| Artículos | 01 DIC 2005

Un Mac en tu PC

Tags: Histórico
Instalamos el "Tiger" en una máquina con Pentium 4
Eipol Wilson.
Hay quien pensaba que con el cambio a los procesadores Intel por parte de Apple podríamos llegar a ver Mac OS X corriendo en un PC. Tenía razón.

Corre el rumor sobre la posibilidad de que Apple presente durante la Macworld Expo del próximo mes de enero un nuevo iBook con procesador Intel. Este hecho no haría más que confirmar el avanzado estado de desarrollo en el que se encontraría la versión del sistema operativo que correrá en ellos. La versión final es de suponer que sólo funcione en las nuevas plataformas Mac/Intel y no en cualquier PC, pero nunca se sabe. De hecho, en Internet se está “moviendo” una versión de Tiger 10.4.1 para plataforma x86 que hemos podido probar en varios PC y funciona, ¡vaya si funciona!
Después de algunos intentos iniciales fallidos (debidos posiblemente a la mala calidad del soporte) finalmente pudimos completar la instalación en una máquina equipada con una placa base Asus P4P800-E Deluxe, procesador Pentium 4 a 3 GHz y 512 MB de memoria RAM. Una instalación la mar de sencilla en la que apenas tuvimos que intervenir y que duró algo menos de una hora, tras la cual ya teníamos Tiger funcionando.
Las capturas hablan por sí solas, es un Tiger hecho y derecho: apariencia, funcionamiento, aplicaciones... todo. El sistema más que correr vuela, aunque se nota que está todavía en desarrollo. Para empezar, no detectó ni el sonido, ni la tarjeta de red (integradas ambas en la placa), ni tampoco la tarjeta gráfica, aunque en este último caso instaló una VGA genérica dejándonos un sistema gráfico limitado en cuanto a resolución (1.024 x 768, sin posibilidad de cambiarla) y sin características avanzadas como la tecnología Quartz Extreme. Para solventar el problema del sonido y la red utilizamos una tarjeta USB y otra PCI, respectivamente, reconociendo ambas de forma automática. Otro problema que detectamos fue el idioma. Modificado en las preferencias internacionales a Español, Finder seguía mostrando los menús en inglés, aunque no así las aplicaciones.
Esta versión que hemos probado traía incorporadas las aplicaciones iPhoto e iTunes, no incluidas de serie en el sistema operativo y que se encuentran en la suite iLife (que además incluye iDVD, iMovie y GarageBand), que también instalamos aparte sin ningún problema. Todas, salvo iDVD (que daba un mensaje de error indicando que no encontraba el hardware necesario), funcionaron correctamente. Incluso actualizamos iTunes a su versión 6 a través de Internet, paso necesario para que el sistema reconociera correctamente el iPod Vídeo que le conectamos a un puerto USB. También reconoció el adaptador Bluetooth que conectamos a otro puerto USB, conexión inalámbrica que nos permitió ver otros dispositivos Bluetooth que teníamos cerca e incluso transferir archivos a un iPAQ. Lo que sí se nota es que las aplicaciones corren de forma más lenta aquí, como pudimos comprobar al ajustar en iPhoto algunos parámetros de una imagen o con GarageBand, aplicación ésta que ya de por sí consume gran cantidad de recursos. Aun así aguantó con unas cuantas pistas de audio antes de “quejarse”.
Esta primera toma de contacto ha sido más que satisfactoria. Nos ha sorprendido gratamente, y no sólo porque funcione, sino por cómo lo hace. Parece que el cambio de arquitectura le va a sentar fenomenal al sistema operativo de la manzana, limitado hasta ahora por la menor potencia de los PowerPC aunque, por otra parte, eso ha motivado que el sistema estuviera siempre muy optimizado, para compensar ese retraso. Visto lo visto no queda más que esperar a ver qué nos depara el futuro, que ya está a la vuelta de la esquina.


Nota: para los que puedan pensar que estas capturas están hechas desde un Mac incluimos también una de la instalación del sistema en un PC virtual creado con VMware.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información