| Noticias | 27 OCT 2008

Sus datos en el núcleo de un átomo

Tags: Histórico
Llegará un día en el que podamos pasar toda nuestra información profesional desde un disco duro hasta el núcleo de un átomo. Así lo han demostrado diferentes científicos en lo que han dado en denominar "la máxima miniaturización de la memoria informática", que almacena datos durante unos dos segundos en el núcleo de un átomo. Éste es un paso definitivo en el camino del desarrollo de ordenadores cuánticos, según explican desde la Fundación Nacional de Ciencia inglesa, NSF en sus siglas en inglés.
Paula Bardera

Todo parece indicar que por fin han desarrollado el dispositivo de almacenamiento más pequeño del mundo, que cabe en el núcleo de un átomo. Y lo ha logrado un equipo internacional de científicos utilizando una nueva técnica con la que “han demostrado que la información almacenada en un núcleo tiene un tiempo de vida de cerca de un segundo y tres cuartos”, explican desde NSF describiendo este nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista científica Nature. “Esto es muy significativo, porque antes de que esta técnica fuera desarrollada, las investigaciones que se habían llevado a cabo para preservar información cuántica en silicio eran menores a una décima parte de un segundo. Otros investigadores que han analizado la informática cuántica recientemente han calculado que si un sistema cuántico pudiera almacenar información durante, al menos un segundo, las técnicas de corrección de errores podrían proteger esos datos por un período indefinido de tiempo”.


Los científicos, de la Universidad de Princeton, Oxford y el departamento de energía de Estados Unidos, rompieron la barrera del segundo con un sistema que utiliza los electrones y núcleos de un átomo de fósforo embebido en un cristal de silicio. El electrón y el núcleo, cada uno por su lado, se comportan como pequeños “imanes cuánticos” que podrían almacenar información cuántica, pero la inestabilidad del electrón los hacía inapropiados para almacenar información. “Para resolver el problema, los investigadores pasaron la información a núcleos en los que sobrevivía mucho más tiempo”, aclaran desde el NSF. Los datos en la “nube de electrones”, que es un millón de veces mayor que el núcleo, pueden ser manipulados, por lo tanto, pueden servir como un intermediario entre el núcleo y el mundo exterior.




“Nadie sabe realmente cuánto tiempo puede un núcleo guardar la información en este sistema”, declara el investigador de Princeton Steve Lyon. Según la teoría cuántica, los átomos y otros objetos pueden existir en múltiples estados y, literalmente, pueden estar en dos lugares al mismo tiempo. En la informática cuántica, cada pieza de información individual puede, por tanto, contener más de un valor al mismo tiempo.  

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información