| Noticias | 11 ABR 2002

Un profesor universitario corrobora la importancia de desvincular Explorer de Windows

Tags: Histórico

Un abogado de Microsoft interrogaba ayer a un profesor universitario durante la fase de remedios del juicio antimonopolio, tratando de mostrar que los remedios propuestos por los estados demandantes podrían afectar, además de a Microsoft, a fabricantes de PC y desarrolladores de software.
Eva Calo

La jueza Collen Kollar-Kotelly afirmó a primera hora de la mañana que permitiría a los abogados de los estados utilizar parte del tiempo previsto para la declaración de 13 testigos adicionales, a pesar de que los abogados incluyeron los nuevos testigos después de que pasara la fecha límite para presentarlos.

Durante la vista oral, que ya empezó el pasado 18 de marzo, Microsoft y los estados demandantes han presentado argumentos a favor de sus remedios propuestos después de que el tribunal de apelaciones de los Estados Unidos declarara no competitivo el comportamiento de Microsoft. Kollar-Kotelly será la encargada de decidir finalmente cuales serán los remedios adecuados.

Como resumen del interrogatorio de Andrew Appel, un profesor de ciencia informática de la universidad de Princeton, el abogado de Microsoft, Steven Holley, preguntó al testigo acerca de si Windows será una desventaja competitiva respecto a otros sistemas operativos para PC, como MacOS, una vez que se obligue a Microsoft a retirar el código de su navegador Explorer del sistema operativo Windows, como sugieren los estados demandantes, que implicaría también la retirada del protocolo HTTP para realizar búsquedas en la web desde el sistema operativo.
Appel contestó que los fabricantes de PC que venden lo que los estados identifican como una versión básica (que no incluye software extra, como puede ser un navegador) podrían sustituir el navegador web de Microsoft por un producto de sus competidores, y esto no tiene que suponer una desventaja competitiva para el sistema operativo.

El abogado de Microsoft preguntó después si los desarrolladores de software podrían encontrar menos atractivo a Windows en el caso de que no incluyera la función de navegación web. Appel declaró no estar de acuerdo con esta afirmación, añadiendo que los desarrolladores podrían elegir también una versión que no fuera de Microsoft del protocolo HTTP. Esto obligaría a los desarrolladores a distribuir este protocolo a todos sus clientes, según Holley. Appel contestó afirmando que "sería algo fácil de hacer".

El abogado de Microsoft incluyó al testigo en un debate acerca de qué partes de Windows necesitaría retirar para satisfacer la definición de los estados de "versión básica", tratando así de hacer entender que el remedio propuesto por los estados es bastante confuso. Appel no supo contestar qué elementos deberían retirarse concretamente, a lo que Holley contestó que "si los demandantes no saben lo que es apropiado, ¿como pretenden que Microsoft se lo imagine?".

Según la decisión de Kollar-Kotelly, los demandantes podrán escuchar las declaraciones de otros 13 testigos que no se incluyeron en su momento en la lista, incluyendo la declaración por video-conferencia de Bill Gates. Los estados notificaron el pasado 6 de abril de sus intenciones de incluir la declaración de 18 empleados de Microsoft en ese caso.

www.microsoft.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información