| Artículos | 01 OCT 2006

Ultra portátiles: batalla abierta por el "peso pluma"

Tags: Histórico
Samsung NP-Q35, Sony Vaio VGN-TX3XP y Dell Latitude D420
Daniel Comino.
Actualmente, al ritmo que avanza la tecnología, es posible encontrar productos de un rendimiento excelente, con diseños espectaculares, y cada vez más fáciles de transportar. Éste es el caso de los equipos ultra portátiles, ordenadores diseñados para usuarios profesionales muy exigentes, que no tienen una mesa de trabajo física (o que la utilizan muy poco) por su alto nivel de movilidad, o que están en constante movimiento, pero que necesitan de las últimas tecnologías en cuanto a conectividad, rendimiento o prestaciones.
Las tres propuestas que presentamos vienen de fabricantes con un peso específico dentro de la industria tecnológica, lo que ofrece ciertas garantías. Lo cierto es que se trata de tres propuestas distintas que cubren todas las necesidades (equipos ligeros, de diseño o de gran rendimiento) que puede tener el usuario móvil, tan habitual en nuestros días.

Dell Latitude D420
Este Dell Latitude D420 es el encargado de sustituir al modelo X1 en el segmento más ligero de la compañía.
Dejando a un lado los componentes internos del equipo (que puede consultar en nuestra tabla de características), comentaremos que dispone de una pantalla panorámica WXGA UltraSharp de 12,1 pulgadas bastante brillante.
Como viene siendo habitual en los modelos más ligeros de Dell, este D420 no cuenta con unidad óptica de serie, sino que habremos de adquirirla por separado. En nuestro caso hemos analizado el producto con una base adicional que nos brinda, además de una unidad grabadora DVD de doble capa, un puerto USB 2.0 adicional (hasta sumar cuatro en total), salida para monitor DVI y puerto paralelo para una impresora, pero lógicamente repercute en la portabilidad final (ya que alcanza los 2,44 con la base y el adaptador incluido).
Uno de los principales atractivos de este modelo es su disco duro de 60 GB, ya que se trata de un modelo de Toshiba de tan sólo 1,8 pulgadas. Sin duda, la inclusión de este elemento supone menos espacio en la carcasa del producto, (reduciendo el tamaño final de la unidad). Como gira a 4.200 revoluciones por minuto, se reduce el consumo de energía, aportando una mayor autonomía final (vital en modelos ultra portátiles). El problema, como siempre, es que perdemos algo de rendimiento a la hora de acceder a los datos, y aún es peor si observamos que la memoria caché desciende a los 2 MB.
Pero sin duda el elemento más interesante que nos encontramos en este D420 es su integración con la tecnología HSDPA, que nos permite, mediante la inserción de una tarjeta SIM de datos previamente activada, navegar por Internet desde cualquier lugar (que tenga cobertura) a velocidades comparables a un ADSL.
Al dirigirse a un segmento de usuarios muy exigentes, se agradece el lector de huellas digitales que permite validar al usuario con su dedo de forma sencilla y rápida, protegiendo así los datos que lleva en su interior. Igualmente dispone de una batería de 6 celdas con medidor de capacidad, que sin embargo ha resultado demasiado vulnerable (fue la primera en sucumbir a nuestras pruebas).
Desde luego, el Latitude D420 no ha sido diseñado pensando en obtener el máximo rendimiento, sino que han preferido centrarse en el usuario meramente nómada que se desplaza habitualmente con su ordenador. En este caso han pesado más variables como autonomía y peso que rendimiento.

Samsung Q35
La visión que Samsung tiene del profesional móvil va un poco más lejos a nivel de portabilidad, ya que el nuevo estandarte ultra portátil de la compañía, el Q35, sobrepasa ligeramente los dos kilogramos de peso (1,93 sin adaptador). Y es que, al contrario que ocurrió en su modelo Q30 (que pesaba algo menos de 1 kilogramo), entre otras cosas, el nuevo modelo sí tiene unidad grabadora DVD.
El nivel de batería se sitúa en un consumo aceptable (poco más de dos horas y media). Pero sin duda, a nivel de rendimiento no hay nada que hacer: el Q35 se lleva la ‘pole position’, y además con mucha distancia sobre sus contrincantes. No en vano incorpora el procesador de doble núcleo con la frecuencia más alta (1,66 MHz). De hecho, no tiene nada que envidiar a muchos portátiles de casi tres kilogramos de peso. Y es que uno de los principales causantes de esta potencia es el bus frontal, ya que, mientras sus rivales se quedan en 533 MHz, Samsung ha escogido un procesador capaz de elevar esta cifra hasta los 667 MHz. Si a esto le sumamos que también es el único modelo que ha venido con la memoria dispuesta en doble canal (a pesar que disponer únicamente de 512 MB), tenemos las principales claves del éxito de este modelo.
A este excepcional rendimiento contribuye la unidad de disco duro, ya que, a diferencia del resto, Samsung ha decidido montar un disco duro de 2,5 pulgadas, lo que ofrece mayor rapidez a la hora de buscar un dato, ya que el Fujitsu MHV2080AH, de 80 GB, es capaz de girar a 5.400 revoluciones por minuto. Y si le sumamos la memoria caché de 8 MB, la velocidad aumenta más. No obstante, en este sentido, lo que gana en rendimiento lo pierde en autonomía.
Otro de los aspectos que llama la atención es la textura y tacto del teclado, donde tienen un mejor tratamiento las teclas más importantes (las que más utilizamos a la hora de escribir son más grandes que el resto).
A pesar de lo anteriormente comentado, el modelo de Samsung no ha ganado nuestra comparativa, en primer lugar porque es el equipo menos portable (sobrepasa los 2 kilogramos). Además de esto, el hecho de integrar tan sólo 512 MB de memoria RAM, desvela una carencia importante a nivel de escalabilidad de futuro.
Por último, consideramos un aspecto a mejorar el sistema operativo incluido, ya que una versión Home de Windows XP se queda corta.

Sony VGN-TX3XP
El último de los equipos que hemos incluido en nuestra selecta lista de oferta ultra portátil es el nuevo modelo de Sony, un espectacular Vaio que, desde el momento en que lo sacamos de la caja nos encandiló irremediablemente.
A simple vista, el modelo VGN-TX3XP destaca por su excelente diseño, fiel al tradicional sello de la casa Vaio. Se trata de una carcasa fabricada con fibra de carbono, que permite al equipo mantener una temperatura adecuada, mientras aligera el peso final del equipo; otra de las innegables virtudes del producto (2,1 x 27,2 x 19,5 centímetros, y 1,24 kilogramos de peso, sin adaptador), que lo convierten en el perfecto compañero de viaje.
Como ya es tradicional en los productos bajo el anagrama de la compañía japonesa, este TX3XP dispone de una espectacular pantalla. En este caso se trata de un modelo panorámico de 11,1 pulgadas X-Black, cuya resolución asciende nada menos que hasta los 1.366 x 768 puntos (hemos visto bastantes portátiles de 15,4 pulgadas incapaces a llegar hasta ese límite), lo que sin duda supone una buena noticia para el usuario. Además, utiliza tecnología de LED retroiluminados, que aporta una mayor tonalidad de colores y ajusta al máximo el consumo de batería.
Este Vaio es un dispositivo que aprovecha al máximo el espacio. De hecho, si observamos con detenimiento las diferentes partes de su carcasa, apreciamos multitud de detalles, como indicadores luminosos, botones multimedia de la parte frontal, acabados redondeados, o la tapa lateral que se abre y en su interior protege tanto un puerto USB 2.0 (tiene un total de dos) como la clavija RJ-11 del módem.
Del mismo modo que reconocíamos la calidad del teclado que Samsung incorporó a su modelo Q35, tenemos que destaca

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información