| Artículos | 01 NOV 2008

Tendencias de impresión: la magia del color

Tags: Histórico

Plantarse ante un cliente, un socio o bien presentar un proyecto para su aprobación con imágenes, gráficos o logotipos en blanco y negro es algo que a nadie se le pasa por la cabeza a estas alturas. Pero plantearse que hacer esto tenga un coste insalvable es algo que nos cuesta asumir, de ahí que el crecimiento de dos tendencias positivas no ha podido sino generar una tercera aún más positiva o, lo que es lo mismo, el desarrollo del mercado láser y del mercado de la impresión color ha situado en la parte alta de la pirámide la impresión láser color, en un momento en el que ningún profesional quiere o puede prescindir del color en sus trabajos.

Puede que haya algunos entornos donde el color no sea imprescindible, pero, incluso en estos pocos reductos que guiñan un ojo al pasado, siempre será bienvenido. ¿Se imaginan un arquitecto presentando un proyecto de edificio en el que no se distingan las diversas zonas por colores o un publicista con una propuesta para un cliente en una triste combinación de negros y blancos? Es difícil, ¿verdad?
Pues, como suele suceder, la tecnología ha salido al rescate de estos y otros muchos profesionales que ahora pueden plantarse ante su cliente, sus socios, sus empleados o en cualquier foro público con unos trabajos impresos que dicen mucho de la imagen que representan, porque si bien no podemos olvidar que una imagen vale más que mil palabras, éstas se multiplican si la imagen presenta su cara más colorida y real.

La suma de dos empujes
Pero el éxito de la impresión láser color es algo que se veía venir, dado que es la suma del empuje de la impresión láser con el de la impresión en color. Los primeros pasos del color llegaron con la inyección de tinta, una tecnología que nos abría un a puerta a un mundo de conceptos visuales más atractivos, pero que nos planteaba un límite insalvable para aquellos que necesitaban un gran número de impresiones. Frente a esto, la eficiente tecnología de impresión láser todavía andaba en blanco y negro, pero presentaba unos costes de impresión mucho más adecuados para aquellos que necesitaban una gran producción. En definitiva, sólo era cuestión de tiempo unir ambas tendencias para llegar a donde estamos ahora, el reinado de la impresión láser color.
Sin embargo, las cifras globales de mercado no nos permiten lanzar las campanas al vuelo. Tras varios ejercicios de crecimientos imparables, ha llegado el momento de la calma y de un cierto estancamiento en estos crecimientos, salvo en un segmento que se escapa de la tónica general, el de los equipos multifuncionales láser color, que aúnan no sólo dos tendencias de éxito, sino tres, sumando a las anteriores la posibilidad de ofrecer diferentes funciones en un mismo dispositivo, con lo que estos supone de ahorro, tanto económico como de espacio, para los entornos profesionales. Así, y según las cifras que manejas las consultoras, hoy en día el mercado de la impresión láser se encuentra en estancamiento de las ventas, excepto el relacionado con los modelos multifuncionales láser color A4. De hecho, estos han crecido en ventas en un 15 por ciento, según la consultora IDC. En general el mercado ha decrecido en un 18 por ciento en unidades en el segundo trimestre de 2008 en relación al segundo trimestre de 2007, mientras que los equipos multifunción láser color A4 han crecido en unidades en un 16 por ciento.

El valor del color
Puestos a buscar las claves del éxito de la impresión en color, hemos de preguntarnos qué nos aporta el color en nuestros trabajos. Así, y en primer lugar, la capacidad de realizar documentos con mayor calidad, alcanzando incluso niveles muy profesionales, reduciendo los costes de la externalizacion de servicios hacia las imprentas o casas de reprografía a las que se estaban dirigiendo hasta ahora. Esto se debe, principalmente, a que en el entorno profesional los equipos de impresión se dotan de mayores funcionalidades para realizar toda la documentación impresa que una empresa necesita. Desde la impresión de macros, que con el logotipo de una empresa evitan el uso del papel preimpreso, la impresión en formatos especiales para carteles hasta la publicidad exterior. En el campo doméstico, el uso de un equipo para generar documentos generales con menores costes operativos e incluso reduciendo el espacio en el escritorio.
Hoy en día, sólo el 23 por ciento de los equipos vendidos son equipos en color, sin embargo es la que más crece, y es que cada vez más estamos viviendo la transición desde la inyección de tinta a la tecnología láser color. Y es que un equipo láser color, por norma general, reduce el coste de las impresiones, ofrece mayor fiabilidad y menor complejidad que un equipo de inyección de tinta. Además los precios han sido acordes con esta tendencia y ahora es posible encontrar equipos láser color con un coste inicial por debajo de los 200 euros, por lo que la barrera del precio de adquisición, que durante muchos años ha sido el freno para algunas decisiones de compra, realmente ha desaparecido.
Así que, ¿quién puede aprovecharse de las bondades de la tecnología láser color? Básicamente, la PYME la cual no se ha beneficiado hasta ahora de las ventajas del color, externalizando su uso y, por lo tanto, aumentando sus costes. También el usuario doméstico, el cual ahora es capaz de realizar trabajos de calidad gracias a un dispositivo de reducido coste.

Pensando en el futuro
Si el presente es positivo, ¿por qué no mirar hacia el futuro? Hemos querido detenernos, por tanto, a repasar las tendencias de lo que está por llegar. Si lo miramos desde el punto de vista del usuario, una de las líneas en las que se está trabajando es en la convergencia de los equipos con el resto de los dispositivos electrónicos de los hogares. Por ejemplo, en cómo comunicar una TV y una impresora para realizar impresiones directas, porque la impresora es un dispositivo que no escapará de la domótica en un futuro cercano.
Las interfaces de usuario y el diseño, dado que se trabaja para que la impresora no sea un dispositivo extraño dentro de la decoración de un hogar o una oficina, así como en hacer la impresión cada vez más sencilla a los usuarios reduciendo los tiempos de instalación, la sustitución y reducción de fungibles y la interacción con la máquina son áreas de trabajo. También es destacable el esfuerzo que se está dedicando a la reducción de los niveles sonoros y la utilización de materiales no dañinos al Medio Ambiente, y es que, como es natural, nadie quiere un dispositivo en su hogar que pueda dañar aquello que lo rodea.
Además del uso de tóneres con elementos químicos capaces de realizar impresiones de mayor calidad, las cuales se acerquen a la fotográfica, y que van a permitir que un dispositivo de oficina pueda también ser utilizado para imprimir las fotografías en casa.
Si pensamos en entornos profesionales, nuestros ojos se van a la implementación de tecnologías que controlen su uso en la empresa. Es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información