| Artículos | 01 ABR 2003

Un estudio musical en el PC

Tags: Histórico
Cool Edit Pro 2, Cubase SL, Cubasis VST 4.0, Reason 2.0, Rebirth RB-338 2.0, Storm 2.0 y WaveLab Essential
Daniel Comino y José C. Daganzo.
Probablemente muchos de nosotros nos hemos sentido atraídos alguna vez por la creación musical, pero por dejadez o falta de tiempo lo hemos ido aparcando hasta olvidarnos de ello. En las siguientes líneas vamos a mostrarle algunas de las aplicaciones más comunes desarrolladas expresamente para el tratamiento, edición o creación musical.

La pretensión inicial de este artículo no es rea-lizar un exhaustivo repaso de todas y cada una de las aplicaciones musicales que son compatibles con el PC, sino ofrecer diferentes tipos de herramientas con el fin de que el lector tenga los recursos necesarios para escoger la más adecuada para el tipo de necesidad que tiene.
Debido a esto hemos seleccionado varias de las aplicaciones más comunes, con el objetivo de dar una idea lo más aproximada posible de las características más representativas que en la actualidad ofrece el software para componer música con un PC.
No obstante, y debido al gran movimiento que genera este tipo de software, es necesario que, una vez conozca las posibilidades del programa deseado, adquiera las extensiones, plug-ins, o módulos extra que pueden ofrecer tanto los fabricantes como otros desarrolladores, ya que el hecho de comprar un software de creación, edición o producción musical, no es sino el principio de una interminable búsqueda de mejoras a implementar para mejorar la calidad de nuestros proyectos.
No obstante, el mero hecho de tener un estudio musical no aporta prácticamente ningún valor. Ahí es donde entra en juego la creatividad de cada compositor. Pero eso depende de nosotros.
En las siguientes líneas le mostramos las principales características de los programas comerciales más populares.

Cool Edit Pro 2
En cuanto a grabación, edición y mezcla de música se refiere, Cool Edit Pro 2 es una de las aplicaciones más conocidas y utilizadas. Con múltiples funciones y posibilidades, es una aplicación bastante completa que integra todo lo necesario para hacer de nuestra música un material de alta calidad.
Tiene la posibilidad de trabajar con hasta 128 pistas en estéreo, aceptando múltiples formatos, incluidos los más comunes y utilizados (.wav, .wma, .aiff, etc.). Incluso, para trabajos que no requieran una calidad excesiva, podemos trabajar con ficheros MP3 (por ejemplo, para hacer mezclas de diferentes CD de audio).
Igualmente, podemos insertar efectos en tiempo real, ecualizadores independientes para cada pista, y más de 45 efectos distintos, organizados en diferentes categorías dependiendo del tipo de necesidad (distorsión de guitarra, efectos de eco para las voces, etc.).
Además, con el fin de mejorar la calidad del producto, el fabricante ha incluido un panel de mezclas desde el cual se pueden cambiar niveles, ajustar valores y mezclarlos de un modo simple.
Así, por ejemplo, podemos mezclar hasta 128 canales variando múltiples opciones, como el volumen de cada pista a nuestro gusto, o aplicando efectos con el fin de dotar a nuestro master de la mayor calidad posible.

Cubase SL
Esta aplicación es la versión reducida de Cubase SX, que representa la actualización de Cubase VST. Tiene muchas de las características de la versión SX, aunque no dispone de la función de edición e impresión de partituras.
Esta versión incorpora sustanciales novedades respecto a VST. Entre las más reseñables se encuentra el historial, que permite tener acceso a infinitos niveles de hacer y deshacer. Gracias al Offline Process History se puede ver la historia completa del proyecto, y situarnos en cualquier paso anterior para rehacer las ediciones a nuestro antojo. El sistema VST link permite intercomunicar diferentes equipos para repartir la carga de trabajo entre varios ordenadores.
Mantiene en gran medida la interfaz gráfica de las aplicaciones de Steinberg, si bien ha cambiado ciertos aspectos, como la barra Arrange, que en Cubase SL se denomina Project. Aun así, la filosofía es la misma y no tendremos ningún problema para adaptarnos.
Si nos centramos en los instrumentos virtuales, descubrimos tres: el sintetizador analógico Unit A1 (Waldorf), una caja de ritmos virtual (LM-7) y el bajo B1. Respecto a los efectos, presentan una buena calidad, con casi treinta plug-ins.
Soporta el uso de formatos de vídeo digitales como MPEG, AVI y DV, pudiendo manejar una única pista de vídeo por proyecto y permitiendo incorporar al mismo el sonido de nuestro proyecto.
La aplicación es una opción para todos los usuarios que quieran ir más allá del Cubase VST, pero que tengan cierto miedo a entrar de lleno con la SX, o bien no puedan permitirse pagar su coste.

Cubasis VST 4.0
La aplicación presenta una apariencia externa muy cercana a sus hermanos mayores Cubase SX y Cubase SL, con un manejo bastante similar, a pesar de que se trata de un secuenciador de entrada de gama, para usuarios que decidan empezar a trabajar con sonido digital de una manera más seria.
Esto permite a Steinberg que los usuarios que usen Cubasis puedan migrar en cualquier momento a cualquier otro de sus secuenciadores, como Cubase SL, sin que esto les suponga el trauma que crea comenzar a trabajar con una aplicación totalmente nueva.
La mejora más significativa de esta herramienta se denomina Voice Detective, que permite grabar voz directamente desde el micrófono para que el software la convierta a formato MIDI.
Incorpora más de treinta efectos, diez instrumentos virtuales y una estupenda mesa de mezclas virtual. Las características más destacables de este secuenciador son: soporte para 48 pistas de audio y 64 pistas MIDI, manejo de efectos en tiempo real y grabación a 24 bits y 96 kHz. Incluye el editor de audio WaveLab Lite, Easy Guitar (plug-ins para guitarra), Steinberg InWire (colaboración en línea con otros músicos) y 600 MB de sonidos y samples para apoyar las composiciones.
Si dispone de la versión 3.0 y está comenzando a sacarle mucho partido, e incluso se le está quedando algo “pequeña”, la versión 4.0 no es la más recomendable, pues dispone de posibilidades mucho más potentes en la gama SX de Cubase. Si no trabaja con Windows XP, esto puede ser un gran inconveniente, porque al precio de la licencia deberá añadir el de dicho sistema operativo, pues sólo trabaja con Windows XP. Esto no ocurre con Cubasis 4.0, que es compatible con Windows 98, 98SE, 2000 y XP.
En resumen, tres CD-ROM que permiten tratar el sonido de manera semiprofesional, y que presentan una relación prestaciones/precio bastante adecuada.

Reason 2.0
Este secuenciador audio/MIDI es uno de los estudios virtuales de sonido más completos que existen en la actualidad. Esto convierte Reason 2.0 en una herramienta muy útil, pero al mismo tiempo complica su manejo al máximo.
Un primer vistazo por la aplicación revela una magnífica interfaz gráfica. En ella descubrimos un sistema basado en racks que pone en nuestras manos un completísimo estudio virtual. Si nos fijamos en los diferentes elementos que habitan en este rack, nos encontraremos con sintetizadores, mezcladores, cajas de ritmos, unidades de efectos, etc. Si nos centramos en la interfaz, bastará con hacer clic sobre la tecla tabulador para ver la parte posterior del rack y visualizar de manera real el cableado y las diferentes conexiones entre los elementos que lo componen.
Al crear un nuevo proyecto nos encontramos con un rack donde seleccionamos los módulos que necesitamos para nuestro proyecto, y a partir de ahí comienza el t

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información