| Noticias | 21 ABR 2009

Tandberg mejora su sistema de telepresencia con T3

Se trata de un sistema evolucionado de videoconferencia avanzada, muy flexible, que desarrolla calidad de alta definición.
Daniel Comino

El fabricante noruego Tandberg, especializado en comunicaciones visuales remotas, ha presentado en nuestro país Tandberg-T3, su sistema de telepresencia de segunda generación
En esta ocasión, con el fin de mejorar la calidad y la interacción entre el usuario y la tecnología, a la hora de diseñarlo se ha contado con la ayuda de antropólogos sociales, que han contribuido a mejorar diferentes aspectos.
En esencia, Tandberg-T3 se basa en un sistema de telepresencia tradicional, para lo que necesita una habitación de unos doce metros cuadrados, donde se instalan una serie de componentes tecnológicos que proporcionan un entorno de reuniones donde interactuar con delegaciones remotas resulta más natural y sencilla.
Como resultado contamos con tres pantallas de 65 pulgadas basadas en tecnología LED, tres cámaras situadas encima de cada panel, aislamiento acústico, una mesa longitudinal que escenifica la prolongación de la sala remota y un diseño robusto y sobrio, específico para el tipo de cliente a quien va dirigido (altos ejecutivos y miembros del consejo de administración de las corporaciones).
En cuanto a los aspectos técnicos, Tandberg-T3 permite realizar comunicaciones en alta definición (Full HD mediante resoluciones de 1.080 puntos por pulgada) a 30 frames por segundo. Además, con el fin de mejorar las posibilidades de comunicación, el sistema cuenta con un panel de control táctil integrado que permite realizar, en todo momento, multiconferencias entre uno o más interlocutores, simplemente seleccionando los contactos y pulsando el botón para iniciar la conferencia.

A nivel general, el sistema de Tandberg-T3, con todos los elementos técnicos incluidos, así como la instalación y acondicionamiento de la sala tiene un precio aproximado de unos 350.000 dólares.
En casos de grandes reuniones, donde se hace complicada la interacción entre los asistentes, el sistema proporciona técnicas de conmutación por voz (donde cada interlocutor aparece en primer plano cuando habla), conmutación por voz con presencia continua (con el resto de interlocutores en una imagen inferior) o a modo de mesa redonda.
Asimismo, a nivel de infraestructura este servicio cuenta con el Telepresence Server, que se encarga de optimizar la calidad y mejorar el aspecto final del vídeo. Por último, dependiendo del tipo de servicios, todo el entramado de conferencias puede ser alojado en un Blade específico, fabricado por la propia Tandberg, donde cada servidor soporta hasta 5 unidades Tandberg-T3 o 16 unidades Tandberg-T1 (que dispone únicamente de una pantalla, más orientado a delegaciones).
Además de esto, según nos han confirmado portavoces de la compañía, para funcionar con garantías, el sistema requiere un ancho de banda mínimo de mínimo de 8 MB para establecer comunicaciones de vídeo a 720 puntos, 12 MB para videoconferencias en Full HD (1.080 puntos) y hasta 18 MB para realizar reuniones de telepresencia multipunto. En todos los casos será necesario contar con una latencia mínima de unos 200 milisegundos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información