posibles, que el usuario tiende a considerar como infinitas. Con modificar un simple valor, se consigue un resultado diferente, lo que permite dar rienda suelta a la imaginación de cualquier usuario y conseguir soluciones personales fácilmente.

Condiciones del programa

Vistapro no es un programa nuevo en el mercado, tal como se deduce del número de versión. Tampoco es un programa diseñado inicialmente para Windows, pues las primeras versiones corrieron en DOS y todavía se comercializa la última versión para este entorno (con posibilidades similares a las de Windows). La versión que he analizado se incluye en soporte de CD-ROM, pero también se puede conseguir en disquetes, aunque se pierden la mayoría de los ficheros de apoyo y pierde parte de su potencia.

Sus requerimientos mínimos se concretan en un 386 con 4 MB de RAM, disco duro con 5 MB libres, un lector de CD-ROM o de disquetes (según sea la versión), un sistema de vídeo VGA y Windows 3.1, pero cualquier programa de diseño gráfico precisa de un equipo más potente para trabajar con comodidad, y Vistapro no es precisamente una excepción.

Su capacidad de crear paisajes tridimensionales le pide que el procesador sea lo más rápido posible, para acortar al máximo el tiempo de generación de las escenas. Un 486DX-33 es el mínimo ordenador recomendable para trabajar con este programa, siendo ideal poder emplear un 486DX2-66 o superior.

El sistema de vídeo es otro de los elementos importantes para Vistapro, debiendo soportar al menos una resolución de 640x480 puntos, aunque sería adecuado disponer de resoluciones más altas. Disponer de 256 colores es necesario, ya que es la paleta menor que utiliza, pero para conseguir los mejores resultados, un modo de vídeo True Color (24 bits) es lo ideal (alguna función solo trabaja en ese modo). Y por supuesto, no hay que olvidar la importancia que tiene la velocidad en este tipo de procesos, aconsejándose utilizar placas gráficas aceleradoras.

El componente que más condiciona el trabajo con Vistapro 3 es la memoria, ya que dependiendo de la complejidad del paisaje, de la resolución de la escena y del número de colores, se precisa de cantidades que van desde 3 MB hasta un máximo de 118 MB, aunque ésta última sólo se requiere si se trabaja con el mayor número de posibilidades. El lector se puede hacer una idea de sus necesidades (y también de sus posibilidades), si suma un consumo fijo de 1 MB a los valores de las tablas 1 y 2, en las que se reflejan las necesidades de memoria del programa dependiendo de la complejidad del paisaje, de la resolución de la imagen y del número de colores. Así, por ejemplo, si queremos conseguir una imagen de una escena de complejidad normal, con una resolución de 1.024x768 y 256 colores, se precisarían 1 + 0,8 + 2 = 3,8 MB de memoria. En el caso de que no se disponga de la memoria necesaria, Vistapro utiliza el disco duro como memoria virtual, a costa de reducir la velocidad de trabajo.

Forma de trabajo

Vistapro es un programa muy potente y al mismo tiempo muy simple de usar. La labor del usuario consiste en cargar la representación del paisaje, definir los parámetros de la escena, marcar las condiciones de la cámara, incluir los elementos naturales que interesen (árboles, ríos, etc.) y dar la orden de realizar la representación realista (rendering).

Todas estas acciones, que pueden parecer complicadas, se simplifican con una interfaz en la que se muestra la vista superior del paisaje en la parte de la izquierda, la barra de menús en la parte superior y los botones y casillas de control en la zona derecha de la pantalla, de tal manera, que según vamos activando botones y fijando valores, podemos ver su repercusión en la ventana del paisaje.

En la figura 1 se muestran los pasos de un proceso real simplificado. En primer lugar se importa la descripción gráfica del paisaje con el menú Load, a continuación, con los menúes Image y Quality, se ajustan los parámetros de la imagen que deseamos conseguir. Después, a través de las herramientas de la zona derecha de la pantalla, fijamos los elementos que van a completar el paisaje. Luego, situamos mediante el ratón la cámara en la posición idónea, también se especifican los datos de iluminación de la escena, y por último, damos la orden de generar la imagen, pasando entonces a otra pantalla donde se muestra el resultado.

Ya he comentado que Vistapro importa y exporta ficheros DEM, lo que nos da acceso a la mayor parte del territorio de E.E.U.U. y a buena parte del resto del mundo (de los que se incluyen cerca de 3.000 en el CD-ROM), pero también admite la entrada de otros tipos de ficheros, entre los que se encuentran los formatos PCX, Targa24 y BMP24.

¿Cómo es posible que un fichero de mapa de puntos proporcione la información necesaria para definir un terreno? La respuesta está en los colores de la imagen, ya que Vistapro imagina que cada figura es la vista superior o aérea del terreno, adjudicando la tercera dimensión según sea el color de cada punto, y así, a los colores verdes, les corresponden alturas pequeñas (valles), a los marrones, les adjudica más altura (montañas), a los grises y blancos les asigna las mayores alturas (cumbres nevadas), etc., distinguiendo tonalidades claras y oscuras para definir las pendientes, tal como podemos ver en la m

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información