| Artículos | 01 OCT 2001

Trucos para optimizar la grabación

Tags: Histórico
Daniel Avila.
Los dispositivos de grabación de discos CD-R o CD-RW, léase copiadoras o regrabadoras, tienen fama de ser uno de los elementos más problemáticos de un PC, aunque normalmente no es debido al propio dispositivo en sí, sino a una mala configuración del sistema operativo. Este artículo repasará algunos conceptos que redundarán en mejorar su experiencia con estos componentes, que cada día son más esenciales.

Nadie negará las virtudes de las copiadoras personales, dispositivos que permiten inmortalizar en un CD-R (Compact Disc Recordable, CD grabable) cualquier tipo de datos (música, imágenes, documentos, back-ups, etc.), pero también es habitual tener que arrojar a la basura los discos que por una razón u otra –a veces sin razón- se estropean a la hora de grabarlos.
Existen tres elementos que influyen en la correcta grabación de un CD-R: el CD-R en sí (su composición), la grabadora y el ordenador. Es recomendable que los CD-R que use sean de buena calidad –tanto para grabar como para almacenar datos-, por lo que 25 PTA de diferencia pueden merecer la pena en muchos casos. La grabadora, suponiendo que se trata de un modelo actual (de al menos 12x), no suele ser fuente de problemas, aunque siempre hay mejores marcas que otras (ver comparativa en este mismo número). El equipo donde se realicen las copias es, sin duda, el elemento que más problemas causa, casi siempre por una mala configuración del sistema operativo y no por un fallo en el hardware. Por ello, en estas páginas invitamos al lector a optimizar el sistema operativo Windows para minimizar los problemas al grabar sus discos.

DMA (Direct Memory Access)
El DMA o acceso directo a memoria es una característica que permite a los dispositivos de entrada y salida (I/O subsystem) transferir información en ambos sentidos (lectura y escritura) directamente a la memoria del sistema, sin necesidad de procesar los datos a través de la CPU, lo que libera enormemente a ésta y le permite realizar otras operaciones simultáneas.
Actualmente, tanto las placas base como los lectores y grabadoras de CD soportan transferencias de datos mediante DMA (en cualquiera de sus formatos: DMA, UltraDMA...). El problema es que en la instalación por defecto de los sistemas Windows 9x/Me esta propiedad se encuentra deshabilitada por motivos de compatibilidad, ya que en algunos dispositivos antiguos IDE existían ciertas incompatibilidades debido a los drivers.
Para activar DMA en Windows 9x/Me debe dirigirse al administrador de dispositivos y acceder a las propiedades de la unidad de CD en cuestión. En el apartado “Configuración” hay una serie de opciones entre las que se encuentra DMA, que debemos activar ignorando el mensaje de Windows sobre compatibilidad.
En esta misma pantalla se encuentran otras opciones que es recomendable activar: Sincronizar la transferencia de datos y Desconectar, aunque esta última no tendrá efecto en las unidades IDE, ya que el bus no dispone de esta característica (ver figura).

Memoria virtual
La memoria virtual o de intercambio (swap memory) es usada por el sistema operativo junto con la memoria física o RAM para incrementar la máxima capacidad de memoria disponible y permitir ejecutar aplicaciones que requieran más memoria que la física, o abrir simultáneamente varias aplicaciones que sobrepasen ésta.
Windows utiliza un archivo de disco oculto (en Windows 9x/ME es Win386.swp y en 2000 es pagefile.sys) como memoria virtual. Por defecto se encuentra en la unidad en la que se ha instalado (normalmente C:\) y lo gestiona de forma automática, es decir, amplía su tamaño dependiendo de las necesidades del sistema.
Es recomendable que usemos otro disco duro para almacenar el archivo de memoria virtual, o en su defecto otra partición, ya que al tratarse de un fichero del sistema –y por lo tanto fijo- cuando crece, aumenta la fragmentación del disco, haciendo que la unidad del sistema vaya cada vez más lenta.
Para cambiar la unidad de la memoria virtual acceda al panel de control en el icono sistema, y en la pestaña Rendimiento cambie la unidad a alguna en la que disponga de suficiente espacio.

Directorios temporales
En cualquier sistema operativo existen unas determinadas carpetas que son usadas como almacén temporal de datos por el sistema o las aplicaciones. En Windows, por defecto, el directorio temporal se encuentra en C:\Windows\Temp.
La carpeta temporal es una de las más concurridas de Windows, ya que la mayoría de los programas la usan para fines internos además de en la instalación, por lo que -al igual que el caso anterior- influye enorme-mente en la fragmentación del disco.
El directorio temporal viene definido por las dos variables del sistema TEMP y TMP, por lo que únicamente necesitamos que éstas apunten a otro directorio en una unidad diferente. Suponiendo que el directorio temporal sea e:\tmp, deberíamos añadir estas líneas al archivo autoexec.bat:
set tmp=e:\tmp
set temp=e:\tmp
Después será necesario reiniciar para que Windows detecte los cambios realizados. Puede borrar el contenido de C:\Windows\Temp una vez realizado este paso.

Desfragmentar el disco
La tarea de desfragmentar el disco consiste en reorganizar el espacio usado en una determinada unidad para que los accesos a ficheros sean más rápidos. Es una tarea que todo el mundo debería realizar al menos una vez al mes.
Windows dispone de una utilidad destinada a este fin, aunque existen en el mercado otras soluciones comerciales (Norton Utilities). Para desfragmentar una unidad de disco acceda a propiedades de la unidad en cuestión, pulsando en ella con el botón derecho, y después encontrará el botón Desfragmentar ahora dentro de la pestaña Herramientas. Este proceso suele durar bastante tiempo –dependiendo del tamaño de la unidad y del estado de fragmentación- y es recomendable no usar el sistema hasta que termine.
Al desfragmentar la unidad del sistema, tanto el arranque como la ejecución de aplicaciones irán más rápido.

Maestro o esclavo
Al configurar una copiadora o regrabadora siempre es aconsejable instalarla como dispositivo único en un canal IDE (si hablamos de este tipo de copiadoras). Aunque sin entrar en detalles técnicos, conviene comentar que el bus IDE sólo permite una operación de E/S en un momento determinado, por lo que si instalamos la copiadora en el mismo canal que el lector (ya sea disco duro o unidad de CD) se producirán conflictos internos que provocarán que la velocidad de transferencia baje.
No influye si el dispositivo se configura como esclavo o maestro, como mucha gente cree; este parámetro sólo se usa como identificador.

Antivirus y salvapantallas
Los programas que se ejecutan en el sistema como un servicio pueden ralentizar el equipo en algunos momentos, lo cual no es aconsejable si vamos usar una copiadora, ya que ésta necesita un flujo constante de datos (aunque la tecnología BURN-Proof ayuda a superarlo).
Por ello, aunque no es necesario, es recomendable deshabilitar tanto el antivirus como el salvapantallas –que según la ley de Murphy siempre se activa en mitad de la grabación- para evitar sorpresas. Además compruebe que no existe ningún programa que se inicie con Windows en la carpeta de inicio del sistema en c:\windows\menú de inicio\programas\inicio, y, si lo hubiera y no lo necesita, elimínelo.

Firmware
El firmware es el programa almacenado en ROM o flashRAM en los dispositivos ha

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información