| Artículos | 01 MAY 2000

Tarjetas gráficas AGP 2.0

Tags: Histórico
Conozca la nueva generación de adaptadores gráficos dotados de las más avanzadas capacidades de aceleración 3D por hardware
Eugenio Barahona.
Con el lanzamiento al mercado del conjunto de chips i820 de Intel y del Apollo Pro 133A de VIA Technologies, estuvieron disponibles las primeras plataformas para microprocesadores x86 que soportaban la nueva especificación AGP 2.0, que dobla el ancho de banda disponible respecto a la primera versión de este bus. Hace poco tiempo, gracias a la disponibilidad del chipset VIA KX-133, los usuarios de sistemas con microprocesador AMD Athlon también pueden acceder a las ventajas que ofrece la última revisión del bus AGP.
Si bien la versión 2.0 del bus AGP es totalmente compatible con las tarjetas gráficas diseñadas para la versión anterior del bus, lo cierto es que el propósito de esta tecnología ha cambiado totalmente debido a las nuevas características de los procesadores gráficos que actualmente se encuentran en el mercado y de los que aparecerán en pocos meses.
Debemos recordar que el objetivo del bus AGP era proporcionar una conexión directa entre la memoria RAM de la placa base del PC y el procesador gráfico, de manera que éste pudiese acceder a las texturas almacenadas en la RAM del ordenador para, de esta forma, hacer posible el diseño de tarjetas gráficas con una menor cantidad de memoria propia. Sin embargo, la continua caída de los precios de los chips de RAM ha hecho posible disponer de adaptadores gráficos a equipos con 32 MB de memoria por una cantidad de dinero razonable. Además, para conseguir un buen rendimiento de sus aplicaciones, los diseñadores de software han creado sus programas de manera que las texturas se almacenen en la memoria de la tarjeta gráfica y no en la de la placa base.
En la actualidad prácticamente ningún software aplica texturas a modelos 3D obteniéndolas directamente a partir de las que residan en la RAM principal del ordenador, sólo realizándose transferencias de texturas a través del bus AGP cuando en la memoria del adaptador gráfico no es posible alojar, por insuficiencia de espacio, todas las texturas que la aplicación necesita emplear durante una operación de render 3D. En dicho caso lo que se hace es reutilizar el espacio reservado en la memoria de la tarjeta gráfica para almacenar texturas, lo que implica un proceso de copia desde la textura residente en la RAM del PC a la que reside en la memoria de la tarjeta gráfica.
La aparición de chips 2D/3D que aceleran por hardware las transformaciones geométricas y las funciones de iluminación, ha hecho que el bus AGP pueda llegar a convertirse en un cuello de botella para las aplicaciones que usan gráficos 3D en tiempo real. Esto se debe a que las aplicaciones deben enviar a la tarjeta gráfica la información que describe los vértices de los modelos geométricos que dan forma a las figuras que posteriormente el usuario observa en la pantalla. Si tenemos en cuenta que cada vértice está formato por tres componentes (x, y, z), que cada componente de un vértice tiene un tamaño de 32 bits, y que además hay que añadir las coordenadas que el vértice tiene dentro de la textura podemos concluir rápidamente que la transferencia de todos estos datos geométricos puede resultar apabullante en el caso de aplicaciones 3D que deban trabajar en tiempo real (juegos principalmente).
Intel está desarrollando en la actualidad un nuevo tipo de bus para tarjetas gráficas que seguramente no hará su aparición en el mercado hasta el año que viene, si bien probablemente se conozcan sus características principales a lo largo de la celebración del próximo IDF (Intel Developer Forum) que tendrá lugar en San José, California, a finales de agosto y principios de septiembre.

3dfx Voodoo3 3500TV
Si bien en su día 3dfx era el fabricante de referencia a la hora de hablar de procesadores gráficos 3D de alto rendimiento, hoy en día ha perdido el número uno en lo que se refiere al menos al rendimiento 3D. Esta compañía también ha perdido el tren en cuanto a características que ayudan a generar una mayor calidad de imagen, si bien dichas deficiencias se pretenden corregir con la gama de productos basada en el procesador gráfico VSA-100, que será el corazón de las nuevas familias Voodoo4 y Voodoo5 de tarjetas gráficas.
Esta Voodoo3 3500TV está basada en la versión del chip Voodoo3 que funciona a una velocidad de 183 MHz, frecuencia a la que también trabajan los 16 MB de memoria SDRAM a los que se accede a través del bus de 128 bits del procesador gráfico. Al igual que viene sucediendo con los productos de 3dfx desde la aparición del procesador 2D/3D Banshee, el chip Voodoo3 integra un núcleo compatible VGA a nivel de registros que permite al sistema arrancar teniendo instalado sólo esta Voodoo3 3500TV como dispositivo gráfico.
Sin duda alguna el mayor atractivo que tiene esta tarjeta para sus potenciales usuarios son las capacidades de digitalización de vídeo y sintonización de televisión con que cuenta. La tarjeta, además de integrar un sintonizador de televisión, tiene un módulo externo que contiene entradas y salidas de vídeo compuesto, luminancia/crominancia y de sonido estéreo. La conexión del monitor al PC también se efectúa a través de dicho módulo.
En el campo de la aceleración 3D una de las más serias limitaciones de este producto tiene que ver con el tamaño máximo de las texturas que puede emplear el procesador gráfico Voodoo 3, que como mucho será de 256 por 256 pixeles. Además tampoco soporta el uso de texturas ni de buffer Z con más de 16 bits por pixel, si bien en el caso de este último, las aplicaciones pueden usar un buffer W, que realiza la misma función que el Z, pero almacena la coordenada de profundidad en formato de coma flotante, lo que ayuda a resolver los problemas de distribución uniforme de la precisión del buffer Z a lo largo del rango de valores de dicho buffer.
Otra de las pegas de esta tarjeta es que no soporta render 3D acelerado por hardware sobre modos de vídeo con más de 16 bits por pixel. Esta tarjeta, junto con los modelos restantes de 3dfx, es la única que soporta de manera nativa las aplicaciones escritas para la API Glide, lo que resultará interesante para usuarios que dispongan de una amplia biblioteca de software antiguo que use dicha API. De cara a la compra de nuevas aplicaciones, el soporte nativo de Glide no es un factor determinante, ya que todo el software nuevo soporta otras API no propietarias de una plataforma hardware concreta, como por ejemplo OpenGL y Direct3D. Como es lógico, la Voodoo3 3500TV acelera por hardware las dos API anteriormente mencionadas.
Se trata de una tarjeta que ofrece un rendimiento 3D bueno, pero sin llegar a ser excepcional, que además carece de una serie de características en dicho terreno que hoy en día se consideran como estándar (stencil buffer, texturas de más de 256 por 256 puntos, texturas con más de 16 bits por pixel y render 3D sobre modos de vídeo con una mayor profundidad de color a la anteriormente citada, etc). No cabe duda de que 3dfx Interactive ha perdido, hasta cierto punto, la carrera por fabricar el procesador gráfico más rápido y con un mayor número de características avanzadas. Sin embargo esto no quiere decir que esta compañía no pueda reaccionar a tiempo y recuperar el terreno perdido, ya que en breve estarán en el mercado las nuevas placas de 3dfx basadas en el nuevo procesador gráfico VSA-100. Si bien dicho chip no acelera por hard

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información