| Artículos | 01 OCT 1995

VisPro/C y C++ 1.01 para OS/2

Tags: Histórico
Herramientas de diseño visual de aplicaciones
Jaime Peña.

Dentro de la programación bajo OS/2, HockWare nos proporciona dos nuevas aplicaciones para el diseño visual de programas en C y en C++.

HockWare es una empresa de reconocido prestigio dentro del mundo de la programación visual en OS/2. Hasta el presente, su producto más prestigioso era VisPro/REXX, una herramienta para el diseño visual de aplicaciones en lenguaje interpretado REXX (véase PC World nº 109, abril de 1995). Los nuevos productos, VisPro/C y VisPro/C++, representan un paso adelante en su estrategia de abarcar un ámbito de actuación dentro de la programación más profesional.

Realmente, VisPro/C y VisPro/C++ no son entornos de desarrollo de aplicaciones (al menos tal como debe entenderse en un sentido amplio), ya que dependen de la disponibilidad externa de un compilador. Esto es, ambos generan código compilable, pero no ejecutables; en el caso de VisPro/C precisaremos del compilador de C de IBM (IBM C Set++) para Presentation Manager de OS/2. En el caso de VisPro/C++, además del compilador IBM C Set++, precisaremos de IBM Developers Toolkit for OS/2, ya que usan la biblioteca de clases ICLUI (IBM User Interface Class Library).

En cualquiera de los casos, se puede generar código de manera muy visual, en el que muchas de las operaciones se realizan mediante asignaciones o enlaces con arrastrar y soltar (Drag and Drop). Dispondremos de la totalidad de los recursos Presentations Manager y de otros extras (como gráficos empresariales, hojas de datos, temporalizadores, ...), que dotarán a nuestras aplicaciones de una gran funcionalidad. Además, tanto en su versión C como en la C++, se implementa un motor de gestión de bases de datos compatible con DB2/2. Así, nos acerca, de una forma fácil e intuitiva, al mundo de la programación cliente/servidor, que parece estar en el centro de las miras de mucha de la programación actual.

Algunas de sus capacidades son realmente llamativas; a modo de ejemplo, su object browser (inspector de objetos) nos permite observar toda la jerarquía de clases ICLUI y las de los objetos definidos por nosotros, a la par que podremos crear código para cada función miembro con simples arrastres con el ratón. Los archivos generados (incluido el makefile) están perfectamente documentados, por lo que su mantenimiento ha sido muy simple de realizar. Estas y otras muchas son sus virtudes; defectos también los hemos encontrado, fundamentalmente algunas mejoras que deberían realizarse; se trataría algo así como de borrar las, casi inevitables, marcas que deja cualquier versión 1.0 de un producto de cierta entidad.

El entorno de trabajo de VisPro

VisPro emplea el paradigma de tomar como base un formulario, así, cualquier ventana de VisPro es un formulario sobre el que se insertan elementos (visuales o no). No es nada extraño este modelo, Visual Basic o Borland Delphi, por citar dos aplicaciones visuales de otro entorno, lo usan y todo parece indicar que es lo mejor para un entorno de diseño visual de aplicaciones.

Su apariencia es de ventanas flotantes que incluyen, inicialmente, la principal (View, en sus diversas modalidades de presentación) y la paleta de herramientas con los controles. Algo extraño (e incómodo) es que el formulario sea una ventana hija de la principal, por lo que puede resultar frustrante no poder redimensionarlo hasta ocupar la totalidad de la pantalla. Otros entornos la hacen ser flotante e independiente de la principal del entorno, incluso reduciendo esta a una simple barra en la parte superior de la pantalla. Esa solución es mucho más práctica y sin duda debería tomarse como modelo para sucesivas versiones.

La paleta de herramientas con los controles es, fundamentalmente, el punto básico de inserción de elementos en el formulario. Su método de trabajo es apuntar y hacer, posteriormente, clic en el área de trabajo del formulario. Obviamente, podremos ajustar posiciones, tamaños y demás por medio del ratón. Es muy plausible su forma de ajustes a gradillas, que son definibles en tamaños en puntos por nuestra parte. Si nos resultase molesto la presencia de una ventana flotante, podemos ocultar la paleta de herramientas y acudir a una opción de menú, que también nos muestra opciones con los mismos iconos, no con textos.

El uso del botón derecho del ratón es fundamental en el diseño, siguiendo las pautas de las especificaciones CUA de 1991, coherentemente con todo el Workplace Shell de OS/2. Así, pulsado sobre cualquiera de los elementos, se despliega un menú emergente que nos dará acceso a todas sus propiedades, su árbol jerárquico de las clase (en caso de programarse con la biblioteca ICLUI en VisPro/C++), etc. Algo que debería ser mejorado es el sistema de ayudas. No hay ayudas sensibles sobre los objetos del formulario, así, al pulsar la tecla F1 se accede a la ayuda general, pero no se puede acceder a ayudas contextuales. Por contra, sí dispone de ayudas contextuales en las ventanas de definición de propiedades.

Diseño visual de aplicaciones

Como citábamos más arriba, el entorno de trabajo de VisPro está orientado al diseño visual mediante inserción de objetos en una ventana de formulario. En este sentido, trabaja de forma habitual en estos entornos: selección del objeto en una paleta de herramientas, hacer clic sobre el formulario y redimensionar y ajustar su posición. Una vez hayamos creado todos los elementos de nuestra ventana, hemos de dotar de funcionalidad, con los correspondientes enlaces, a los objetos. Advierta que podremos crear tantas ventanas como precisemos (muy habitualmente, para presentarlas en forma de caja de diálogo).

Para dotar de funcionalidad de cada elemento, disponemos de varios métodos: programación de eventos, enlace de código para coordinar unos con otros, inserción de código mediante arrastrar y soltar (por ejemplo desde la ventana de eventos y la del inspector de objetos), fijar comportamientos de la aplicación en diversas fases (por ejemplo durante su creación), y otras muchas posibilidades.

Con ello, se reduce considerablemente la necesidad de escribir código manualmente; pero, no se evita en su totalidad. Ya en otras ocasiones, advertíamos que no hay ninguna herramienta de diseño visual de aplicaciones y generación de código (utilizada para programación de cierta entidad) que no requiera nuestro concurso en ningún momento. VisPro es una muy avanzada herramienta, pero no deja de ser lo que es y su innovación va en dar un nuevo y eficiente paso adelante, no en ser la solución definitiva a la programación visual en Presentation Manager.

Para que usted se haga una composición de lugar, la ventana principal de VisPro (el View) puede mostrarse en cuatro formatos diferentes: diseño del formulario, bloc de opciones (en forma de bloc de pestañas), árbol de eventos y tabla de elementos (objetos). En todas ellas se puede hacer uso de arrastrar y soltar. Por ejemplo, arrastrando y soltando un botón de comando sobre otro elemento, en el árbol de eventos, nos despliega una lista de posibles acciones a realizar. Si se trata de una de las presentadas (por ejemplo, borrar una ventana) se generará automáticamente el código.

Así, es posible ir a la ventana del árbol jerárquico de objetos (el inspector de objetos) y copiar en el portapapeles código de cualquiera de las funciones miembro de un elemento y pegarlo, con posterioridad, en funciones de respuesta a mensajes o en secciones específica (y predeterminadas por VisPro) del código de la aplicación. Sin duda, excelentes soluciones que, eso sí, requerirán una cierta práctica, aun tratándose de un producto no excesivamente complicado de entender y utilizar. Nos ha sorprendido, eso sí, la escasa información escrita o en línea y los no muchos ejemplos que acompañan al producto. También hemos detectado fallos en la documentación, algo no sorprendente en una primera versión de un producto, que sin duda

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información