| Artículos | 01 DIC 2007

Spider: la plataforma definitiva de AMD

Tags: Histórico
Alfonso Casas.
La nueva plataforma combina nuevos procesadores AMD Phenom junto con tarjetas gráficas ATI Radeon de la serie HD 3800, así como chipset de placas base AMD 7-Series, con el fin de estimular las prácticas del overclocking en los sistemas de sobremesa.

Desde que se produjera la adquisición de ATI por parte de AMD, mucho se ha especulado sobre cuando llegarían los primeros productos fruto de la unión de ambas. Cada vez que la compañía anunciaba algún producto nuevo, los más críticos con la firma hacían todo tipo de especulaciones. Pues bien, según han afirmado los principales responsables de la compañía, la primera plataforma fruto de la unión ya está aquí, basada en la utilización de nuevos procesadores Phenom de cuatro núcleos con memoria caché L3 compartida, las gráficas Radeon HD 3800 con posibilidad de situar hasta 4 tarjetas en modo CrossFire, y los chipsets AMD 7-Series con mayor eficiencia energética, pieza clave para optimizar el rendimiento final de los equipos y permitir un mayor rendimiento de los sistemas.
La plataforma es escalable, ya que en función del chipset que lleve implementado la placa base es posible alcanzar CrossFire de tarjetas de 1x, 2x, 3x y 4x, con múltiples GPU, así como nuevos modos de visualización, al soportar hasta 8 monitores.

Los procesadores AMD Phenom
En este sentido, los nuevos procesadores de cuatro núcleos nativos que AMD ha presentado para los equipos de sobremesa contemplan cinco puntos estrella dentro de lo que es su diseño. Se trata de un procesador quad-core nativo, con memoria caché L3 compartida. Llevan integrados un controlador de memoria dual-channel para soportar módulos DDR2 a 1.066 MHz. De forma adicional, se ha optimizado la tecnología Cool´n´Quiet a la versión 2.0 con lo que se reduce el consumo de energía en función de los núcleos que son utilizados en cada momento, de forma que determinadas partes del procesador son activadas o desactivadas dinámicamente. También implementan la nueva generación 3.0 de HyperTransport, al ofrecer anchos de banda superiores para la reproducción de vídeo de alta definición 1080p y juegos a la máxima resolución.
A diferencia de las soluciones que su principal competidor Intel tiene en el mercado, las plataformas AMD son mucho más flexibles a la hora de permitir la actualización. En este sentido, tanto los procesadores Athlon X2 6400+ como los nuevos Phenom pueden trabajar sobre placas base con socket AM2 y AM2+, permitiendo que la actualización de cualquier equipo sea mucho más económica.
Así, los nuevos Phenom ofrecen mayores prestaciones por vatio, con posibilidad de llevar a cabo el megatasking o multitasking masivo, al trabajar con más de tres aplicaciones simultáneamente. Los nuevos modelos presentados son dos, el Phenom 9500 a 2,2 GHz y el Phenom 9600 de 2,3 GHz, ambos con 2 MB de memoria caché L2 dedicada, 2 MB de memoria caché nivel L3, una velocidad del bus del sistema de 3.600 MHz y una disipación térmica de 95 vatios. Sus precios de venta al público son de 169 y 190 euros respectivamente.

Chipsets AMD 7-Series
No cabe la menor duda de que tanto los procesadores como las tarjetas gráficas son los componentes más llamativos de la nueva plataforma Spider de AMD. Sin embargo, los chipsets AMD 7-Series son los que ofrecen la flexibilidad de CrossFireX para permitir la máxima escalabilidad del sistema. Se trata de tres nuevos chipsets con soporte PCI Express 2.0, fruto del cual, permiten interconectar hasta 4 GPU, duplicando el bus del sistema hasta los 16 GBps. Son la clave entre el procesador y la tarjeta gráfica, ya que admiten el control sobre el procesador mediante la herramienta AMD Overdrive.
En este sentido, el chipset 790FX es el tope de gama y va destinado principalmente al mercado de entusiastas y usuarios que desean las máximas prestaciones en los juegos, ya que es el único de los presentados que admite configuraciones de cuatro tarjetas gráficas para soportar hasta 8 monitores. Se comercializa en placas base con precios que oscilan entre los 199 y los 239 euros.
El 790X es ligeramente inferior en prestaciones, aunque también soporta PCIe 2.0. Su principal nicho de mercado son los diseñadores y jugadores habituales con posibilidad de situar hasta dos gráficas en paralelo. Los precios de estas placas oscilarán entre los 159 y los 169 euros. Finalmente, el chipset 770 cubrirá el resto de soluciones de gama de entrada, con placas base que presenten un precio por debajo de los 129 euros.
Los principales integradores como Gigabyte, MSI, Asus o Foxconn ya disponen de modelos con los diferentes chipsets integrados.

Gráficas Radeon HD 3800
La nueva serie de gráficas destaca por varias facetas, aunque las más relevantes son sin duda el hecho de que sean las primeras unidades GPU que por el momento están basadas en el proceso de fabricación de 55 nanómetros, que ofrezcan compatibilidad con DirectX 10.1 de Microsoft, así como la posibilidad de montar configuraciones de hasta tres o cuatro tarjetas mediante la nueva versión de ATI CrossFireX.
Básicamente vienen presentadas en dos versiones. Por un lado, la Radeon HD 3870 con 512 MB de memoria GDDR4 está pensada para usuarios entusiastas de los juegos, pero sin necesidad de tener que realizar un gran desembolso en su adquisición, ya que su precio es de tan sólo 229 euros. El modelo inferior es la Radeon HD3850 con 256 MB de memoria GDDR3 a un precio final recomendado de 179 euros. Con estas especificaciones y precios, AMD pone a disposición de un mayor número de usuarios la última tecnología en gráficos, para que los nuevos equipos aporten una verdadera aceleración en gráficos, tanto en contenidos de vídeo como en los últimos desarrollos de juegos.
Cabe recordar que ya con el lanzamiento de la anterior generación de gráficas, las Radeon HD 2000, AMD abandonó la filosofía de ofrecer tarjetas de gran rendimiento a un precio elevado de 600 euros, como sigue haciendo su principal competidor, a cambio de brindar lo último en tecnología a mitad de precio, con la posibilidad de alcanzar los máximos valores al emparejar dos tarjetas en modo CrossFire. De esta forma, el desembolso para el usuario es muy inferior, con posibilidad de ampliar su potencia a posteriori.
Además de lo mencionado, las nuevas gráficas ofrecen mayor eficiencia energética que las anteriores HD 2900XT llegando a ser de prácticamente la mitad de alimentación que su predecesora. La combinación de tecnología PCI Express 2.0 e HyperTransport 3 en plataformas AMD de nueva generación proporciona un mayor aumento del ancho de banda del sistema en general a la hora de la reproducción de los juegos de PC, o de películas de vídeo en alta definición con una compatibilidad completa con el descodificador de vídeo unificado (UVD). La funcionalidad HDMI mejorada también se mantiene en esta serie de productos con HDCP integrado y el audio directo mediante HDMI.
La nueva serie promete ofrecer soporte de nuevos efectos especiales de renderizados que ya son utilizados en las películas de animación, con el fin de optimizar la calidad gráfica de los juegos. A nivel de eficiencia energética, las nuevas soluciones también aportan un gran rendimiento por vatio y una capacidad de ampliación de los equipos muy escalable con hasta cuatro tarjetas gráficas en paralelo, poniendo al alcance de cualquier usuario el

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información