| Artículos | 01 NOV 2001

Tecnología informática en tiempos de guerra

Tags: Histórico
Desde los ataques en las ciudades de Nueva York y Washington, los ejércitos han sacado a la luz sus novedades dotadas con la última tecnología. Primero para proceder a las tareas de descombro y, ahora, en los ataques de la OTAN a Afganistán. Sin embargo, no hay que olvidar que la tecnología se puso a la orden de la guerra hace ya muchos años: Internet nació como una red conocida como Arpanet, para conectar los diferentes centros de seguridad nacional estadounidenses en caso de un ataque soviético y mantener así operativas las comunicaciones.
Casi diez años después de la Guerra del Golfo, donde las estrellas de aquel conflicto no eran otros que los misiles Tomahawk y Patriot, éstos y nuevos ingenios salen a la luz para demostrar cómo se puede destruir un país de manera remota; aunque también se emplee alta tecnología en recuperar vidas.
Con el ataque y completa destrucción del World Trade Center, los bomberos y equipos de rescate no han visto más que dificultades para recuperar alguna vida humana entre el amasijo de hierros. Ni siquiera los perros adiestrados de la policía pueden introducirse ante tales dificultades. Así, robots con Bluetooth se pueden utilizar para labores de rescate, conducidos por radio frecuencia. El prototipo, con una altura de 35 centímetros, además de tecnología Bluetooth, posee una plataforma mediante la cual aprende y reproduce movimientos humanos. El consumo de batería es mínimo y no es posible que haya interferencias con otras ondas de radio.

Reconocimiento facial
Con la psicosis generalizada en cuanto a los vuelos, y más teniendo en cuenta que la comunidad árabe ha invitado a sus miembros a evitar en lo posible viajar o residir en rascacielos, diversos fabricantes han puesto a disposición de las aerolíneas sistemas de seguridad basados en el reconocimiento facial. Así, la única persona que podrá hacer volar un aparato será el propio piloto, impidiendo a terceras personas que se hagan con los mandos. De manera complementaria, se está trabajando en una tecnología basada en la identificación de los trabajadores de los aeropuertos. La tecnología empleada -escaneo biométrico- crea tarjetas inteligentes que podrían validar la identidad de los viajeros.
Y donde la tecnología viaja a mil kilómetros por hora con un único fin, destruir, es en el corazón de los misiles de crucero Tomahawk. Estos misiles, cuya carga destructiva varía en función de las "necesidades", son lanzados desde el mar y vuelan a muy baja altura para no ser descubiertos por el radar. Su precisión en el impacto es total debido a que se especifican las coordenadas precisas donde ha de estallar, así como indicaciones con todo lujo de detalles de los lugares por donde pasará.


¿Tiene que volar a Estados Unidos?
-------------------------------------------------
El nivel de seguridad en los aeropuertos se ha visto elevado a la máxima potencia tras los atentados de Nueva York y Washington, aunque de igual manera ha descendido el volumen de viajeros. No obstante, si tiene que viajar en estos tiempos, lo más recomendable es que solicite a su compañía aérea todo tipo de información sobre tiempos de espera, medidas de seguridad, tipo de objetos que puede transportar y documentaciones necesarias. Además, la Federal Aviation Administration ha puesto en su web un documento con algunos consejos a seguir para viajar en avión: calcular tiempo de sobra en previsión de retrasos o retenciones debidas a las medidas de seguridad, confirmar la documentación necesaria y los vuelos con antelación, limitar el equipaje de mano y los objetos metálicos que se transportan y no llevar cuchillos o navajas de ningún tipo, instrumentos cortantes, tijeras ni cortauñas. Más información en www.faa.gov.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información