| Artículos | 01 MAY 1996

Telefonía y videoconferencias en Internet

Tags: Histórico
Internet Phone 3.2, WebPhone 1.03, WebTalk 1.0, CU SeeMe W0.84B7 y VidCall 5.86
Jorge Pascual.

Sin más que tener una tarjeta de sonido, un micrófono y el software adecuado se pueden obtener de Internet muchos más recursos que las habituales páginas Web. Descubra con nosotros cómo realizar una conversación telefónica o una videoconferencia con cualquier parte del mundo a coste de llamada local.

En Internet se puede decir que aún está todo por explorar. Cada día salen al mercado nuevos programas que permiten aprovechar al máximo las capacidades de la Red de redes. Sin ninguna duda los experimentos que se están realizando hoy en día en Internet servirán como base de las nuevas superautopistas de la información. Como viene siendo habitual, cada final de siglo se produce una gran revolución y, con toda seguridad, la revolución de las telecomunicaciones dará paso al nuevo milenio. Dejando la filosofía atrás y centrándonos en el presente, son muchos los recursos que Internet pone a nuestra disposición, pero no son tantos los que aprovechamos. Acostumbrados a World Wide Web (WWW), FTP, Telnet, IRC, Gopher, etc., los nuevos sistemas de comunicación abren puertas hasta ahora insospechadas. ¿Quién se planteaba hacer llamadas internacionales a precios de llamada local hace unos años, o hace unos meses? Pues esto ya es posible, y no sólo poder establecer una conversación telefónica, sino poder ver a la persona que le está hablando.

Objetivos

Vamos a analizar programas pertenecientes a dos grandes grupos: telefonía y videoconferencia. Hay tres productos de telefonía (Internet Phone 3.2, WebPhone 1.03 y WebTalk 1.0) y dos de videoconferencia (CU SeeMe W0.84B7 y VidCall 5.86). La gran ventaja de este tipo de programas es que todos, excepto WebTalk, son shareware (soportado por el usuario) y, por lo tanto, su precio se encuentra al alcance de cualquiera. Otra de las ventajas es su disponibilidad a través de Internet, por lo que siempre tendrá sus programas actualizados.

El fin último de los programas analizados es imitar al clásico teléfono pero utilizando Internet como soporte de transmisión de la voz y, en algunos casos, con la posibilidad de intercambiar imágenes en movimiento. Esto tiene la ventaja de que Internet tiene cobertura mundial y el usuario puede acceder a cualquier parte del planeta a precio de llamada local. Por supuesto, existen múltiples problemas que sería deseable eliminar. Por ejemplo, si usted quiere hablar con una persona a través de Internet es condición necesaria que la persona a la que llama se encuentre dentro de Internet y con el programa de telefonía o videoconferencia abierto. Esto es una gran limitación ya que la probabilidad de encontrar a la persona que se llama conectada a Internet no es todo lo alta que se desearía, si además sumamos que también debe de tener abierto el mismo programa que usted, la probabilidad disminuye aún más. Pero no podemos olvidar que se trata de algo que acaba de nacer y que de forma más o menos impactante está fijando las bases sobre las que se construirán las nuevas telecomunicaciones.

Generalidades

Para poder manejar de forma correcta los programas de telefonía y videoconferencia es necesario que conozca algunas cuestiones fundamentales. Como ya sabemos, el fin último es unir a dos usuarios de la red para que puedan hablar. Cada vez que usted entra en Internet, su proveedor le asigna una dirección IP. Esta dirección siempre cambia de una conexión a otra, por este motivo habitualmente se dice que es una dirección dinámica. Esto ocurre siempre que usted conecta por módem con su proveedor, en algunos casos, como los universitarios, las direcciones IP son estáticas. Cuando a usted lo quiere llamar otra persona, es necesario que el usuario llamante marque su IP, pero claro, ¿cómo puede conocer la persona que llama su dirección IP si cambia de una conexión a otra? Pues bien, la solución a este problema es que usted cuando abre su programa debe de acceder a un servidor. En este servidor se congregan en diferentes grupos todas las personas con capacidades de telefonía o videoconferencia. Una vez conectado al servidor tendrá la oportunidad de buscar a la persona con la que desea hablar y, cuando la encuentre, simplemente deberá de señalarla con el ratón para que el servidor les ponga en contacto. Este procedimiento ocurre en la mayoría de programas de telefonía y videoconferencia, sin embargo, otros programas permiten la conexión punto a punto. Para poder establecer esta conexión es imprescindible, tal y como ya se ha mencionado anteriormente, que el llamante conozca el IP de la persona a la que llama. En algunos casos existe la posibilidad de que sin más que introducir la dirección de correo electrónico, el programa intente buscar a la persona, pero los resultados no son satisfactorios al 100%.

Otra cuestión a tener muy en cuenta es la comunicación en modo FullDuplex o en modo HalfDuplex. Mientras que en el primer modo se puede establecer una comunicación equivalente a la que se mantiene por teléfono, es decir, ambos contertulios pueden hablar de forma simultánea, en el modo HalfDuplex únicamente una de las dos personas puede hablar a un tiempo. Este método es similar al utilizado para hablar con los clásicos Walkie Talkie. La capacidad de poder establecer comunicaciones en modo FullDuplex depende de su tarjeta digitalizadora de sonido. En el mercado existen tarjetas que permiten tanto reproducir como adquirir sonido de forma simultánea, tal es el caso de las Gravis Ultra Sound (GUS), sin embargo, la mayoría de las tarjetas más difundidas no tienen esta capacidad, como por ejemplo las Sound Blaster. Existen páginas WEB en Internet donde se pueden adquirir los drivers actualizados para dotar de capacidad FullDuplex a tarjetas que no lo son. Actualmente el driver más difundido corresponde a la Sound Blaster 16.

Recursos necesarios

Los equipos necesarios no son excesivos para lo que actualmente existe en el mercado. Se necesita un 486 como mínimo. La memoria no supone ningún obstáculo aunque, como es lógico, cuanto más se tenga mucho mejor. Es imprescindible una tarjeta de sonido y es deseable que sea FullDuplex. Un micrófono también se hace imprescindible para poder llevar a cabo cualquier conversación.

En cuanto a los sistemas de videoconferencia, la configuración básica para recibir imágenes es la citada anteriormente, aunque si desea emitir imágenes deberá hacerse con una digitalizadora de vídeo y una cámara. Una solución muy atractiva a éste problema la plantea QuikCAM. QuikCAM es una cámara de vídeo en blanco y negro de bajo coste (en España se vende a unas 22.000 pesetas) con sistema de digitalización incorporado. Las conexiones se hacen al puerto de la impresora, con lo que cualquier persona puede llevar a buen término la instalación. Una vez que ha conectado la cámara al puerto paralelo ya tiene su equipo preparado para digitalizar imágenes. Con la QuikCAM se obtienen rátios de 24 imágenes por segundo que son más que suficientes para videoconferencias a través de Internet.

Conclusiones

Estamos ante lo que serán las nuevas formas de comunicación a bajo coste. Como todo lo que se plantea como opción social, se difunde a bajos precios y con opciones muy atractivas. IPhone es actualmente el rey de éste tipo de productos, ya que la velocidad de la red es suficiente (aunque no adecuada) para establecer conversaciones habladas. WebPhone posiblemente se establezca en mayor proporción a medida que se vaya distribuyendo (algo parecido al Fax, que cuando lo tenía poca gente no se presentaba como opción atractiva, pero ahora que lo tiene casi todo el mundo se ve como un gran avance). Los sistemas de videoconferencia aún son muy rudimentarios, pero sin duda, están sentando las bases para un futuro no demasiado lejano. En cualquier caso se presentan como una opción muy atractiva a bajo coste.

(*) Quiero agradecer la colaboración de Domingo García, George

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información