| Artículos | 01 ABR 2002

USB 2.0 cs FireWire

Tags: Histórico
José C. Daganzo.
Los nuevos buses de comunicación serie para periféricos compiten por una mayor cuota en el mercado, ambos con unas especificaciones técnicas similares, pero también con sus pros y contras. La guerra ha comenzado.

La futura interfaz de los periféricos es aún un poco incierta. Muchos fabricantes no saben si optar por USB 2.0 (mayor estandarización) o FireWire (prestaciones más profesionales), y los usuarios se sienten un tanto confundidos acerca de estos dos nuevos sistemas. Por ello vamos a repasar las ventajas e inconvenientes de cada uno en este artículo.
El bus USB 2.0 apareció ya hace un año, aunque aún no hemos visto apenas dispositivos que lo aprovechen. Entre otras cosas, esto ha sido debido a una mala gestión de Intel, ya que los chipset de sus placas sólo incorporan soporte para el estándar USB 1.1, algo incoherente si tenemos en cuenta que son los principales abanderados de esta nueva revisión.
NEC, en cambio, ha sacado al mercado una solución USB 2.0 basada en un solo chip, haciendo posible que los fabricantes e integradores de placas base usen USB 2.0, bien en placa base o bien en una tarjeta PCI.
En el mercado hay actualmente una gran variedad de dispositivos USB, desde ratones y teclados, hasta discos de todo tipo, cámaras, impresoras y escáneres.
FireWire nació a través de un consorcio de empresas con representación global con la finalidad de obtener un bus de datos compatible, de especificación abierta y de altas prestaciones. También es conocido como IEEE 1394 y como i-link -marca patentada por Sony-, por lo que los tres nombres son equivalentes.
En la actualidad, los principales usuarios de FireWire son los que trabajan en plataforma Macintosh, donde ya hace algún tiempo que se ha estandarizado (discos, escáneres, mesas de audio...), y los aficionados al vídeo, pues también es la conexión por excelencia de estas cámaras.

Compatibilidad
Una de las ventajas inherentes al USB 2.0 es su compatibilidad total, tanto física como lógicamente con los componentes anteriores. De esta forma, es posible conectar cualquier dispositivo USB 1.X a una controladora USB 2.0 sin problemas, aunque funcionará a la velocidad del dispositivo y no a la del bus.
El bus FireWire dispone de una gran base de empresas que fabrican productos usando este bus. Entre las que impulsaron la utilización de FireWire se encuentra Apple, que incluye soporte para este bus en todos sus modelos PowerPC de serie.

Velocidad
Las velocidades soportadas por estos estándares son muy similares en su cota máxima. En el caso del USB 2.0 son: 1,5 Mb/s, 12 Mb/s y 480 Mb/s. Las dos primeras están incluidas en la especificación 1.0 y la tercera está sólo disponible en el USB 2.0. Estos datos están dados en Mb/s, por lo que 480 Mb/s equivaldría a 60 MB/s (1 byte = 8 bits). Por otro lado, FireWire permite unas velocidades de 100, 200 y 400 Mb/s, tan sólo a 80 Mb/s de la velocidad máxima que ofrece el USB 2.0.

Dispositivos
El número de dispositivos que soporta USB 2.0 es de 127 por conexión, al igual que su versión anterior, que contrasta con los relativamente pocos 63 máximos de FireWire. Decimos relativamente, porque es casi imposible usar en un mismo ordenador una cadena de dispositivos de cualquier tipo de semejante tamaño, teniendo en cuenta, además, que la longitud máxima del cable en USB es de 5 metros y en FireWire de 4,5 metros.
Otra diferencia fundamental entre los dispositivos pasa por la potencia que necesitan para poder funcionar. Así, un dispositivo que se alimente directamente por medio del bus USB 2.0 (los llamados Bus Powered) puede consumir un máximo de 0,5 A con 5V (2,5 W), mientras que el caso del FireWire puede llegar a 1,25 A con 12 V (15 W).

Arquitectura
La diferencia fundamental entre los dos buses es su arquitectura. Mientras USB se basa en una arquitectura cliente/servidor donde es necesario un dispositivo raíz (root) o controladora a la que se conectan los dispositivos, FireWire usa una arquitectura punto a punto (peer to peer) que permite conectar 2 o más dispositivos independientemente de una controladora central.
Las ventajas de FireWire en este apartado son evidentes. Por ejemplo, podríamos conectar una cámara de vídeo con conexión FireWire a un disco duro con este mismo sistema y comenzar a grabar nuestras películas sin necesidad de ordenador (teniendo en cuenta que ambos deben disponer de los drivers necesarios).

Futuro
Como es habitual, el ritmo de la informática avanza más deprisa de lo que puede parecer. Cuando aún no hemos asimilado los productos basados en USB 2.0, ya está en preparación USB 3.0 y, cómo no, la contrarréplica de los diseñadores del IEEE 1394, el FireWire 2, que promete la escalofriante cifra de 800 Mb/s.
Dentro de poco será factible que nuestros discos duros internos usen una de estas dos interfaces -USB o FireWire-, pero eso sí, más adelante. De momento seguiremos utilizando las conexiones ATA en cualquiera de sus versiones.

¿Cómo hemos realizado las pruebas?
Para realizar la comparativa hemos usado dos dispositivos diferentes: una grabadora y un disco duro, ambos con conexiones FireWire y USB 2.0 en el mismo dispositivo. Estos han sido conectados a tres tarjetas PCI diferentes, una con puertos USB 2.0, otra con FireWire y una que incorporaba ambos conectores. Para probar los dos buses hemos creado una unidad virtual en nuestra memoria RAM donde hemos movido los datos en ambas direcciones -en el caso del disco duro-, y del CD a la unidad virtual -en el caso del CD-RW-.
A lo largo de las pruebas no se han notado diferencias espectaculares en ninguno de los dispositivos mixtos -USB 2.0 y FireWire- en función del tipo de conector utilizado. Si bien resulta evidente un cierto aumento de velocidad de transferencia usando el puerto FireWire, como podrá observar en las gráficas del rendimiento del grabador, sus tiempos no dependen de la conexión a la que esté ligado, pues ambas le proporcionan suficiente velocidad para copiar.
En el caso del disco duro, observamos que cuanto mayor sea la cantidad de datos que se mueven, mayor diferencia se aprecia entre ambos estándares, existiendo un ganador en este aspecto: el puerto FireWire.


LaCie PocketDrive U&I
-------------------------------
Bajo este nombre se esconde un disco duro (Fujitsu MHN2300AT) de 30 GB con un buffer de 2 MB, y que nos ofrece un tiempo medio de acceso de 12 ms y una velocidad de giro de 4.200 rpm. El disco está integrado en una carcasa de plástico, recubierta en su mayor parte por una silicona para amortiguar los golpes -no conviene olvidar que estamos hablando de un disco duro y, por tanto, de partes móviles-. Este PocketDrive ofrece en su parte posterior varias opciones de comunicación: dos conectores FireWire y uno más USB 2.0. También encontramos una toma de corriente por la cual, y mediante un adaptador, el dispositivo recibe la corriente de 5W -aunque puede autoalimentarse por el puerto FireWire si se desea-. La velocidad máxima varía dependiendo del puerto al que se conecte: hasta 35 MB/s en FireWire, hasta 16 MB/s en USB 2.0 y 900 kB/s en el caso de USB 1.1.
Por todo esto, es un método de almacenamiento para gran cantidad de datos en un tamaño bastante reducido (27 x 87 x 143 mm), ideal para todas aquellas personas que necesiten mover información de manera fiable continuamente.

Ficha técnica
Producto: LaCie PocketDrive U&I
Fabricante: LaCie
Idioma: castellano
PVP: 400,2 €

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información