| Artículos | 01 SEP 2009

Una herramienta permitirá poner fecha de caducidad a los mensajes en Internet

Tags: Histórico
La Universidad de Washington ha desarrollado una herramienta de protección de e-mail llamada Vanish que permite ocultar nuestras comunicaciones en un mundo de redes peer to peer e informática en la nube en el que es difícil controlar qué y dónde se almacena sin nuestro conocimiento.
Hoy es muy difícil hacer un seguimiento de nuestras huellas en el mundo online, y cada vez lo será más con el crecimiento de cloud computing, como han puesto de manifiesto los incidentes de hacking sufridos por Twitter y Google Apps. “Si le preocupa la privacidad, la Internet actual es realmente un lugar terrorífico -afirma el experto informático Tadayoshi Kohno de la Universidad de Washington-. Si la gente comprendiera las implicaciones que tiene dónde y cómo se almacenan sus e-mails, tendría mucho más cuidado o no lo usaría tan frecuentemente”. Vanish fue fundado por la National Science Foundation, Intel y la Fundación Alfred P. Sloan. Está detallado en un documento que los investigadores han dado a conocer y será presentado públicamente en el Usenix Security Symposium en Montreal. Sus autores son la estudiante de doctorado Roxana Geambasu, el profesor asistente Kohno, el profesor Hank Levy y el estudiante Amit Levy, junto con el departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Washington.
El sistema prototipo está diseñado para darnos control sobre el tiempo que duran nuestros mensajes de correo electrónico y otros contenidos online. Vanish no es el primer proyecto iniciado para ayudar a los usuarios de e-mail a proteger su privacidad o incluso recuperar mensajes electrónicos. Hace diez años una compañía llamada Disappearing intentó algo parecido, y después Novell desarrolló la capacidad de recuperar e-mails en Groupwise. El correo web de Google también permite deshacer el envío de e-mail. Vanish aprovecha las redes peer to peer creando una clave siempre que un usuario Vanish utiliza el sistema, dividiéndola y diseminándola por toda la red P2P. Esas redes, igual que ocurre con las utilizadas para el intercambio de música y películas, cambian constantemente según los distintos ordenadores que las forman se encienden o apagan. Por tanto, partes de la clave desaparecen para siempre y el mensaje original no puede ser desencriptado de nuevo. Vanish permite a los usuarios especificar cuánto tiempo quieren que sus contenidos sean accesibles. Por supuesto, hay formas de devolver a la vida los e-mails desaparecidos, por ejemplo si el usuario receptor los imprime o hace una captura de pantalla, pero el sistema está diseñado para la comunicación entre usuarios de confianza.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información