| Artículos | 01 ABR 2004

Un PC con distintos sistemas operativos

Tags: Histórico
Daniel Alonso.
Los ordenadores virtuales son programas que permiten el funcionamiento de múltiples sistemas operativos, simultáneamente, sobre un mismo ordenador físico. Estos sistemas operativos y sus aplicaciones se alojan en máquinas virtuales aisladas y seguras que coexisten en un equipo real. Existen numerosos escenarios en los que disponer de ordenadores virtuales resulta de extrema ayuda, como el de usuarios que deseen un entorno seguro para navegar por Internet, o para desarrolladores de software, soporte técnico, análisis forense de datos, enseñanza y demostraciones. Los ordenadores virtuales pueden suponer la diferencia entre unos altos costes y la compleja gestión de una infraestructura, o bien la limpieza y economía de aprovechar todos los recursos de un PC.
Entre las ventajas que nos aportan se encuentra su facilidad de uso, ya que tan sólo se requiere un clic para cambiar de sistema operativo. Por supuesto, el coste del software es ínfimo en comparación con el del hardware necesario para montar un ordenador. Además, las compañías pueden cambiar a un nuevo sistema operativo, aunque las aplicaciones con las que trabajan no sean compatibles, y esperar pacientemente su actualización.
Las últimas novedades del sector de los ordenadores virtuales los hacen todavía más interesantes y los desarrollos futuros prometen ir aún más lejos. Los representantes que ponemos frente a frente son Virtual PC 2004 y VMware Workstation 4. Son similares, pero cada uno tiene unas peculiaridades que le hacen destacar en ciertos campos.

Microsoft Virtual PC 2004
Virtual PC es un desarrollo de una empresa denominada Connectix, recientemente adquirida por Microsoft, y Virtual PC 2004 es la primera versión que aparece bajo su paraguas. La tecnología empleada por Microsoft no ha sido sustancialmente modificada respecto a versiones anteriores.
Virtual PC 2004 consta de dos componentes básicos: Virtual PC Console, a través de la cual podemos configurar, acceder y gestionar los ordenadores virtuales; cada uno de ellos emula un ordenador completamente funcional, corriendo su propio sistema operativo. Virtual PC emula la mayoría de los componentes hardware, que son detectados por el sistema operativo virtual como dispositivos reales. Independientemente de los dispositivos que posea el ordenador físico, disponemos de una BIOS AMI, el chipset es un clásico Intel 440BX, la tarjeta de sonido es la Creative Labs Sound Blaster 16, como adaptador de red se emula un DEC (Intel) 21140A 10/100 y del vídeo se encarga una S3 Trio 32/64 PCI con 8 MB de RAM para vídeo.
Como observamos son componentes muy conocidos, pero que no intentan estar a la última sino conformar un equipo lo más estándar posible, para los cuales el sistema operativo invitado posea controladores. El procesador, sin embargo, es el mismo que físicamente posea nuestro PC.
Para comenzar a trabajar tan sólo tenemos que utilizar el asistente para crear un nuevo ordenador virtual, que podemos definir en memoria, espacio en disco y otros aspectos, dejar que el asistente decida la configuración más adecuada o utilizar una máquina virtual ya creada. Esta es otra de las ventajas, ya que todo el sistema virtual se encuentra contenido en un archivo. Resulta muy fácil crear copias de seguridad o incluso transportarlo a otro equipo totalmente distinto. Por ejemplo hemos movido una máquina virtual con Windows XP Pro de un Pentium 4 a 3,2 GHz a otro PC con un Athlon 64 y no surgieron problemas, por lo que simplemente instalando una vez el ordenador virtual se puede desplegar por todos los heterogéneos equipos de una empresa.
Una vez finalizado el asistente contaremos con un disco duro virtual sin formato en el cual instalar el nuevo sistema operativo, para lo que podemos utilizar la disquetera o bien arrancar desde el CD de instalación. Para mejorar el funcionamiento es conveniente instalar las Virtual Machine Additions en el sistema operativo invitado. Con ellas se mejora notablemente la integración entre máquina virtual y real, pero sólo se encuentran disponibles para Windows, MS-DOS, y OS/2. Son imprescindibles para que se reconozcan los 8 MB de memoria de vídeo y además añaden soporte de arrastrar y soltar entre los equipos, carpetas y portapapeles compartidos, entre otras ayudas que facilitan el uso diario.
Microsoft ha orientado Virtual PC a dos clases de usuarios. Primero, para los desarrolladores de software, con una especial atención a aquellos suscritos a MSDN, que podrán obtener Virtual PC 2004 de forma gratuita. Pero además pretende que sea un impulso para sus propios sistemas operativos, de forma que los indecisos que todavía poseen versiones anticuadas de Windows tengan una forma sencilla de migrar. Por una parte, pueden probar Windows Server 2003 en obsoletos sistemas NT 4.0 pero que funcionan bien y, por otra, si ya hemos decidido el cambio podemos soportar aquellas aplicaciones que todavía no se han portado al nuevo sistema.
En cuanto a requisitos, sorprende que Microsoft sólo soporte la instalación de Virtual PC en Windows XP Professional (o Tablet PC Edition) y Windows 2000 Professional. Es necesario adquirir Virtual Server para su utilización en Windows Server 2003 y también dispone de Virtual PC para Mac.
El PC recomendado parte de 1 GHz, mientras que la cantidad de RAM depende de los sistemas que pretendamos hacer funcionar simultáneamente; pero como hemos comentado, cuanta más memoria, mejores rendimientos obtendremos y estaremos en disposición de ejecutar más máquinas virtuales.
Otro asunto es el de los sistemas operativos que pueden ser instalados. Están soportados MS-DOS 6.22, la gama Windows y OS/2. Se echan en falta las versiones servidor de Windows 2000 y Windows Server 2003. Sin embargo, tal y como asegura Microsoft, podemos instalar muchos de los sistemas operativos que existen para plataformas x86.
Una de las desventajas de Virtual PC es sin duda no contar con soporte USB salvo para el teclado y el ratón. Esto impide utilizar muchos periféricos o incluso probar controladores para ellos. De todas formas, Virtual PC cuenta con un precio muy bajo (incluso gratuito en MSDN) y es algo más sencillo de utilizar que su competidor. Ahora que está en manos de Microsoft, se supone será el mejor programa para soportar sus sistemas operativos, que optimizará su rendimiento y le dedicará tiempo a solventar las limitaciones del soporte USB y 3D.


Microsoft Virtual PC 2004
------------------------------------
FABRICANTE: Microsoft
DISTRIBUIDOR: Microsoft
TELÉFONO: 902 197 198
WEB: www.microsoft.com
PRECIO: 129 dólares
PROCESADOR RECOMENDADO: 1 GHz
MEMORIA RECOMENDADA: Según S.O.
S.O. HOST: Win XP/2000 Pro/Tablet
IDIOMA: Inglés
CALIFICACION: 9 (Producto Recomendado)


VMware Workstation 4
Desde su lanzamiento allá por el año 1999, VMware Workstation revolucionó la forma de entender la infraestructura software y hardware de una empresa, siendo un valioso recurso para los profesionales de las tecnologías de la información. Ahora, en su cuarta generación, VMware Workstation 4 es más flexible y ha mejorado enormemente su facilidad de uso, sin cambiar en lo fundamental: un motor de x86 que sólo emula ciertas funciones de entrada/salida, mientras el resto de dispositivos es ejecutado a través de su motor de software. Es el caso del controlador gráfico de VMware Workstation, que a través del motor pasará los requisitos de ejecución a nuestra

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información