| Artículos | 01 JUN 2003

Vacaciones por Internet: viento en popa

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
¿Quién no está pensando ya en sus próximas vacaciones? A las ventajas ya conocidas de los servicios que ofrece Internet -fundamentalmente rapidez y comodidad- se une, cuando se trata de planificar viajes o vacaciones, una muy completa oferta online de modalidades y precios. Las rebajas y ofertas de última hora son otros atractivos que ofrece un negocio que no deja de crecer y que parece dispuesto a desafiar todas las crisis.

A la sombra de las agencias de viajes tradicionales, las agencias virtuales no parecen haber sufrido los sustos de otras puntocom. En 2002, sus ventas aumentaron el 53% y para el presente año, a pesar de la crisis turística que se vive en todo el mundo, se espera un crecimiento similar, si no superior. Amadeus, el sistema de reservas europeo por excelencia, ha abierto un acceso en línea a su base de datos [www.amadeus.net] para que el internauta se informe sobre la disponibilidad de plazas en los vuelos de 480 aerolíneas, así como de habitaciones en más de trescientas cadenas hoteleras y decenas de empresas de alquiler de coches. Pero Amadeus no vende directamente al público, ni tampoco facilita los precios, porque se limita a proveer la tecnología para que las agencias adheridas completen la transacción.
Pero, con ser importante viajar informados, seguro que lo que más buscan los lectores de esta revista son viajes al mejor precio posible, y para esto Internet se ha convertido en una herramienta irreemplazable. Hay quien quiere que una agencia le organice sus vacaciones y quien prefiere que lo lleven hasta un destino para luego buscarse la vida. Conseguir un billete de avión barato -en todos los portales hay ofertas, y algunas muy buenas- es sencillo si no se tienen demasiadas pretensiones: volar entre semana, evitar horas punta, cerrar la vuelta… cada cosa tiene su precio. Por lo general, las superofertas son cerradas, con un límite de permanencia en el lugar de destino, y este límite varía tanto como la propia oferta, aunque la norma más habitual es que haya un sábado entre la ida y la vuelta. Claro está que los chollos son efímeros: los billetes más baratos desaparecen en cuestión de minutos. Cada vez son más las compañías que emiten billetes electrónicos -algunas han abandonado definitivamente el papel-, un sistema más cómodo que abarata los costes.

Viajes ad hoc
Pero los portales dedicados al turismo han ampliado sus horizontes diseñando paquetes familiares, alquiler de coches, casas rurales, lugares con encanto o viajes a medida. Un negocio así funciona porque están provistos de herramientas efectivas y sencillas que facilitan la búsqueda. Los precios y condiciones de los viajes se pueden negociar con la inmediatez de los recursos online, como si de una subasta se tratara. Esto puede hacerse en ViajarBajoPrecio [www.viajarbajoprecio.com], que se ocupa de transmitir a las compañías la propuesta del usuario. La misma función cumplen la filial española de Travelprice [www.travelprice.com/ES_ES] o E-Dreams [www.edreams.es].
Pero no todo es ahorrar y partir: resulta esencial una planificación minuciosa, en la que disponer de información precisa puede ser crucial para ese viaje “de ensueño” que promete la publicidad. Por ejemplo, para trasladarse a algunos lugares del mundo cada vez más, en estos tiempos, hay que prevenir y cumplir requisitos ineludibles. En el sitio www.travelsafely.com se encuentra información exhaustiva -en inglés- sobre vacunaciones, zonas peligrosas e incluso sobre la reciente y mortífera neumonía asiática (SARS).
Salvo los portales o sitios muy especializados, además de la oferta de vuelos, la mayoría tiene una estructura estándar dividida en varios apartados que permiten una navegación sencilla. En viajes.hispavista.com, por ejemplo, además de la oferta convencional, presentan un apartado dedicado a estancias “con encanto” por el interior de España, aderezado con una oferta de días gratis para las vacaciones de verano y descuentos si se reserva con antelación.
La variedad que ofrece la filial de El Corte Inglés [www.viajeselcorteingles .es], como se puede suponer, es muy amplia. Además de las ofertas afines a las de otros sitios web, el de esta agencia tiene apartados promocionales, lugares recomendados, parques temáticos, turismo rural, paradores y fines de semana. Un competidor que trabaja en la misma línea es Viajar.com [www.viajar.com],que se especializa en ofertas de vuelos y presenta excelentes páginas de información turística práctica.
Los cruceros están de moda. Para planificar un viaje en barco será oportuno pasar antes por las páginas de Cruceros-Viajes [www.cruceros-viajes.com]. Es lo más natural si, en lugar del topicazo mediterráneo, se pretende navegar por el Caribe, Alaska, Canadá, Escandinavia o las costas asiáticas. Estos son, por supuesto, sólo algunos apuntes de la variada oferta que puede encontrarse en Internet para satisfacer un ansia que siempre ha tenido el ser humano pero que, en nuestra época, se ha convertido en un fenómeno de masas. Como consecuencia, se ha despertado la competencia, y no todo el espectro es visible en las páginas de las agencias tradicionales. Aun así, conviene no olvidar que éstas son auténticos especialistas, y su consejo puede salvar de imprevistos sobre los que Internet no advierte. Es imposible citar aquí a todas las agencias de viaje españolas con presencia en la web. Entre las generalistas, bastará nombrar a Halcón [www.halconviajes.com] y Marsans [www.marsans.es], dos de las más grandes.

Turistas o viajeros
La masificación del turismo ha abierto otras vías de ocio que merecen llevar el adjetivo de exótico, lo que no evita encontrarse, en el lugar más apartado del planeta, un grupo de turistas vestidos de exploradores. Analizar los viajes exóticos online bien valdría otra ocasión, porque es -como poco- delicado si se trata de apartarse de las vías transitadas de las agencias que ofrecen paquetes “de aventura”. Cuando no es así, en la mayoría de los casos Internet sirve de contacto a través del correo electrónico. Pongamos que el lector quiere ir a Mongolia [www.samarmagictours.com]. Es un viaje complicado, que puede incluir expediciones al desierto de Gobi o cabalgadas por las estepas, pero ahí Internet sólo facilita un poco las cosas: habrá que entenderse por e-mail con el agente local y esto puede ser fatigoso (aunque menos que la cabalgada). Hay, cómo no, quienes ofrecen viajes a medida a lugares como África [www.rutasyviajes.com] con trayectos tan sugerentes como una ruta arqueológica o una visita a las fuentes del Nilo o, más lejos, a la Patagonia. O incluso más lejos, a Polinesia [www.deviaje.com].
Claro que, a veces, la información y las reservas online no son tan “amigables” como uno espera. El usuario -se considere a sí mismo turista o viajero, que no es lo mismo- ha de poner mucho de sí, sobre todo si se trata de partir hacia horizontes lejanos. Pero no cabe duda de que estamos en el buen momento para empezar a preparar los viajes del estío, y para ello Internet es un yacimiento donde rastrear ofertas, ideas y descuentos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información