| Artículos | 01 MAY 2006

Trucos de XWindows

Tags: Histórico
Explotando la potencia de las X
Diego Freniche.
Comprobar si está funcionando la aceleración gráfica
Cuando ya tenemos correctamente instaladas las X y queremos empezar a probar programas que utilicen la aceleración gráfica, puede ser que nos encontremos con que dicha aceleración no está activa. ¿Cómo podemos estar seguros de que está funcionando, sin tener que mirar si un programa en 3D se mueve suficientemente rápido?
La respuesta está en dos programas. Por un lado, glxgears es un programa de test y medidor de rendimiento gráfico de OpenGL (es un benchmark), que nos muestra una ventana en la que se animan unos engranajes y en la consola desde la que lo hemos lanzado nos va mostrando las imágenes por segundo (Frames per second o FPS) que está consiguiendo, como se puede apreciar en la imagen. Por otro lado, glxinfo es un programa más técnico (y feo) que al lanzarlo desde una consola nos dará una gran cantidad de información sobre el subsistema gráfico, la aceleración y si está activo o no la interfaz de renderizado directo (DRI, Direct Rendering Interface). Si lo está, ¡éxito!, tenemos activa la aceleración gráfica. Si no, debemos consultar en el fichero de log de las X (/var/log/XFree86.0.log) qué problema tenemos para que funcione el DRI.

Cambio de resolución dinámica en x
Siempre es bueno recordar que las X pueden cambiar de resolución de manera dinámica pulsando Ctrl+Alt+”+” y Ctrl+Alt+”-“, siendo las teclas + y – del teclado numérico. Así, podremos alternar por los diferentes modos gráficos de que dispongamos y pasar, por ejemplo de 1.200 x 768 a 800 x 600 y viceversa.

Quiero cambiar la resolución del servidor VNC
El servidor VNC nos permite acceder desde otro ordenador a nuestro Linux y manejar el teclado y ratón del ordenador cliente dándonos la impresión de estar sentado frente a nuestras X. El problema puede ser que, aunque en nuestra máquina tengamos configurada una resolución de 1.024 x 768 veamos en la pantalla de VNC una resolución menor. Esto se debe a la configuración por defecto de VNC.
El servidor vnx (Xrealvnc) tiene en /etc/vnc.conf su fichero de configuración. Añadiendo las líneas:
$geometry = “1024x768”
$depth = “16”
conseguiremos los deseados 1.024 x 768 de resolución con una profundidad de color de 16 bits.

Impedir el cierre de X Windows
Hay ocasiones en las que nos gustaría poder impedir que un usuario de Linux cierre su sesión de X Windows de forma abrupta pulsando la conocida combinación de teclas Ctrl+Alt+Backspace. Para esos casos, nada mejor que editar el fichero de configuración de X Windows (/etc/X11/XF86Config-4) y en la sección ServerFlags, modificar las opciones:
Option “DontVTSwitch” “true”
Option “DontZap” “true”
Option “DontZoom” “true”
Con estas opciones conseguimos que no se pueda cambiar a las terminales virtuales disponibles con Ctrl+Alt+F1-F6, que no se puedan cerrar las X de forma abrupta (DontZap) y que no se pueda cambiar de forma dinámica la resolución de pantalla mediante Ctrl+Alt+”+” y Ctrl+Alt+”-”.

Cerrar X en una urgencia
Si por algún motivo debemos cerrar las X y no funciona el cierre de sesión, o bien necesitamos reiniciar de forma abrupta X, o no queremos que alguien vea lo que tenemos en pantalla la combinación de teclas Ctrl+Alt+[Borrar a la izquierda] mata el proceso de nuestras X Windows. Si tenemos algún gestor de X corriendo (xdm, gdm o kdm) veremos que tras algunos parpadeos de la pantalla (mientras se reinician las X) volvemos a nuestro inicio de sesión. Si no, volveremos a un terminal virtual en modo texto y tendremos que arrancar las X con startx.

Escritorios virtuales en 3D
Si a muchos ya les parecen muy avanzadas la características de Xwindows, entre las que se cuenta el disponer de múltiples escritorios, ¿qué pensarán cuando sepan que se puede cambiar de escritorio a escritorio en un entorno 3D?
Porque efectivamente éste es el propósito del programa 3ddesktop. Una vez que nos instalemos el paquete Debian 3ddesktop dispondremos de un servidor (3ddeskd) que arrancaremos mediante la orden: 3ddeskd --acquire --gnome2. Evidentemente, si nuestro gestor de ventanas es KDE, usaremos –-kde2 o –-kde3. Ahora que el servidor está corriendo, con una llamada a 3ddesk obtendremos una pantalla como la de la imagen. Podemos rotar los escritorios a izquierda y derecha con los correspondientes botones del ratón y seleccionar el escritorio pulsando Esc o el botón central. Tan espectacular como sencillo de usar. Especial para soliviantar a usuarios de otros Sistemas Operativos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información