| Artículos | 01 NOV 2002

Televisión por ADSL

Tags: Histórico
Eva Martín y Juan F. Marcelo.
Telefónica de España intenta lograr la supremacía en el mercado televisivo. Para ello ha presentado recientemente su último proyecto. Se llama Imagenio. Ofrece televisión, vídeo, música y videojuegos, y llega al domicilio de los usuarios a través de la línea telefónica. Es la televisión por ADSL.

Sobre el papel el asunto es bien sencillo. Hasta el hogar del abonado llega el par de cobre, y a él se conecta un módem ADSL de tipo multipuerto. A partir de aquí, es decisión del usuario si sólo quiere conectar un ordenador personal, o si además va a conectar un decodificador MPEG2. En ambos casos, la respuesta es un nuevo mundo de contenidos que llega al domicilio del usuario a través del hilo de cobre. La experiencia está muy adelantada, aunque no tanto como han querido hacer creer algunos medios. “Hay quien dice que vamos a comercializar ya el servicio. Quien lo afirma, sabe bastante más que nuestro departamento comercial. Lo cierto es que aún no tenemos una fecha definitiva, porque estamos todavía en pruebas”, comentan fuentes autorizadas de la compañía. Lo que sí que es cierto es que una primera inversión de 9 millones de euros ya se ha puesto en marcha para llevar a cabo una experiencia piloto en la ciudad de Alicante. Allí, mil usuarios satisfechos pueden disfrutar de un completo paquete multimedia pagando una cuota de 39,07 euros más IVA. Lógicamente, no es el único pago que hay que realizar: “Las películas de vídeo bajo demanda se pagan aparte, y dependen de diversos factores como su actualidad, o si hay alguna oferta”, afirman en Telefónica.
De la presentación del servicio se deduce que es una realidad, aunque todavía necesita unos ciertos ajustes. Lo primero que contempla el espectador cuando conecta su televisor al decodificador de Imagenio es un menú con diversos capítulos: Televisión y audio, A la carta, Promociones, Internet, Personalizar y Ayuda. Este primer directorio da paso a una segunda pantalla donde se puede elegir entre diversos canales de televisión. La oferta inicial es de 22 canales, de los que 12 son temáticos y 3 de tipo premium dedicados a deportes, toros y cine de actualidad, aunque en el futuro dependerá de lo que ofrezcan Vía Digital y otras empresas del grupo. La calidad de estas emisiones es similar a la del DVD.

Navegar por el TV
Hasta aquí todo se parece mucho a la televisión por cable o vía satélite. Las diferencias empiezan en la miniguía que ofrece datos del programa que estamos contemplando. De hecho, se puede navegar perfectamente por la miniguía como si de una pequeña página web se tratase, e incluso usarla para pasar a contemplar otros programas. Resulta muy fácil de usar y se trata de un desarrollo hecho en HTML por Telefónica I+D. La facilidad de uso y la rapidez de funcionamiento demuestran lo mucho que han trabajado los sesenta profesionales asignados directamente al proyecto de Imagenio, aunque también han participado otros profesionales del grupo.
Aparte hay una guía, de mayor tamaño, donde se puede consultar la programación por fechas, por horas, por canales, e incluso por el tipo del programa. Es una aplicación muy interactiva que permite saltar tranquilamente a otros canales. El sonido ofrece quince canales de audio que guardan un sospechoso parecido con el hilo musical. La música, como era de esperar, tiene calidad de CD. Muchos de nuestros lectores dirán que es prácticamente lo mismo que ellos disfrutan gracias a su operador de cable o de satélite. “Lo más diferenciador de la oferta de Imagenio son los servicios a la carta”, explican fuentes de Imagenio. Allí podemos encontrar un videoclub con diversas posibilidades entre las que destacan los Estrenos, Catálogo, Adultos o Top 10. Cada vez que se entra en una de estas secciones del videoclub salen las carátulas de las películas disponibles, y al pulsar sobre la carátula aparece una ficha técnica de la película. En el proyecto completo se espera que incluso se pueda disfrutar del tráiler de algunas de ellas.

Vídeo bajo demanda
También se pueden comprar esas películas, para lo cual es necesario introducir el PIN personalizado. En el momento en que se compra una película, un servidor de vídeo bajo demanda situado en las instalaciones de la compañía envía la película en formato streaming. Sin embargo, el usuario puede interactuar con ella mediante unos iconos que simulan las funciones de un vídeo doméstico. Se puede avanzar o retroceder, e incluso dejarla en pausa. También se puede interrumpir en cualquier momento la reproducción o pasar la película tantas veces como se quiera. Cuando se compra la película se tiene derecho a ella durante veinticuatro horas. Los derechos de autor están bien protegidos, porque el filme no está en el decodificador del usuario. Permanece siempre en el servidor de vídeo bajo demanda, que es el que recibe las órdenes de avance, rebobinado, etc., del usuario. Una ventaja con respecto a los videoclubes tradicionales es que no hay que preocuparse por devolver la película, ya que pasadas veinticuatro horas deja de estar disponible para el usuario.
Otro producto que se puede recibir bajo demanda son las noticias. En primer lugar, telediarios en vídeo bajo demanda, pero también hay programas de actualidad, de esos que tratan las noticias mediante reportajes de largo recorrido. Además, hay pequeñas píldoras y sueltos de noticias. Es una opción bastante atractiva, pero a la vez uno de los fallos del sistema Imagenio por el momento. El vídeo de las noticias no se muestra a pantalla completa y, pese a que la pantalla virtual es de buen tamaño, acaba por resultar algo molesta. Precisamente en ello trabajan ahora los componentes del equipo. Como el proyecto está en fase de prototipo sólo tiene noticias de Antena 3 Televisión, pero esperan llegar a acuerdos con más proveedores de contenidos informativos. Finalmente, y también dentro del apartado de contenidos a la carta, hay música. Es posible reproducir listas de temas, y el usuario puede elaborar sus propias listas e incluso publicarlas en la web de Imagenio. Sin embargo, un problema con los derechos de autor impide que los usuarios puedan jugar con la música, de la misma manera que no pueden hacerlo con los vídeos en la carta. También se pueden escuchar diversas radios, aunque puede tener poco sentido oír la radio en la televisión.
Desde luego no se trata de un simple proyecto de televisión interactiva. Lo que pretende Telefónica con Imagenio es ofrecer un completo paquete multimedia en el que Internet es una parte fundamental. Se puede disfrutar de la Red tanto en un ordenador como en la propia televisión, aunque en este último caso, la navegación resulta un poco desconcertante. Las páginas web no están diseñadas para presentarse en una pantalla de televisión. El decodificador que utiliza Telefónica tiene una pequeña aplicación que redimensiona las páginas, pero no las hace muy creíbles, ni demasiado visibles. Para colmo, el navegador que utiliza el decodificador está ligeramente desfasado y hay contenidos y páginas que tienen dificultades a la hora de mostrarse. El problema se solucionaría con un portal propio, como han hecho muchas de las compañías que ofrecen Internet a través del televisor. En cualquier caso, se puede navegar, consultar el correo y mantener de forma actuali

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información