| Artículos | 01 NOV 2002

Spam: ¿plaga tecnológica del siglo XXI?

Tags: Histórico
Con un volumen diario de alrededor de 31.000 millones de mensajes de e-mail según IDC, que previsiblemente llegará a los 60.000 millones en 2006, el spam (correo electrónico no solicitado) ha pasado de ser un molesto moscardón a convertirse en una peligrosa avispa.

Meta Group estima que entre el 2 y el 10% de los e-mail que circulan por Internet pertenecen a la categoría de “correo basura”, es decir, spam. Este porcentaje crecerá, según la consultora, hasta el 20% durante los próximos cinco años.
Más cifras: un estudio elaborado por la compañía MessageLabs sitúa en un 58% el correo no solicitado que reciben las PYMES estadounidenses con respecto al total. Los perjuicios provocados por el spam son múltiples. Por una parte, figura la pérdida de productividad que ocasiona, al aumentar cada vez más el tiempo dedicado al análisis de los mensajes recibidos y su posterior eliminación. Por otra parte, destaca la disminución del ancho de banda de la red que provocan este tipo de mensajes, lo cual desencadena, además, el riesgo de ataques víricos. Para enfrentarse a esta plaga, existen varias opciones. En primer lugar, no caer en la trampa de contestar a los mensajes que ofrecen al receptor la posibilidad de eliminar su dirección de correo electrónico de esa lista de “mailing”. Con ello el emisor se aseguraría de que esa cuenta de e-mail existe. Por otro lado, aplicaciones de correo electrónico como Outlook, Hotmail o Yahoo disponen de opciones para instalar filtrados que bloquean la recepción de determinados correos no deseados. Asimismo, existe una amplia oferta de software específico tanto por parte de pequeñas compañías como de grandes fabricantes de software como Symantec (Norton Spam Alert) o McAfee (SpamKiller).


Acciones legales contra el spam
----------------------------------------------
En nuestro país la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información), ya en vigor, prohíbe el envío de mensajes de correo electrónico de carácter comercial no solicitados. Para ello se requiere la aprobación previa del receptor. A nivel internacional, es destacable, por ejemplo, la denuncia efectuada por el Gobierno del estado de California contra la compañía californiana PW Marketing LLC por haber enviado millones de correos electrónicos publicitarios no solicitados en los que promocionaba libros y programas. La sanción solicitada es de 2.500 dólares (2.557 euros) por cada infracción realizada o un total de dos millones de dólares (2,05 millones de euros), así como el cese de las actividades de dicha empresa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información