| Artículos | 01 ABR 2002

Videocámaras digitales

Tags: Histórico
Canon MVX1i, Sharp VL-NZ10, Sony DCR-PC9E y Thomson VMD170
Francisco Nuñez.

Número: 187, Mayo de 2002
Sección: En portada (Vídeo digital).Página: 116

Videocámaras digitales
Canon MVX1i | Sharp VL-NZ10
Sony DCR-PC9E |Thomson VMD170

El futuro de los sistemas de vídeo doméstico pasa inevitablemente por el vídeo digital. La nueva generación de videocámaras digitales está revolucionando el mercado de consumo, ofreciendo, por un precio cada vez más asequible, calidad y prestaciones hasta hace poco exclusivas del sector profesional.

 

Ya han pasado algunos años desde que en 1995 se presentaran los primeros modelos de videocámaras basadas en el estándar DV: el primer sistema digital de grabación orientado al mercado de consumo. De esta forma el vídeo digital se convertía, por fin, en una realidad para el usuario doméstico y aficionado.

Sin embargo y pese a su gran éxito, el DV no es ni mucho menos el único formato de grabación digital existente. Sistemas profesionales como Digital-S, D-VHS, Betacam Digital o Betacam SX, e incluso variantes del propio DV como DVCAM y DVCPRO, se imponen a los sistemas analógicos tradicionales en emisoras de TV, productoras, agencias de noticias, etc. En su mayoría son sistemas propietarios de cada fabricante, al contrario de lo que ocurre en el mercado de consumo, donde las primeras ventas masivas de videocámaras miniDV -versión doméstica del estándar DV- han hecho desaparecer a los modelos analógicos más populares de las estanterías de tiendas y grandes superficies.


¿Qué es el vídeo digital?
La principal diferencia entre las videocámaras analógicas y digitales se encuentra en el modo en el que se graba la señal de vídeo: mientras que en las primeras esta señal se graba directamente en la cinta, los sistemas digitales procesan la señal y la convierten en datos binarios. Estos datos son comprimidos en el formato utilizado por la videocámara -por ejemplo DV- y finalmente grabados en el soporte (cinta, DVD-RAM, etc.).

El proceso de digitalización del vídeo supone importantes ventajas: mayor exactitud en la representación del color, imagen de alta definición y la posibilidad de hacer copias idénticas sin pérdida de calidad.

Respecto a la representación del color, esta información se codifica en la señal de vídeo en tres componentes: luminancia o gama de grises y dos canales de crominancia o contenido de color. Mientras que los sistemas analógicos modulan juntas estas señales, la codificación digital permite guardar el vídeo en formato componente, es decir, almacenar por separado estas señales consiguiendo una representación del color más realista en la imagen.

Como hemos comentado, el vídeo digital posee una definición de imagen muy superior a la ofrecida por los sistemas analógicos: aproximadamente 500 líneas de resolución horizontal para el estándar DV, dejando atrás las 400 líneas de los sistemas Hi8 o S-VHS, o las 240 del VHS y 8 mm.

Pero quizá la principal ventaja del vídeo digital es la posibilidad de realizar copias idénticas, es decir, sin pérdida de calidad. Una vez digitalizada y comprimida la señal mediante el códec de la cámara -la pérdida de información durante la compresión es, en muchos casos, inapreciable-, cualquier copia que realicemos tendrá exactamente la misma calidad que el original. Esto se debe a que realmente se copia un flujo de bits y no una señal analógica sujeta a interferencias, distorsiones o defectos del soporte. Lo mismo ocurrirá a la hora de transferir vídeo entre la videocámara y el ordenador.

Si a todo esto le añadimos la posibilidad de grabar pistas de audio con calidad CD e incluso superior, podemos ver el importante avance que supone el vídeo digital frente al a

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información