| Artículos | 01 MAY 2000

Trucos del mes

Tags: Histórico
José M. Alarcón.
Cuando un usuario se sienta por primera vez ante un ordenador se encuentra fernte una enorme cantidad de cosas nuevas que aprender. Los estudios sobre usuarios de ordenadores reflejan que, por término medio, no se utilizan más de 15% de las posibilidades de las aplicaciones. Desde PC World queremos solucionar este problema y por ello, en está sección encontrará cada mes, una pequeña selección de los mejores y más interesantes trucos para distintas aplicaciones, pequeños detalles que no ofrecen nuevas características revolucionarias, pero nos facilitan el trabajo al poder realizar más facilmente las tareas cotidianas.

Microsoft Windows 98

1 Añadir más opciones al menú contextual Enviar a...
Cuando se pulsa con el botón secundario sobre un archivo o directorio en el explorador de Windows, una de las opciones que aparecen en el menú contextual es la de Enviar a.... Normalmente sólo aparecen unas pocas opciones que, en general, son insuficientes para muchos usos comunes de los archivos. Por ejemplo, resulta útil poder abrir ciertos archivos de texto sin extensión TXT con el bloc de notas pero sin tener que asignarles éste como programa predeterminado.
Para obtener esta flexibilidad lo mejor es añadir estos programas que usamos habitualmente al menú contextual Enviar a... que aparece al pulsar con el botón derecho en el explorador.
Para ello abra el explorador de Windows y sitúese en el directorio del sistema (normalmente c:\windows). Busque el subdirectorio de nombre SendTo. Todo lo que se ubique en este directorio aparecerá después en dicho menú contextual. Cree uno o más subdirectorios colocando accesos directos a sus programas favoritos y de este modo podrá configurar el contenido de Enviar a... de la manera que más le guste. Tenga en cuenta que algunos programas no soportan la carga de archivos desde la línea de comandos, por lo que en ese caso no funcionarán tampoco desde Enviar a....
Si no encuentra el directorio SendTo será porque normalmente se trata de un directorio oculto, así que para poder acceder a él, deberá habilitar previamente las opciones que permiten ver todos los tipos de archivo y mostrar los ocultos desde las opciones del menú Ver del explorador de Windows.


2 Abrir archivos con otro programa diferente al predeterminado
Generalmente, cuando necesitamos acceder al contenido de un archivo desde el explorador de Windows, hacemos doble-clic sobre el icono que lo representa. Esto hace que se abra una aplicación asociada con la extensión del archivo, que generalmente es la más adecuada para verlo.
Sin embargo, en algunas ocasiones nos puede interesar abrir momentáneamente un fichero pero usando para ello un programa diferente al que el sistema tiene como predeterminado. Un caso muy habitual es la edición manual de páginas HTML, a las que a veces no queda más remedio que dar un retoque “a mano”. En este caso lo normal es que nos interese usar el propio bloc de notas de Windows para poder editar el archivo.
Para conseguirlo debemos pulsar con el botón derecho del ratón sobre el icono del archivo, manteniendo pulsada al mismo tiempo la tecla de mayúsculas. Esto añadirá a la opción predeterminada Abrir una nueva situada más abajo y llamada Abrir con... que nos dará a elegir el programa a utilizar para abrir el archivo.
Hay que tener cuidado de no dejar marcada la casilla inferior de esa ventana, puesto que en ese caso el programa que utilicemos será el que el sistema pase a considerar como predeterminado para el tipo de archivos.


3 Desactivar la característica AutoRun en Windows 95/98
A muchos usuarios les molesta que cada vez que se inserta un CD-ROM en el lector, se inicie automáticamente el programa que contiene; sin intervención por su parte. A pesar de que esta característica conocida como AutoRun o Autoarranque sea cómoda para algunas personas.
Siempre es posible presionar la tecla mayúsculas (SHIFT) cada vez que se inserta un CD-ROM en el lector, evitando así la ejecución del programa automático, pero sigue siendo incómodo. Lo ideal sería poder desactivar esta opción para no tener que preocuparnos nunca más por ella.
En Windows 95/98 esta una tarea sencilla de conseguir. Minimice o cierre todas las ventanas para acceder al escritorio. Pulse con el botón derecho del ratón sobre el icono Mi PC y seleccione la opción Propiedades para ver las del sistema. Escoja la lengüeta Administrador de dispositivos que le mostrará todos los periféricos que existen en sus sistemas. Abra la rama que se refiere a los dispositivos de CD-ROM y escoja las propiedades de su lector de CD. En la lengüeta Configuración de la ventana de propiedades haga que la casilla de verificación Notificar la inserción automáticamente deje de estar marcada.
Pulse el botón de Aceptar y cuando se le pregunte, reinicie el sistema. A partir de ahora dejará de tener que preocuparse de pulsar sobre la tecla de mayúsculas cada vez que meta un CD-ROM en su lector.


4 Mejor aprovechamiento del espacio en los discos
Desde la versión OSR2 de Windows 95, es posible utilizar un nuevo tipo sistema de archivos llamado FAT32, que permite aprovechar mejor el espacio de nuestro disco duro.
El sistema de archivos clásico de MS-DOS y, posteriormente con mejoras, de Windows 95 se llama FAT (File Allocation Table). Tiene como inconvenientes un mayor desperdicio de espacio que la FAT32 y que sólo permitía gestionar unidades de como máximo 2 GB. Hoy en día cualquier ordenador nuevo viene con 6 u 8 GB de disco duro como mínimo, con lo que FAT queda claramente en evidencia. Lo que se solía hacer para minimizar los problemas de FAT era particionar el disco duro para formar unidades lógicas mucho más pequeñas. Así, un disco duro de 4 GB lo podíamos dividir por ejemplo en cuatro unidades de 1 GB cada una.
Si alguna partición de su disco duro no posee FAT32, es aconsejable convertirla desde la versión más antigua (en las menores de 0,5 GB no es posible hacerlo). Tenga en cuenta que si lo hace, no podrá acceder a los contenidos de la unidad desde el sistema operativo MS-DOS (sí desde una ventana de MS-DOS en Windows), sin embargo las ventajas las notará enseguida: mucho más espacio para sus archivos en discos duros de pequeño tamaño.
Para saber si una unidad de su sistema es FAT o FAT32 basta con pulsar sobre su icono con el botón derecho del ratón y elegir Propiedades. Desde este diálogo obtendrá directamente la información. Por supuesto si alguna unidad de disco de sus sistema Windows 9x sobrepasa los 2 GB de tamaño, debe tener sin duda el sistema FAT32.
Si alguna de ellas es FAT y desea convertirla en FAT32, la herramienta Convertidor de unidades de FAT32 incluida en el menú Inicio/Programas/Accesorios/Herramientas del sistema le ayudara a hacerlo a través de un asistente. Si lo hace tenga en cuenta que no hay marcha atrás: Si convierte una unidad FAT en FAT32 no podrá hacer que vuelva a ser FAT sin perder los datos contenidos en ella.


5 Controlar el volumen del módem interno
En la mayor parte de las ocasiones no se le efectúa ningún ajuste al módem, y cuando nos conectamos a Internet, durante la fase de marcado, el módem emite unos pitidos bastante desagradables de los que no nos libramos hasta que estamos totalmente conectados a la red. Para evitarlo vaya al panel de control y elija el i

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información