| Artículos | 01 SEP 1997

Vídeoconferencia para ordenadores personales

Tags: Histórico
Jaime Taboada.

La comunicación con imagen y sonido comienza a estar asequible para todo el mundo, y mucho más aún para aquellos usuarios que cuentan con un ordenador personal con unos requerimientos no muy exigentes.

La videoconferencia es la ampliación de la conferencia telefónica de toda la vida pero en la que los participantes pueden verse a través de cámaras de vídeo y el monitor de su ordenador. Es un concepto relativamente antiguo, pero cuya aplicación se ha visto limitada por la tecnología en redes de comunicación de datos. Ya hace tiempo que es posible alquilar locales de videoconferencia a los proveedores de servicios de telecomunicación, mediante los que desde una ciudad se puede mantener una conversación cara a cara con un habitante de otra ciudad remota.

En este número nos vamos a centrar en sistemas de videoconferencia asequibles para PC, es decir sistemas de gama media/baja que permitan a un usuario no profesional acceder a este tipo de servicios. En el número del mes que viene, hablaremos de sistemas de videoconferencia para PC de tipo más profesional, sistemas que incluyen tarjetas para conexión RDSI y tarjetas especiales para acelerar la respuesta de vídeo.

Hoy en día todas la posibilidades de la videoconferencia se acercan a los usuarios de Internet, aunque claro está, sin la calidad que se puede utilizar en servicios dedicados en exclusiva a tal fin. Para que un usuario de un ordenador personal compatible PC pueda mantener una videoconferencia satisfactoria, debe contar con un equipo mínimo formado por un ordenador con procesador Pentium de 90 Mhz o más, 16 MB de memoria RAM, una cámara de vídeo que se pueda instalar como dispositivo de captura de vídeo en Windows, y una adaptador de sonido con micrófono y auriculares o altavoces. A todo ello hay que añadir un programa de videoconferencia y algún tipo de conexión, que típicamente es una línea telefónica y un módem (ya sea analógica o RDSI) o un adaptador de red local.

La comunicación

Para poder realizar una videoconferencia con dos ordenadores personales, lo primero que hace falta es una línea de comunicación. Cada programa de videoconferencia soporta unos determinados tipos de comunicación, pero se pueden resumir en cuatro: la comunicación directa por cable (de puerto a puerto de dos ordenadores) lo que limita la distancia entre los ordenadores a 15 metros por puerto paralelo y algo más de 100 por puerto serie; la comunicación directa por módem, en la que un usuario utiliza su módem para conectar con un segundo usuario que tiene su ordenador esperando la llamada; uso de Internet a través de un proveedor y accediendo por líneas telefónicas; y acceso por un adaptador de red local, ya sea dentro de un mismo edificio o accediendo a algún tipo de red extensa que permita la comunicación con usuarios muy remotos.

Para aplicaciones domésticas, lo que más encontraremos son usuarios que acceden a Internet a través de un proveedor para conectarse con otros usuarios que se encuentran a gran distancia, de forma que se puede obtener una comunicación al precio del doble de una llamada local (una por cada uno de los interlocutores). En el caso de usos profesionales, el acceso puede realizarse a través de RDSI, pero es más normal que el usuario cuente con una red local con conexión permanente a Internet, y que gracias a ello tenga acceso constante a otros usuarios.

El programa

Existen varios programas para realizar videoconferencia desde un PC. Todos tienen en común ciertas características mínimas que es el soporte para emitir y recibir sonido y vídeo, así como la posibilidad de mantener un diálogo escrito con el interlocutor. Además, pueden soportar otras características como es la pizarra electrónica, compartir aplicaciones, transferencia de ficheros o control remoto.

Por otra parte, todos los programas, permiten al usuario conocer qué usuarios están conectados con su mismo programa. Este sistema consiste en la existencia de una dirección en Internet con un foro o conferencia a la que se registra el programa cuando arranca. Cada programa puede luego organizar a los usuarios en forma de foros con una estructura preestablecida o permitiendo que los usuarios creen las que consideren oportuno, o bien ofrecer una lista de todos los usuarios registrados facilitando herramientas de búsqueda más o menos avanzadas.

El sonido

Aunque el término videoconferencia hace referencia al contacto visual que se establece entre los interlocutores, lo cierto es que lo más importante es la comunicación sonora, ya que, salvo en casos muy especiales, el grueso de la comunicación entre personas se realiza por este medio. Si el sonido falla, aunque tengamos una imagen muy buena, tendremos que recurrir al diálogo escrito, que es bastante más lento.

Para tener un buen sonido, deberá contar con una tarjeta de sonido con conexión de micrófono y auriculares, y conseguir un micrófono que se adapte bien a su tarjeta, ya que no todas las conexiones de micrófono, ni todos los micrófonos son iguales. Como el sistema de transmisión de sonido tiene ciertas pérdidas, es preciso conseguir que la señal original sea lo mejor posible.

La imagen

La imagen se transmite utilizando ciertos métodos de compresión que permiten reducir la cantidad de información que tiene que ponerse en la red. Los algoritmos suelen utilizar la información de los cuadros anteriores para describir el actual, por lo que si la imagen original es estática, veremos como la calidad del cuadro va mejorando con el tiempo.

La imagen en una videoconferencia sirve como apoyo a la interacción entre los usuarios, pero en la mayoría de los casos no aporta mucha información, ya que en los sistemas básicos para PC la imagen se transmite a una velocidad que puede llegar a los 4 cuadros por segundo, siendo lo más normal, en accesos por Internet, trabajar a 1 ó 2 cuadros por segundo. Además la sincronía entre sonido e imagen no es total, por lo que no se puede reforzar lo que se dice con gestos de la cara o las manos. Además éstos muchas veces no son siquiera apreciables.

Tanto en el sonido como en la imagen se producen retardos en la transmisión. Por motivos de implementación, se parte de un retardo mínimo de casi un segundo. Es decir, con dos equipos conectados directamente por un cable y a un par de metros de distancia, ya se produciría un cierto retardo. Cuando la conexión se hace por Internet y la información tiene que recorrer varios servidores, el tiempo de demora entre una pregunta y la recepción de una respuesta puede llegar a ser de cerca de 10 segundos.

Lo más normal es trabajar en torno a los 3 segundos, mientras que si ambos interlocutores trabajan con el mismo proveedor puede acercarse al segundo.

Otra cosa importante es que aunque usted no posea cámara y digitalizadora de vídeo, siempre será posible ver la imagen de aquellos usuarios que sí la tienen. Si quiere comprar un conjunto, puede conectar con algunos usuarios de videoconferencia que ya lo tengan y preguntarle los modelos y si están satisfechos con ella. Además, viendo la imagen que ofrecen, podrá decidir mucho mejor.

Propósitos

Existen varias aplicaciones de la videoconferencia, pero la más inmediata es la de conseguir una comunicación sonora con lugares lejanos a precios mucho más asequibles. Para ello, si ambos interlocutores tienen que conectarse a Internet, se debe concretar una fecha y hora a la que conectarse. También debe especificarse un lugar (conferencia) en el que quedar. Lo ideal sería tener una dirección IP fija, pero esto no es posible cuando se trabaja con un proveedor de acceso a Internet, que asigna direcciones nuevas a sus abonados cada vez que conectan. Algunos proveedores pueden asignar direcciones fijas a ciertos abonados, ya sea de forma gratuita o mediante el pago de un suplemento.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información