| Noticias | 08 SEP 2009

Teléfonos móviles: de las pantallas táctiles al reconocimiento de los gestos

Las pantallas táctiles han cambiado la manera en que los usuarios utilizamos los teléfonos móviles. Un cambio diminuto si lo comparamos con lo que puede suponer el control de los gestos, según vaticinan los expertos.
Arantxa Herranz

El control de los gestos en los teléfonos móviles puede acarrear el aumento de la realidad y unas pantallas de mayor tamaño, lo que, a su vez, conllevará que cambie aún más la manera en que interactuamos con estos dispositivos. Así lo cree el experto en interfaces móviles, Christian Lindholm. Un cambio aún mayor que el que ha supuesto las pantallas táctiles.

Así, se espera que en el futuro veamos más sensores en los dispositivos. Unos sensores que podrán transformar la experiencia móvil del usuario al permitir el control mediante los gestos u otro tipo de movimientos, según Lindholm, director general de Fjord, consultora especializada en desarrollar interfaces de usuarios móviles. La compañía, por ejemplo, ha asesorado a la BBC a desarrollar la versión móvil de su iPlayer, que ha sido premiada recientemente como el mejor servicio musical y de vídeo en el Mobile World Congress celebrado en Barcelona a principios de año.

El uso de los gestos y el control de los movimientos en los teléfonos no ha hecho más que empezar. Algunos equipos de Nokia permiten al usuario rechazar llamadas al poner en posición vertical el equipo, mientras que el iPhone tiene una prestación que permite deshacer una acción agitando el terminal. Otra manera obvia de poder utilizar estas tecnologías sería el compartir archivos simplemente tocando el terminal o moviendo la muñeca, según Lindholm.

Además, este responsable posee otra empresa, Tech21, que está trabajando en una tecnología que puede reemplazar el teclado de un teléfono con un trackpad, que podría usarse para distinguir diversos gestos. Se espera que esta tecnología pueda comercializarse en un par de años.


Realidad aumentada

Otra de las áreas emergentes que pueden modificar la manera en que utilizamos nuestros teléfonos móviles y percibimos el mundo físico es lo que se denomina “realidad aumentada”, una técnica que resalta la información importante o las anotaciones en una visión de la realidad, por ejemplo capturada por la cámara de un móvil. Los smartphones serían uno de los mercados clave para implantar esta aplicación, ya que sus GPS y acelerómetros permiten al software determinar dónde está el móvil y a qué punto está mirando. El mayor reto sería utilizar esta utilidad para obtener información sobre alguien mientras que habla con ese usuario, según explica Lindholm. Sin embargo, situar el móvil frente a alguien sin razón aparente no está socialmente aceptado. Además, se necesita trabajar en más áreas de la interfaz de usuario para que esta situación sea rentable.

El tamaño de la pantalla es una parte importante de la interfaz de usuario. Es más fácil desarrollar una buena interfaz en una pantalla por lo que los fabricantes se están dando prisa por fabricar móviles con pantallas más grandes, según Lindholm. Sin embargo, y según crecen las pantallas, también lo hace el tamaño de los dispositivos, lo que no suele gustar a los usuarios. Nuevamente, el espejo en el que mirarse es el iPhone, que pese a tener una gran pantalla, tiene unas medidas y peso aceptables. Es decir, que los usuarios aceptan un mayor peso y dimensiones si la experiencia lo justifica.

No obstante, la llegada de las pantallas plegables puede subsanar en parte esta disyuntiva, según este mismo experto, quien también remarca que desarrollar aplicaciones para móviles es complicado. Más allá de las pantallas pequeñas, los desarrolladores tienen enfrentarse a los usuarios que no suelen prestar mucha atención a los programas. 



teléfonos móviles

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información