| Artículos | 01 NOV 1997

Videoconferencia para RDSI

Tags: Histórico
Intel Business Video Conferencing, PictureTel Live 100, PictureTel Live 200p, Sony PCB-500P y VCON Armada Cruiser 100
Eugenio Barahona, Oscar G. Peinado, Aurelio Llorente y Jaime Taboada.

La videoconferencia sobre líneas telefónicas digitales RDSI ofrece una calidad bastante satisfactoria para los requerimientos generales. En este artículo probamos los equipos que se comercializan en España para entrar en este interesante mundo.

Hace un par de meses publicamos una comparativa sobre kits de videoconferencia para ordenadores PC. En aquella ocasión no incluimos unos kits que por sus características se alejaban de las pretensiones de aquel artículo, ya que se trata de equipos con un precio superior, aunque, eso sí, también con prestaciones superiores. Mientras que los kits de videoconferencia probados entonces suponen una entrada a la videoconferencia, con conexiones a través de Internet, los que probamos ahora utilizan, principalmente, conexiones directas a través de RDSI.

Como seguramente ya conocerá (y si no puede consultar el número del mes pasado en el que se habla extensamente sobre RDSI), las líneas RDSI funcionan con canales de 64 kpbs, existiendo en un acceso básico dos canales de esta velocidad. Los kits de videoconferencia para RDSI pueden realizar conexiones con un canal, con dos, y en algunos casos utilizar hasta 6 canales digitales, aunque con la configuración que se venden la conexión está limitada a dos canales. Para utilizar más canales, sería necesario utilizar tarjetas RDSI adicionales.

Componentes

Los kits incluyen una cámara de vídeo, un sistema de sonido que puede ser un micrófono y altavoces o algún tipo de auricular con micrófono incorporado. En la parte interna, se dispone de una o dos tarjetas de ampliación para el ordenador, que reparte las funciones comunicaciones, y de digitalización de vídeo y audio. En este sentido, algunas tarjetas poseen chips específicos para la compresión de sonido e imagen, mientras que otros dejan estas funciones al procesador del ordenador. Esto hace que los requerimientos del ordenador sean bastante superiores, al tiempo que hace que un uso del procesador por otras aplicaciones, rebaje considerablemente la calidad de la imagen.

La imagen se puede integrar en la señal de vídeo del monitor de dos maneras. Bien escribiendo directamente en la memoria de vídeo de la tarjeta, o bien utilizando técnicas de overlay sobre la señal de vídeo. En esta situación está el kit Live 100 de PictureTel, que incluye también la tarjeta de vídeo, basada en un chip ET4000, lo que hace que el ordenador en el que se monte quede inhabilitado para ciertas aplicaciones que requieren tarjetas de vídeo muy rápidas.

Requerimientos

Los kits de Sony y VCON, necesitan ser instalados con ciertas tarjetas de vídeo de las que se incluyen controladores especiales en el CD-ROM del programa, por lo que la utilización con otras tarjetas puede no resultar operativa. Por ello, si se decanta por uno de estos kits, compruebe que su tarjeta de vídeo está en la lista de las soportadas. Por último el kit de Intel y el Live 200, funciona con cualquier tarjeta de vídeo instalada, escribiendo la información a través del controlador estándar de Windows.

Los kits de videoconferencia suelen ofrecer ciertos problemas en su instalación. Se deben, principalmente, a problemas generados al ser dispositivos que ocupan bastantes recursos, ya sea de interrupciones, puertos E/S o direcciones de memoria. Por ello, cuantos menos recursos libres tenga el ordenador, más probable es que surja algún tipo de incompatibilidad. En ocasiones puede ser necesario prescindir de algún dispositivo ya instalado para poder utilizar el kit de videoconferencia.

En cuanto a las características de sonido y vídeo, los kits probados resultan bastante homogéneos. Utilizan sonido digitalizado en baja calidad, aunque lo suficiente como para utilizarlo en videoconferencia. Normalmente se utilizan dispositivos de audio sin controladores para Windows 95, es decir, que no se pueden utilizar como dispositivos de audio del sistema, con la excepción del kit de Intel.

Agendas

Los programas de videoconferencia cuentan con una agenda en la que se almacenan los interlocutores a los que se suele llamar con el programa. Unos permiten introducir más información que otros, pero lo mínimo es que se puedan incluir los números de teléfono (dos si se utilizan dos canales) o dirección de red, el nombre y alguna descripción.

A partir de esa información mínima, se pueden añadir más datos y, en algunos casos, incluso la fotografía del interlocutor.

Los kits de videoconferencia RDSI pueden utilizarse también para realizar llamadas a teléfonos de voz, con las ventajas que esto supone, ya que a la postre es como integrar el teléfono con el ordenador. No todos soportan esta posibilidad, como sucede, por ejemplo, con el Live 100 de PictureTel.

Pizarras y otras utilidades

Los programas de videoconferencia soportan otras utilidades aparte de la videoconferencia en sí. Todos los kits probados permiten compartir una pizarra electrónica, compartir aplicaciones y transmitir ficheros. La pizarra electrónica es un programa similar a Paint de Windows 95, en la que se pueden dibujar textos, incluir ficheros bitmap, y dibuja distintas figuras geométricas o a mano alzada. La opción de compartir aplicaciones sirve para compartir la ventana de un programa que se esté ejecutando en el ordenador, con lo que el interlocutor puede ver lo que hacemos con el programa e, incluso, tomar el control. Dependiendo del tipo de programa que se comparta, la actualización en el ordenador remoto es más o menos adecuada.

En los kits de PictureTel, la tecnología utilizada es la de NetMeeting, que es propia de PictureTel. En el kit de Intel, se instala e integra el propio NetMeeting de Microsoft.

Desgraciadamente, los kits utilizan sistemas distintos para compartir la pizarra y aplicaciones, por lo que no se pueden compartir en llamadas entre interlocutores que utilizan programas de distintos fabricantes.

Precios

Los precios de los kits de videoconferencia resultan algo elevados, sobre todo si los comparamos con los kits de videoconferencia que probamos hace un par de meses. Analizando las razones de esta diferencia de precio, no cabe otra que el menor volumen de ventas que tienen estos kits, lo que no justifica del todo la diferencia. Tenga en cuenta que estos kits poseen los mismos componentes que los básicos, con la diferencia de poseer una tarjeta para conexiones RDSI y programas algo más avanzados. Y el precio de un adaptador RDSI básico no debería separarse mucho de las 20.000 pesetas.

Intel Business Video Conferencing

El hardware de este kit está formado por una tarjeta para bus PCI en la que se integra todo el hardware de digitalización, tanto de vídeo como de audio, unos auriculares que disponen de un micrófono integrado y una cámara de pequeño tamaño que podemos colocar sobre el monitor del PC. Curiosamente la tarjeta PCI no contiene ningún chip fabricado por Intel, lo que resulta bastante curioso si tenemos en cuenta que en versiones anteriores del producto las placas incluidas, especialmente la digitalizadora de vídeo, disponían de integrados de este fabricante (generalmente procesadores especializados en la compresión de secuencias de vídeo).

En la tarjeta podemos apreciar un procesador digital de señal de la firma Texas Instruments (concretamente el modelo TMS320C52), un chip de Analog Devices encargado de realizar la conversión digital-analógico y analógico-digital de la señal de audio, un par de chips de memoria RAM estática y dos integrados encargados de procesar la señal de vídeo. Tanto la imagen captada por la cámara que se incluye con el kit como la recibida cuando se realiza una conexión, se envían a la memoria de vídeo de la tarjeta gráfica a través del bus PCI. Desde el exterior del ordenador tenemos acceso a conectores para la cámara de vídeo incluida en el kit, una

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información