| Artículos | 01 JUN 2004

Un solo producto para gestionar un pequeño

Tags: Histórico
Windows Small Business Server 2003 Standard Edition
Daniel Alonso.
Microsoft ha puesto a disposición del más importante tejido empresarial de nuestro país, las PYMES, una solución integrada a las complicaciones de gestionar una red.

En octubre de 1997 Microsoft introdujo BackOffice Small Business Server 4.0, que a pesar del número de versión fue la primera “suite” de aplicaciones para servidor diseñada específicamente para pequeños negocios. Ahora presenta Windows Small Business Server 2003, la cuarta generación de la tecnología, que permite, con un único producto y licencia (consultar cuadro) cubrir las necesidades de trabajo en red e Internet, mejorar las relaciones con los clientes y la productividad de sus empleados. Si añadimos la ventaja que representa el aumento de valor por la integración entre componentes, ya pensados para trabajar juntos y, la economía de adquirirlos simultáneamente, tenemos una solución que no se debe pasar por alto.
Hay que reconocer que las empresas pequeñas y medianas no poseen idénticas características a lo largo del mundo y quizás SBS2003 peca de ser demasiado voluminoso para muchas empresas españolas, sobre todo la versión Premium, que se ofrece por 1.660 euros. Esto obliga a adquirir unos conocimientos que apenas son aprovechados y por otra parte se debe pagar por la adquisición de un producto algo sobredimensionado. La ventaja debemos encontrarla en que la necesidad de estar al día, o mejor, de ir por delante de la competencia se cubre de forma muy amplia. Incluso en la edición Standard puesta a prueba en el test, encontraremos una solución cliente/servidor que mejora o elimina los límites de los grupos de trabajo en red entre iguales, todavía muy utilizados. Así, el propietario se beneficia de un rendimiento y una seguridad mejorados. Además, el correo electrónico para grupos y el uso compartido de calendarios y programaciones se administran mejor en un modelo cliente/servidor.

Requisitos e instalación
Como conjunto de aplicaciones con una funcionalidad enorme, Microsoft no impone unos requisitos excesivos para su instalación y recomienda un simple PC compatible con procesador de 550 MHz, 384 MB de memoria y 4 GB de espacio en disco. Sin embargo, todo depende del uso final que se dé a SBS2003, entre los distintos roles que puede ofrecer (consultar cuadro).
Por otra parte, se han impuesto algunas limitaciones al sistema. Entre ellas, el servidor puede disponer de un máximo de 2 procesadores y 4 GB de memoria; mientras que el máximo de máquinas clientes a gestionar no puede exceder las 75, siendo ilimitado el de usuarios. La licencia inicial sólo cubre la instalación en un único servidor y 5 clientes. La mayoría de las infraestructuras informáticas de las PYMES no requieren más, pero como no se puede dividir el sistema en varios servidores (con una licencia) el servidor SBS2003 debe ser de una mayor potencia, como precaución para evitar saturarlo.
Si bien es posible la actualización de una empresa que ya posea servidores Windows NT 4.0 o Windows 2000 Server, la tarea puede ser complicada en cuanto la red se sale de las implementaciones más básicas. Incluso, llegando al extremo, si nuestra instalación actual es eficiente y no nos encontramos limitados, tiene poco sentido que migremos a esta nueva versión, con la gran cantidad de cambios en herramientas y conceptos que obliga a aprender. En el caso del software, aunque la compatibilidad es casi total con el resto de versiones de Windows, existen excepciones y, por ejemplo, unos antivirus para estación de trabajo se negaron a instalarse en el SBS2003. Deberemos tener en cuenta algún coste extra sólo por suponer que realizará todas las tareas de un servidor y que éstas serán críticas. En el caso de la adquisición de un nuevo servidor, o bien al diseñar una nueva red, es donde SBS2003 brilla como requisito imprescindible a tener en cuenta, ya que las versiones anteriores implican soporte deficiente de nuevo hardware y una horrorosa carga de parches, Service Packs y aplicaciones añadidas a lo largo del tiempo.
El proceso de instalación en sí requiere de tres pasos: instalación y configuración de Windows Server 2003, instalación de las aplicaciones de servidor y, por último, lista de tareas por hacer. En total son casi tres horas que requieren poca intervención y prácticamente nulos conocimientos de servidores. Eso sí, pendientes de introducir los cuatro discos en que se presenta el producto, que nos hacen añorar una presentación en un único disco DVD-ROM. Lo que resulta evidente es el esfuerzo por conseguir la mayor simplicidad, guiándonos y con consejos a cada paso.
El núcleo principal de SBS2003 es claramente Windows Server 2003, el sistema operativo de servidor insignia de Microsoft. Su instalación es prácticamente idéntica a la de cualquier sistema operativo de usuario, por lo que arrancando desde el CD debemos preparar el disco, elegir la ubicación donde será instalado el sistema operativo y especificar el tipo de formateo requerido. Al finalizar también se nos pide una contraseña para iniciar sesión, asesorándonos para que ésta sea segura. La configuración de Windows es también un proceso semiautomático que sólo implica la introducción de la información necesaria para crear un dominio y dirección IP que usará el adaptador de red de Windows Small Business Server 2003, pero éste ya nos proporciona valores por defecto diseñados para separar la red local de Internet.
Una vez instalado y configurado Windows, reiniciamos la máquina y se lanza automáticamente la instalación de las aplicaciones y herramientas del servidor en el proceso más largo, unos 90 minutos, si bien no requiere de nuestra participación, salvo a la hora de elegir aquellos que serán instalados. Si por cualquier motivo no comenzase o se interrumpiese, podemos volver a iniciar con el primer disco la instalación o utilizar el icono que a tal efecto debe aparecer en el escritorio. De hecho, ya se ha detectado un problema que impide finalizar con éxito, al que Microsoft ofrece solución en forma de actualización o parche (Hotfix), de pequeño tamaño y descargable de su página.

Efecto Administrador
El siguiente reinicio indica que el proceso de copia de archivos ha finalizado, pero comienza nuestra tarea de administrar los sistemas. Entonces aparece la lista de tareas que nos recomienda Microsoft realizar en primer lugar. La ventana recoge un par de listas, con casillas de verificación para recordar las realizadas y acceso a la ayuda correspondiente a la tarea. La lista se encuentra dividida en tareas de red como, por ejemplo, Configurar la conexión a Internet o Activar el Servidor (para que no caduque, como protección antipiratería) basados en asistentes que nos guían o bien a título informativo como en la tarea Recomendaciones de Seguridad. La otra lista se ocupa de tareas de administración, que utilizaremos diariamente, pero que encontramos recopiladas aquí por primera vez. Todas ellas importantes, como Configurar copia de seguridad o Agregar nuevos usuarios y equipos. Sin llegar a ser imprescindible, es conveniente finalizar las labores para comenzar a usar SBS2003.
Este enfoque resulta extremadamente útil para los nuevos usuarios que sólo tienen conocimientos básicos de Windows y nos introduce en características avanzadas de servidores sin darnos cuenta de la gran complejidad que se esconde detrás. Y si no lo creemos,

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información