| Artículos | 01 MAR 1995

Trucos para Windows ... y algunos para DOS

Tags: Histórico
Técnicas y métodos que le ayudarán a aumentar su productividad en el entorno Windows y sentirse más cómodo
Jaime de Yraolagoitia.

RECURSOS DEL SISTEMA

Windows es un entorno atractivo y fácil de usar, pero todo ello se consigue a base de utilizar constantemente los recursos hardware de su ordenador. Aprenda varias técnicas para minimizar el uso de los recursos.

1. Vigilar los recursos: Si tiene mucha memoria pero su sistema se ejecuta lentamente, puede que se haya quedado sin recursos. Los Recursos de Sistema de Windows están formados por cuatro áreas de datos de 64 KB (denominadas heaps) que son utilizados por las aplicaciones Windows durante su ejecución. Desafortunadamente, estas áreas pueden llenarse completamente, ralentizando el rendimiento del sistema y provocando mensajes de falta de memoria. Para chequear los recursos del sistema, active el Administrador de Programas, abra el menú Ayuda y elija la opción Acerca de ..., que le mostrará el porcentaje de recursos libres (véase figura 1).

¿Qué porcentaje debe quedar libre? Después de arrancar Windows y cuando no se está ejecutando ningún programa, normalmente habrá un 80% de recursos disponibles. A medida que vaya ejecutando aplicaciones Windows los recursos libres descenderán hasta el 30% sin que disminuya la velocidad del sistema. Pero si los recursos disponibles bajan del 30%, es conveniente que cierre las aplicaciones inactivas, pues el rendimiento de Windows será cada vez más lento. La mejor forma de liberar recursos es cerrar las aplicaciones que se están ejecutando. Para conocer cuáles son esas aplicaciones activas pulse la combinación de teclas Ctrl-Esc y aparecerá la Lista de Tareas.

2. Cerrar ficheros de datos: Al abrir un fichero de datos no se gastan recursos del sistema de la misma forma que al abrir un programa. Pero Windows utiliza una estructura denominada selectores para seguir la pista de los ficheros abiertos, y usar muchos selectores puede provocar el mensaje No hay memoria aunque exista mucha memoria RAM libre. Por tanto, es una buena idea cerrar aquellos documentos en los cuales no está trabajando.

3. Programas mal diseñados: Hay muchas aplicaciones Windows que al abrirse usan determinados recursos y que, cuando se cierran, no devuelven todos los recursos utilizados. Esto no sólo es algo corriente en los programas de las compañías más modestas, sino que sucede en programas como Microsoft Word 6.0 _por ejemplo, en un sistema con un 80% de recursos libres, si se abre Word 6.0 y se vuelve a cerrar, los recursos disminuyen al 78%_. La única forma de liberar estos recursos nunca devueltos es salir de Windows y volver a arrancar. Para identificar los programas mal diseñados, sólo tiene que comparar los recursos libres antes de arrancar una aplicación y los recursos libres después de salir de la aplicación. Cuando encuentre programas con este error, evite abrirlos y cerrarlos repetidamente durante una sesión Windows.

4. Eliminar fuentes no usadas: Una lista muy grande de fuentes (tipos de letra) aumenta el tiempo de arranque de Windows, ralentiza el sistema y dificulta la tarea de encontrarlas. Puede borrar las fuentes extrañas mediante el icono Fuentes del Panel de Control, activando el botón Quitar _aparecerá una ventana que le permite activar una opción para que la fuente no sólo desaparezca de la lista de fuentes instaladas en Windows, sino para que también se elimine del disco duro el fichero con la fuente_. Si se trata de una fuente que utiliza en pocas ocasiones, puede eliminarla de la lista de fuentes, pero sin borrarla del disco duro, de forma que se pueda instalar fácilmente cuando se necesite. A la hora de borrar fuentes no elimine aquellas en las que aparece la palabra RES, ni las fuentes Arias y Times New Roman, ni las fuentes de impresora.

Para cada fuente TrueType existen dos ficheros base que definen la fuente y seis ficheros con versiones formateadas de la fuente; es decir, cursiva, negrita y cursiva más negrita. Por ejemplo, para la fuente Arial hay dos ficheros base (ARIAL.FOT y ARIAL.TTF) y seis ficheros con las variantes de cursiva y negrita: ARIALBD.FOT y ARIALBD.TTF (negrita), ARIA-LI.FOT y ARIALI.TTF (cursiva), y ARIALBI.FOT y ARIALBI.TTF (negrita y cursiva). Si usted no necesita fuentes con calidad profesional, puede borrar estos ficheros de fuentes adicionales. Podrá seguir imprimiendo en cursiva y negrita, pues Windows generará estos tipos de letra a partir de los ficheros base. Sin embargo, descenderá un poco la calidad de las letras, que es mayor cuando existe un fichero de fuente específico que cuando tiene que generarse a partir del fichero de fuente base. Si decide borrar estos ficheros extra, recuerde que todos los ficheros de fuente TrueType residen en el directorio \WINDOWS\SYSTEM.

5. Un tapiz sencillo: El tapiz es el dibujo decorativo que utiliza el escritorio y que siempre está por debajo del Administrador de Programas. Para la mayoría de los usuarios resulta muy sugestivo incluir como tapiz una imagen bonita de gran tamaño y muchos miles de colores. Pero esta es una forma muy improductiva de gastar una buena cantidad de memoria. Cualquiera de las imágenes de pequeño tamaño y a 16 colores incluidas en Windows apenas consume memoria, pero una imagen de 800 x 600 a 256 colores inutiliza varios cientos de kilobytes. Quizá lo mejor es no usar tapiz y trabajar con un fondo de color gris o blanco. Para definir (o desactivar) el tapiz abra el Panel de Control y elija el icono Escritorio (véase figura 2).

6. Reducir el número de grupos: Incluso cuando están cerrados, cada grupo del Administrador de Programas utiliza sus propios recursos. Por tanto, es preferible tener la menor cantidad de grupos. Recuerde que los iconos se pueden arrastrar de un grupo a otro y que para borrar un grupo hay que borrar antes todos sus programas.

7. Evite los salvapantallas: Los salvapantallas eran prácticos con los monitores antiguos, donde la imagen que permanecía constantemente sin cambiar podía provocar que se quemaran los fósforos de los puntos de la pantalla. Los monitores modernos no tienen este problema, por tanto, dejando de un lado las consideraciones estéticas, los salvapantallas para Windows actuales no hacen más que consumir tiempo de procesador, recursos del sistema, memoria y espacio del disco duro.

En cualquier caso, si desea disminuir el consumo de energía, defina un salvapantallas con una pantalla en blanco que no contiene nada (es decir, un fondo negro). Una pantalla en blanco otorga más descanso a los fósforos del monitor y consume entre 10 y 20 watios menos que visualizar un campo de estrellas o cualquier otro salvapantallas. Se lo agradecerá tanto su monitor como el medio ambiente.

8. Ignorar el grupo Inicio: Si no utiliza el grupo Inicio para cargar automáticamente programas al arrancar Windows, puede ahorrar memoria y recursos del sistema manteniendo presionada la tecla Mayúsculas después de escribir la orden WIN en el indicador del DOS. De esta forma, Windows no cargará el grupo Inicio (pero sí los programas especificados en las instrucciones LOAD o RUN del fichero WIN.INI).

9. Eliminar iconos del Panel de Control: Incluso en los ordenadores más rápidos, el Panel de Control se toma su tiempo hasta cargar los iconos de todas las aplicaciones incluidas. Si nunca utiliza algunas de estas aplicaciones, por ejemplo, Internacional o Mapeador MIDI, puede indicar al Panel de Control que no las cargue. Para ello, abra con un editor de texto, tal como el Bloc de notas, el fichero CONTROL.INI y añada una nueva sección con nuevas instrucciones. El nombre de la sección es [Don't load] y las instrucciones a añadir tienen el formato aplicación=TRUE, siendo aplicación el nombre del elemento del Panel de Control que no se quiere cargar. Por ejemplo, para evitar que se carguen Internacional y Mapeador MIDI hay que añadir en CONTROL.INI las líneas siguientes:

[Don't load]

Internacional=TRUE

Mapeador MIDI=TRUE

RENDIMIENTO DEL DISCO

La princi

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información