| Noticias | 22 DIC 2000

Un código ético regulará los videojuegos según edades y contenidos

Tags: Histórico
El software de entretenimiento deberá incorporar, antes del próximo 31 de marzo, una etiqueta que informará de las edades a la que está destinado en función de sus contenidos.
Javier Jiménez
El Instituto Nacional de Consumo, junto con la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (ADESE), han presentado el código de autorregulación sobre el etiquetado y publicidad de videojuegos.
El objetivo de este código es ofrecer una información sobre los contenidos y edades recomendadas para la utilización de software de entretenimiento, y nace a partir de la moción aprobada por el pleno del Senado el pasado 23 de febrero de 1999, en la que se instaba al Gobierno a "propiciar un acuerdo de autocontrol sobre limitación en la producción de estos juegos y juguetes, con la industria y los establecimientos del sector".
Dicha información debe mostrarse a través de una etiqueta en el embalaje del producto colocada en un lugar y con un tamaño que pueda ser vista claramente por el consumidor en el punto de venta.
De esta forma, los editores y distribuidores determinarán el rango de edad a los que se dirigen sus productos según su contenido en relación con aquellos aspectos de mayor sensibilidad social, como violencia física o moral, sexo y actitudes racistas o que puedan afectar a la dignidad humana.
Así, los productos se clasificarán en cuatro categorías: productos no recomendados a menores de 18 años, no recomendados a menores de 16 años, no recomendados a menores de 13 años, y clasificados para todos los públicos.
Para ello, los fabricantes y distribuidores deberán cumplimentar un formulario para cada videojuego y remitirlo a la ADESE antes del lanzamiento del producto en el mercado. Además, se establece un periodo de transición que finalizará el próximo 31de marzo, a partir del cual todos los videojuegos deberán incorporar el sello de forma obligatoria.
En caso de incumplimiento, el código obliga a las empresas a corregir automáticamente cualquier error en la calificación de los videojuegos, según el dictamen que realice la Comisión de Seguimiento.
Esta comisión estará formada por tres representantes del sector designados por ADESE, además de un representante del Consejo de Consumidores y Usuarios nombrado por el INC, uno de la Plataforma de Agrupaciones de la Infancia, dos de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) y de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), y uno más de la Comisión de Calificación de Películas Cinematográficas.
De lo contrario, o cuando se repitan esta clase de errores, la compañía será expulsada de ADESE y la irregularidad se comunicará al Instituto Nacional de Consumo para su divulgación en los medios de comunicación y en la página www.consumo-inc.es.
ADESE representa a la mayor parte de las empresas de videojuegos, con un volumen de facturación del 70% del total de España, como son Acclaim, Dinamic Multimedia, Electronic Arts, Friendware, Havas Interactive, Infogrames, Proein, Sega, Sony y Ubi Soft.
Sin embargo, todavía quedan por suscribirse a este código grandes fabricantes como Microsoft, Nintendo, Virgin y Konami, aunque estas empresas ya han manifestado su intención de suscribir el código ético en los próximos días.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información