| Artículos | 01 ABR 2007

Videoconferencia de calidad HD

Tags: Histórico
Tandberg Eye 95 MXP y Tandberg 1000 MXP
Alfonso Casas.
Las soluciones Tandberg ofrecen comunicaciones de vídeo y audio de calidad con posibilidad de montar salas de videoconferencia con conexiones simultáneas.

El fabricante dispone de un amplio abanico de equipos para adaptarse a las necesidades particulares de cada empresa. Para las pruebas realizadas hemos seleccionado el modelo personal Tandberg 1000 MXP como solución de sobremesa de formato reducido, y el Edge 95 MXP para las comunicaciones en grupo, con el fin de evaluar cómo se comportan a diario y las ventajas de disponer de este sistema de comunicación dentro de una organización.
El Tandberg 1000 MXP es un equipo compacto que incorpora todo lo necesario para su puesta en marcha de forma rápida, ya que, además de las múltiples posibilidades de conectividad que ofrece, dispone de cámara y pantalla LCD de 12 pulgadas, altavoces y micrófono integrados para establecer comunicaciones de calidad. El terminal está pensado para las conexiones unipersonales, aunque en momentos puntuales sea posible utilizarlo por varias personas. Cuenta con un diseño de marco ultra fino y un soporte opcional para poder montarse en la pared, aunque sobre la mesa apenas ocupa espacio. Dispone además de una entrada DVI-I para utilizarlo como monitor de PC, aunque ,desde nuestro punto de vista, sus dimensiones son escasas para tenerlo como pantalla principal.
Junto a la entrada de vídeo DVI, presenta la conexión de red Ethernet, un puerto USB y las tres entradas RDSI adicionales. Incluye también en su parte superior una ranura para tarjetas PC Card con conexión LAN inalámbrica. Su manejo es bastante sencillo. En la pantalla principal aparecen siete accesos directos para moverse por cada uno de los menús. Mediante el mando a distancia proporcionado es posible acceder a cada función de forma rápida, con una botonera muy intuitiva y accesos directos al volumen y al zoom de la cámara, al micrófono y al modo presentación.
El usuario puede compartir tanto presentaciones como interlocutores de forma simultánea con la tecnología de emisión dual. Además de incorporar una capacidad de “streaming”, la marcación URI y el soporte SIP, H.323 y H.320, incluye la tecnología Expressway, creada por la firma y recientemente declarada por la Unión Internacional de Telecomunicación (ITU) como estándar internacional, que permite conexiones de vÍdeo fuera de los cortafuegos de la organización, sin que los parámetros de seguridad internos se vean afectados. Como hemos comentado con anterioridad, la calidad de vídeo viene dada por los diferentes estándares soportados y por el ancho de banda que admita la línea de conexión. Con la inclusión de H.323, H.320, SIP, SCCP y H.324M y el ancho de banda de 768 Kbps, es posible obtener una calidad de vídeo aceptable. Del mismo modo, el nivel de encriptación incorporado está basado en los estándares (AES), así como la protección contra interrupciones o pérdida de paquetes.
El modelo Edge 95 MXP, por su parte, es mucho más profesional y está orientado a salas de reuniones desde las que poder transmitir imágenes de un grupo de personas. Por tanto, deja a un lado la faceta unipersonal, para convertirse en uno de los productos estrella en la transmisión de señales panorámicas de una amplia sala. Además, admite hasta cuatro conexiones realizadas de forma simultánea para llevar a cabo conferencias entre diferentes puntos, una característica que el modelo 1000 MXP no soporta.
La solución consta de una amplia base en la que se concentran todo tipo de conexiones, de la cámara de vídeo Precision HD, y del micrófono de alta sensibilidad integrado. Está pensada para integrarse en una pantalla LCD o plasma de gran formato, aunque perfectamente es posible utilizar un proyector para salas de mayor envergadura.
En cuanto a características, admite el formato panorámico 16:9, así como la particularidad de insertar una imagen sobre otra, lo que se denomina Picture-in-Picture (PiP). La cámara CMOS soporta un zoom de 7 aumentos, con lo que es posible capturar áreas de visualización específicas.
El módulo central sobre el que se llevan a cabo todas las conexiones dispone de cinco entradas de vídeo y cuatro salidas, todas ellas en diferentes modalidades: MiniDIN, DVI-I, 2 RCA y D-SUB, con soporte de resolución HD de 720 ppp a 1.280 x 720 ppp (puntos por pulgada). La sensibilidad del micrófono también es muy importante en una videoconferencia. En este sentido, el terminal admite la conexión de dos, de tipo condensador o Phantom, a través de conector XLR, y dispone de otras dos conexiones más de tipo RCA, con el fin de poder distribuir varios micrófonos por la sala. Igualmente, las dos salidas son también RCA, con lo que se echa en falta alguna conexión óptica o similar para ampliar la posibilidad de utilizar diferentes tipos de altavoces.
Otro aspecto importante es el de la conectividad. Presenta cuatro puertos tipo RDSI BRI, y uno de red Ethernet 10/100 Mbps. El puerto USB está pensado para llevar a cabo ampliaciones. No incorpora de serie la tecnología inalámbrica, pero es posible añadir una tarjeta compatible de tipo 802.11b con velocidades de 11 Mbps. Lo que diferencia a este modelo del 85 MXP y del 75 MXP es el ancho de banda soportado en cada protocolo, que en ambos casos es el máximo de 512 Kbps para H.320 y de 2 Mbps para H.323 y SIP.
Para establecer la conexión entre diferentes puntos, existen varias posibilidades. La más habitual pasa por registrar el dispositivo en un Gateway (o Gatekeeper), de forma que la dirección asignada sea visible para el resto, con lo que es más sencillo localizar al receptor. En esta modalidad, es posible fijar un “alias” a cada cliente para que el marcado en las comunicaciones sea mucho más directo, con almacenamiento en la agenda del dispositivo. La otra modalidad prescinde del gatekeeper, de manera que el marcado se realiza de forma directa mediante la utilización de una dirección IP global, la cual debe ser conocida de antemano.
Con el fin de comprobar la calidad en la transmisión, así como su funcionalidad y puesta en marcha de los equipos, llevamos a cabo una serie de pruebas entre ambos productos y con receptores remotos. Las primeras se basaron en comunicar ambas soluciones utilizando la infraestructura de red Ethernet de la empresa, una situación a la que algunos negocios verticales podrían sacarle mucho partido, especialmente si tienen redes de tipo VPN establecidas para comunicar diferentes sedes. Aquí no tuvimos problema alguno de comunicación, ya que no existe limitación de ancho de banda, como veremos más adelante que puede llegar a suceder con internet. Con esta infraestructura, si se desea comunicar con el exterior, los productos Tandberg necesitan tener una serie de puertos abiertos (tres concretamente) para asegurar la comunicación, hecho que los administradores de la red tendrán que tener en cuenta si tienen implementadas medidas de seguridad extra, como la utilización de cortafuegos o servidores Proxy.
Para la otra prueba, utilizamos una conexión típica ADSL de banda ancha como medio de conexión para contactar con otro terminal, con el fin de corroborar lo que comenta el fabricante, que basta una conexión de banda ancha típica, de las que ofertan actualmente los proveedores de acceso, para conseguir videoconferencias de calidad. Esto se cumple, puesto que la comunicación se establece al instante, pero resulta d

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información