| Noticias | 06 NOV 2001

Un tribunal californiano permite la publicación del código de decodificación de DVD

Tags: Histórico
La decisión supone una rutpura con la dictaminada en enero de 2000 por un tribunal neoyorquino que prohibía bajo cualquier forma la publicación del código.
Francisco Javier Pulido

DeCSS podrá seguir apareciendo en páginas web, según ha ordenado un tribunal de apelaciones de California. El código, cuyas iniciales responden al nombre de Sistema de Decodificación de Contenidos, es en esencia un mecanismo de encriptación utilizado para copiar contenidos de DVD, y había sido inhabilitado para su publicación como parte de un proceso judicial interpuesto por la DVD Copy Control Association (DVDCCA), el organismo encargado de impedir la copia ilegal de DVD.

El caso de la DVDCCA remite a uno más conocido: La Comunidad de Hakers contra La Motion Pictures Association of America. En aquella ocasión, se dictaminó que el mecanismo DeCCS era ilegal en la medida en que violaba la claúsula anti-copia de la Digital Millenium Copyright Act, que sostiene que es ilegal suministrar información o herramientas para burlar las tecnologías de control de las copias.

DVDCCa se ampara para su demanda en el Uniform Trade Secrets Act, argumentando que la revelación de los códigos para descifrar CSS –ya sea publicándolo en páginas web o incluyendo links a sitios que dispongan del código- constituye una violación de los secretos de negocio. Entre los demandados por la asociación figuraban John Johansen, el noruego de 15 años que creó DeCCs y Andrew Burner, que puso el código en su página web.

Se trata de la ultima vuelta de tuerca de un caso que se inició el 21 de enero de 2000, cuando el tribunal neoyorquino que ordenó el caso prohibió “colgar o distribuir en la Red o en cualquier otro sitio el programa DeCCS, sus claves o algoritmos o cualquier otra información derivada.”

Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones de California ha ordenado que DeCCs no puede ser prohibido, puesto que de hacerse se violaría la primera enmienda, constituyendo una restricción anticonstitucional. Oponiéndose diametralmente a la decisión del Tribunal de Nueva York, que argumentaba que el código fuente no podía ser protegido por la libertad de expresión puesto que podía ser recogido en un programa práctico, los magistrados del tribunal californiano han señalado que DeCCS tiene una naturaleza expresiva, y por ello se encuentra protegido por la primera enmienda de la constitución de Estados Unidos.



Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información