| Noticias | 18 MAR 2010

Tecnología al servicio de la empresa para controlar a sus empleados

Tags: Seguridad
Casi todos los trabajadores han actualizado su perfil en Facebook, han enviado un mensaje de correo electrónico de carácter personal, han visto un vídeo en YouTube o han hablado por teléfono con un amigo en horas de trabajo. Pero cada vez más empresas utilizan la tecnología para controlar a qué se dedican sus empleados en horas laborales.
PCWORLD PROFESIONAL
Cada vez más empresas se preocupan más por saber a qué se dedican sus trabajadores en horas laborales, con el fin de tener a los trabajadores más eficientes y profesionales. Por eso, muchos de estos gestores utilizan los avances tecnológicos para controlar las pulsaciones de los teclados de sus trabajadores, controlar las páginas web que visitan o, incluso, saber dónde se encuentran gracias a los teléfonos dotados con GPS. Algunas empresas llegan demasiado lejos utilizando webcams y diminutas cámaras de vídeo para grabar los movimientos de su personal.

El seguimiento a los empleados se debe, en gran medida, a dos grandes tendencias. Por un lado, la presión financiera y, por otro, a que cada vez es más sencillo realizar estas tareas.

Así, las empresas ya no tienen que recurrir a investigadores privados para instalar un complejo sistema de vídeo o de control informático. Ahora pueden comprar un software de monitorización y pequeñas cámaras para hacer estos mismos cometidos.

Así, la videovigilancia  se ha extendido más allá de sus orígenes, donde también está muy regulado. Smarsh es una compañía estadounidense que ofrece hacer un seguimiento, archivo y búsqueda de comunicaciones de los empleados en el correo electrónico, mensajería instantánea o Twitter. “Los trabajadores deben asumir que van a ser vigilados”, explica el CEO de esta empresa, Stephen Marsh.

Dos de cada tres empresas controlan el uso de Internet por parte de sus trabajadores, según una encuesta del American Management Association/ePolicy Institute del año 2007. Casi la mitad de los empresarios declaran controlar el contenido, las pulsaciones del teclado y el tiempo delante del ordenador.

Con estas medidas, intentan ganar en productividad, pero también asegurarse de que sus trabajadores no se llevan secretos empresariales, envían mensajes despectivos de sus jefes a bloggers, mensajes de contenido sexual a compañeros de trabajo o publican comentarios discriminatorios en blogs personales.

En Estados Unidos, las leyes federales amparan al empresario a la hora de hacer un control exhaustivo de toda la actividad informática de su empresa, porque se entiende que el sistema informático es propiedad del empresario y, por tanto, el empleado no tiene ningún motivo para alegar intimidad cuando utiliza estas herramientas. Sin embargo, en España las comunicaciones personales (como el correo electrónico) tienen carácter de confidencialidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información