| Artículos | 01 MAR 2001

Universidad: pieza clave en el sector TIC

Tags: Histórico
Cataluña busca profesionales
Toñi Herrero.
La falta de profesionales TIC en Europa es una realidad. Y empieza a tener visos de serio problema, tal y como lo demuestra el creciente interés de las administraciones por encontrar soluciones o paliativos. La Generalitat de Cataluña, que ya prevé un déficit importante de personal TIC para este año, se ha puesto manos a la obra. La universidad se convierte en la clave como centro generador de titulados, emprendedores, investigación y empresarios.

Según los resultados de una encuesta sobre la oferta y demanda de personal TIC en Cataluña presentados por la Secretaría para la Sociedad de la Información este año las empresas catalanas, preferentemente las PYMES, esperan contratar unos 10.000 profesionales. Sin embargo, la falta de personal especializado superará este año las 4.600 personas en Cataluña. Los estudios que las empresas exigirán a estos nuevos trabajadores serán, por este orden, ingenierías técnicas o diplomaturas (39%), diplomados en formación profesional, ingenieros superiores (22%) y por último, otras titulaciones.
De la encuesta realizada se extrae que la oferta de titulados para el curso 2000-2001 será de 5.300, mientras que la demanda por parte del sector empresarial casi duplicará esta cifra. La Generalitat de Cataluña, con su President profundamente interesado en potenciar la zona como punto de destino de las grandes firmas TIC mundiales, ha decidido tomar cartas en el asunto.
El DURSI presentó en noviembre del pasado año su plan para el desarrollo de la formación en el ámbito de la informática y las telecomunicaciones (Form@tic), que tiene como objetivo definir las líneas adecuadas para actuaciones que contribuyan a reducir o paliar el déficit de profesionales.
Así, la programación universitaria aprobada por la Junta del Consejo Interuniversitario para los próximos cuatro años contempla el incremento de plazas en un total de 570 en el ámbito de las TIC. Según Miquel Àngel Barrabeig, subdirector de Ingeniería y Arquitectura La Salle, “la creación de nuevas plazas de primer ciclo retrasa un mínimo de tres años el lanzamiento de estos profesionales al mercado. Es una solución a largo plazo”.
Otra de las líneas de actuación es impulsar la formación profesional y proporcionar conocimientos de nivel medio a profesionales de otras áreas, provenientes del área de las ciencias a través de masters y postgrados. Para el reclutamiento de personal especializado la Generalitat ha previsto habilitar en junio un portal en Internet para dar a conocer la oferta laboral disponible en Cataluña. En España son anualmente cerca de 14.000 los nuevos licenciados, mercado potencial del portal. “La intención es involucrar a numerosos organismos, instituciones y empresas, y que facilite desde la información sobre ofertas y demandas de trabajo, hasta información para realizar postgrados TIC, cursos de lengua catalana, información sobre alojamiento y en general información diversa sobre Cataluña”, explica Carles Martín, secretario general para la Sociedad de la Información de la Generalitat.

Potenciando la investigación
La investigación tecnológica, asimismo, es uno de los puntales de la estrategia catalana. El pasado mes de enero llovieron millones sobre los parques científicos españoles. En concreto, los catalanes dependientes de cinco universidades públicas recibirán más de 15.000 millones de pesetas, el 50% de la ayuda del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Además, recibirán 3.600 millones de pesetas procedentes de los fondos europeos Feder, que supondrán la mitad del coste de obras y equipamientos científicos. Desde la Generalitat también se ha aprobado un plan de investigación para los próximos tres años que, impulsado por la Comisión Interdepartamental de Investigación e Innovación Tecnológica, tiene como objetivos impulsar el crecimiento y la calidad del sistema catalán de ciencia y tecnología los recursos humanos destinados a I+D e internacionalizar la investigación catalana, entre otros. Asimismo, con el objetivo de convertir Cataluña en el gran trampolín tecnológico del sur de Europa, la administración catalana destinará 1.500 millones de pesetas a la creación de una red de trampolines tecnológicos para promover la creación de empresas de base tecnológica en centros vinculados a una institución académica o científica.

Problema europeo
El problema de la escasez de personal en sectores vinculados a la tecnología afecta a todos los países occidentales. La Comisión Europea calcula que los
países miembros necesitarán durante los próximos dos años 1,6 millones de especialistas en TIC. El presidente de la Comisión, Romano Prodi, comentó que en los últimos tres años se han creado 2,5 millones de nuevos puestos de trabajo en la UE, pero que aún hay más de 14 millones de parados. La mayor parte de este grueso, según un informe de la Organización Internacional de los Trabajadores, carece de la capacitación necesaria.
Ante la cumbre de los líderes de los Quince en Estocolmo, la Comisión se ha marcado una serie de objetivos entre los que destaca el fomento de la movilidad de los empleados y las tecnologías de vanguardia. “La llave del futuro europeo reside en la creación de esas nuevas empresas de alta tecnología que garantizarán el crecimiento y el empleo en la UE”. En países como Alemania ha sido posible atraer técnicos de países en vías de desarrollo o del Este de Europa, sin embargo la Generalitat no se plantea exportar profesionales de otros países “aunque con el portal de Internet cabe esa posibilidad”, reconoce Martín.


¿Esfuerzo necesario?
-------------------------------
En estos momentos la ampliación de las plazas responde a la bajada del número de estudiantes, y las nuevas demandas relacionadas con la sociedad de la información hacen que necesaria esta propuesta de programación en la que se refuerzan las titulaciones ligadas a las TIC y se reordenan, diversifican y en algunos casos se desprograman estudios (como la UB, que deja de impartir el primer ciclo de filología gallega y portuguesa).
Sin embargo, la demanda de profesionales podría verse afectada por la debacle de las empresas de Internet y porque ya se han producido reclutamientos masivos por parte de la industria de las telecomunicaciones. Para Barrabeig, una excesiva ampliación podría repercutir en la calidad de la formación”. Pedro Vicente, vicedecano del Colegio Oficial del Ingenieros de Telecomunicaciones, recomienda “tener cuidado con la proliferación de centros por doquier para dar respuesta a algo transitorio”. Carles Martín comenta el posible estrangulamiento del sector.
Pero las cifras son elocuentes. La tasa media anual de ocupación en el sector TIC se ha situado en un 5,8%, el doble que el resto de la economía. Como refleja un estudio, realizado por el Observatorio de nueva economía de la UOC y la empresa Infojobs.net, durante los primeros tres trimestres de 2000 la ocupación en TIC cubría poco más de medio millón de personas, lo que representa un 3,5% del total de la ocupación en España. Según este estudio, se puede concluir que “el mercado de trabajo TIC está experimentando notables cambios que pueden atribuirse al desarrol

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información