| Artículos | 01 FEB 2007

Tecnología de Convergencia en CES 2007

Tags: Histórico
Pablo Oliveira.
Cada vez parece estar menos clara la línea que separa los dispositivos de consumo de los que van dirigidos a profesionales. La convivencia en ambos terrenos de los mismos avances tecnológicos ha provocado que los tradicionales fabricantes de uno y otro lado se esfuercen en ofrecer productos para los dos mercados indistintamente. La convergencia digital tiene la culpa de ello y así lo vemos en los últimos adelantos del sector, centrados en el ámbito de la comunicación, la movilidad y los contenidos multimedia. El CES de Las Vegas reunió los últimos adelantos de los principales fabricantes, dejando patente que nuestros mundos, el del profesional y el del usuario, están plenamente digitalizados.

El Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas celebraba este año su 40 edición, con un ánimo festivo y ensalzando un aniversario tan especial. Quizás debido a ello, mucho de todo lo que se pudo ver del 8 al 11 de enero en el Centro de Convenciones de Las Vegas ha sido también muy llamativo y especial.
Aunque se trata de una feria centrada especialmente en las nuevas tecnologías de consumo, tanto de ocio como de comunicación, lo más importante no son tanto los dispositivos que aprovechan a presentar todos los grandes y pequeños fabricantes, si no tener la oportunidad de ver de primera mano los servicios y las nuevas posibilidades que ofrecen las últimas tecnologías digitales en estos campos. De este modo, si lo más llamativo en cuanto a dispositivos han sido las grandes pantallas planas, los últimos terminales móviles y los reproductores o grabadores de alta definición; mayor relevancia adquieren las tecnologías de convergencia que se aglutinan en estos dispositivos y las posibilidades que ofrecen para el desarrollo de servicios para los usuarios por parte de las empresas y fabricantes. Además, la aparición este año de Windows Vista como el sistema operativo ideal para llevar a cabo esta convergencia ha hecho que primaran también los equipos informáticos, como abanderados de esta tendencia.
Y parece que así, la ansiada convergencia digital de la que tanto hemos hablado en los últimos años, se está materializando en dispositivos en los que se difuminan las fronteras de los servicios, ofreciendo al usuario la posibilidad de acceder indistintamente a ellos desde cualquier lugar o dispositivo. Ésta es la gran oportunidad para las compañías generadoras de contenidos y servicios, para los fabricantes de dispositivos y redes y para los operadores de telecomunicaciones. Y esto se ha reflejado en la feria por parte de los profesionales y empresas presentes.

De lo más grande a lo más pequeño
CES es una feria tecnológica al cien por cien y en ella se muestran cada año los últimos dispositivos de cada fabricante, principalmente. Pero detrás de cada nuevo ingenio que se ofrece al usuario existen diferentes tecnologías y servicios puestos en marcha por empresas y fabricantes cuyo trabajo e intereses también se ven evaluados. De muy diferente índole, cada dispositivo presente en la feria demostraba una idea común por parte de los fabricantes: todos coincidían en perseguir, aparte de nuevos criterios de calidad y características más avanzadas en cada dispositivo, la idea de la conectividad, la movilidad y la compatibilidad entre todos ellos.
Desde las grandes pantallas planas Full HD presentadas por Samsung o las pantallas HDTV de Panasonic (¡103 pulgadas!), hasta los más pequeños teléfonos móviles de LG, el navegador de Nokia y su “serie N” o los estilizados terminales de Sony Ericsson y de Motorola, cuyo modelo Z3 incorpora Linux y compatibilidad con Windows Media, pasando por todo tipo de dispositivo fijo o móvil, la integración de tecnologías ha sido un referente de la feria. De este modo, se han realizado demostraciones en las que un vídeo que se recibe en un teléfono móvil puede ser visionado en un televisor. También se ha podido comprobar cómo se ofrecen los servicios de IPTV desde el operador al usuario. En este sentido, la demanda por parte del usuario es notoria, y se quiere, cada vez más, poder disfrutar de contenidos multimedia o trabajar con documentos de forma móvil, centralizando los datos, sin que sea tan importante desde qué dispositivo se está llevando a cabo la tarea. Así, echando un vistazo a las novedades de CES, parece que en los próximos años podremos disfrutar de internet en el ordenador, pero también en el teléfono móvil y en el televisor, pero con nuevas redes más potentes y que ofrecen mayor velocidad. Lo mismo ocurre con los contenidos televisivos que, después de centrarse en el televisor y comenzar a ofrecerse también en el ordenador, dan el salto a los dispositivos portátiles con nuevos criterios de calidad.
Y esta tendencia también es fundamental en los equipos profesionales. Lo hemos visto en los ordenadores de HP, Dell, Sony, Toshiba y Samsung. Tanto para los equipos de sobremesa, como en los equipos portátiles, pasan a tener gran importancia ahora las tecnologías que los convierten en dispositivos totalmente multimedia, conectables y que consiguen que se comuniquen entre sí y con otros dispositivos a través de todo tipo de redes. El impulso viene dado por la demanda del usuario profesional para poder realizar todo tipo de tareas con su ordenador, teléfono móvil o Pocket PC y por la aparición del prometedor Windows Vista.

El trabajo se vuelve portátil y siempre conectado
Más allá de las grandes pantallas, los reproductores HD DVD o Blu-ray y los diferentes gadgets de ocio digital, los principales dispositivos para profesionales que se han presentado en la feria, podrían bien situarse bajo este epígrafe. El concepto abierto de Origami, la nueva categoría de UMPC (Ultra Mobile Personal Computer), los teléfonos inteligentes (y ahora también “convergentes”), los ordenadores portátiles centrados en avanzadas características de comunicación o con pantallas OLED, las novedades en tecnologías inalámbricas de comunicación, el borrador 802.11n, HSDPA (High Speed Downlink Packet Access) y la nuevas soluciones de convergencia de la Voz sobre IP, son las nuevas promesas para el profesional. Un trabajo que se abre a nuevas ubicaciones gracias a las posibilidades de conexión en cualquier lugar y dispositivos que se hacen plenamente conectables y compatibles gracias a la integración de sus interfaces con Windows Vista.

Tecnología profesional
Con estas ideas, Toshiba ha presentado el ultraligero Portégé R400 que integra HSDPA y que ofrece una nueva pantalla exterior en la que es posible recibir información sin necesidad de tener el ordenador abierto, trabajando sin interrupciones y en tiempo real. Esta Toshiba Edge Display ofrece alertas para señalar los nuevos mensajes que entran, las alarmas en la agenda… Así, permite también operar con estos mensajes desde fuera, sin necesidad de abrir el equipo. Se trata de una creación de Toshiba que aprovecha las funcionalidades del nuevo sistema Active Notifications de Microsoft.
Sony, por su parte, ha presentado su vanguardista Vaio UX Micro PC, que ya hemos analizado en el número anterior de PC World. Un ordenador portátil UMPC con una pantalla panorámica de excelente calidad y que en un formato totalmente compacto integra un teclado QWERTY y un procesador Intel Core Solo U1300 a 1,06 GHz con 512 MB de RAM DDR2-533. Una gran novedad es la posibilidad de integrar un disco duro que ofr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información