| Artículos | 01 NOV 1995

Suites

Tags: Histórico
MS Office 7.0, MS Works 4.0, Lotus SmartSuite y Novell PerfectOficce
Jorge Pascual.

La versión estándar de Microsoft Office 7.0 ya está en el mercado. Lotus tendrá disponible SmartSuite para finales de noviembre y Novell PerfectOffice hasta finales de año no verá la luz.

Un amplio sector del mercado informático lo ocupa el software ofimático. Las tres principales compañías en la creación de éste tipo de software han presentado o presentarán en breve sus nuevos productos.

Microsoft salta al ruedo con tres soluciones : Microsoft Office Estándar, Microsoft Office Profesional y Microsoft Works. Lotus ha introducido notables mejoras en sus productos y confirma su continuidad en el mercado de Windows (pese a las últimas sospechas tras su adquisición por parte de IBM). Novell-WordPerfect, pese a ser la más rezagada, anuncia (no podía de se otro modo) la mejor suite para Windows 95. Los únicos productos probados han sido Microsoft Office 7.0 versión estándar y la beta final de Microsoft Works 4.0. En ambos casos el denominador común ha sido la alta integración de sus componentes y la especial complicidad con el sistema operativo aprovechando todos sus recursos.

Microsoft Office 7.0

En primer lugar el lector debe conocer que de la versión 4.2 de Office se ha pasado directamente a la 7.0 y, por inducción, a todos los componentes de la suite se les ha asignado el mismo número de versión, independientemente del que poseyeran anteriormente (sirva lo anterior para aclarar posibles dudas que pudieran surgir). Este comportamiento también se ha trasladado a otros fabricantes, que han actualizado sus versiones a la 7.0 (por ejemplo, los programas de comunicaciones de Delrina).

La versión estándar es la suite que Microsoft orienta hacia las personas con unas necesidades medias-altas en cuanto a prestaciones ofimáticas se refiere. En el paquete se incluyen Word, Excel, PowerPoint y Schedule+. El equipo necesario para poder utilizar éste software es un 486 con 8 MB de RAM (se recomiendan 16 MB), y un disco duro con una capacidad suficiente para acoger los 70 MB de la instalación básica o los 104 MB de la instalación completa.

La única diferencia existente entre la versión estándar y la versión profesional radica en que ésta última incluirá la base de datos Microsoft Access. El precio se verá inflado en 15.000 pesetas, pasando de las 54.900 pesetas de la versión estándar a las 74.900 pesetas de la profesional.

El alto grado de integración con Windows 95 se aprecia nada más finalizar la instalación. Dos nuevos iconos aparecen en el menú Inicio : abrir documento Office y nuevo documento Office (ver figura 1). Con el fin de añadir mayor funcionalidad a Office, el programa de instalación crea una barra de herramientas con los iconos necesarios para acceder a la creación y edición de documentos Office (ver figura 2). Propiedades similares a las que posee la barra inferior que presenta Windows se han asignado a la barra de herramientas de Office, permitiendo ser auto-ocultada y trasladada a cualquier zona de pantalla, pero además es posible tener acceso a múltiples carpetas desde la misma barra (ver figura 3). Por ejemplo, se puede tener una carpeta llamada MSN que posee varios accesos directos a los distintos foros que tratan sobre Office en The Microsoft Network. Cuando se accede al icono de creación de un nuevo documento Office, aparece en pantalla una ventana conteniendo los posibles tipos de documentos a crear, con sus asistentes y plantillas (ver figura 4). Usted tan sólo tendrá que elegir el documento a crear y el binder de Office se encargará de llamar a la aplicación adecuada. De ésta forma Microsoft potencia la nueva filosofía de Windows en la que se pretende que todo gire en torno a los documentos y no en torno a las aplicaciones. Existe un gran número de plantillas y asistentes que se incluyen dentro del binder, de forma que le será sencillo encontrar el tipo de documento que pretende crear.

Una entidad que se ha creado con Office es el cuaderno. En éste cuaderno es posible almacenar cualquier documento creado por las aplicaciones integradas en Office, de forma que podrá guardar sus documentos, hojas de cálculo, gráficos y presentaciones en un cuaderno. Con esto se consigue tener una organización de documentos, no sólo por el tipo de archivo, sino por algo desde mi punto de vista más importante: el tema del que tratan.

Dentro del cuaderno Office, cuando se añade cualquier sección adicional (un documento Word, hoja de cálculo, etc.) los menús y las barras de herramientas se autoconfiguran para poseer las herramientas y opciones propias de la aplicación requerida. Por lo tanto, no se tiene la sensación en ningún momento de trabajar con diferentes aplicaciones, sino todo lo contrario, parece como si sólo se trabajase con una única aplicación: Office. Haciendo clic con el ratón sobre cualquiera de las secciones que componen el cuaderno se podrá conmutar entre Word, Excel y PowerPoint, sin que ello sea apreciado por el usuario (ver Figura 5). Todas estas opciones hacen que Office adquiera un carácter compacto y es ésta precisamente la diferencia entre comprar Office y comprar los componentes por separado. Se ha incluido una herramienta que permite la búsqueda de los distintos documentos que se ajusten a unos determinados criterios fijados por el usuario. Se puede predefinir el formato del documento (Word, Excel, etc.), pero si no se hace y se especifica un documento de tipo Office, la herramienta de búsqueda rastreará cualquier tipo de documento pertenezca a la aplicación que pertenezca. Dentro de los criterios es posible especificar incluso operaciones lógicas (Y y O) que permitirán al usuario un control casi absoluto sobre la búsqueda.

Microsoft Works 4.0

Works es la solución que Microsoft ofrece al mercado de bajas necesidades ofimáticas. La versión analizada es una beta final en inglés, pero seguramente cuando usted esté leyendo este artículo ya estará en el mercado la versión final en castellano. Works incluye un total de cuatro aplicaciones : procesador de textos, hoja de cálculo, base de datos y programa de comunicaciones.

De igual forma que sucede con Microsoft Office, con Works se vuelve a notar la posición ventajosa de Microsoft a la hora de crear aplicaciones para Windows, estando perfectamente integrado en dicho entorno.

Los recursos necesarios para ejecutar Works son básicamente un 486 con 8 MB de RAM. Aunque puedan parecer los mismos que los de Office, Works corre más ágil que su hermana mayor a igualdad de recursos. Tras la instalación se crea un acceso directo en el escritorio. Detrás de éste acceso directo se esconde Task Launcher (ver Figura 6) que es algo así como el centro operativo de Works. Desde Task Launcher se presentan tres posibles opciones : TaskWizards, Documentos existentes y Herramientas Works. TaskWizards pone a disposición del usuario múltiples plantillas para la creación de otros tantos documentos (ya sean textos, hojas de cálculo, bases de datos o BBS). Works se encargará de ejecutar la aplicación necesaria para realizar la tarea elegida, potenciando, al igual que sucedía con Office, la nueva filosofía de Windows. Desde las herramientas de Works se tendrá acceso directo a cualquiera de las cuatro aplicaciones directamente.

Resaltar que si bien el procesador de textos, la hoja de cálculo y la base de datos cumplen muy bien con las funciones para las que han sido diseñadas, el programa de comunicaciones queda muy lejos de satisfacer los gustos de los múltiples cibernautas que pueblan el espacio comunicativo.

La suite permite crear pequeños trabajos pero que muy a menudo son más que suficientes, y más aún en el entorno familiar y escolar que es al que va dirigido.

Lotus SmartSuite 96

A pesar de ser ahora una compañía IBM, Lotus continúa trabajando para entornos Windows y, a finales de noviembre, tiene previsto presentar en nuestro país Lotus Smart

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información