| Artículos | 01 MAR 1995

Sound Blaster AWE32: Buen sonido a precio asequible

Tags: Histórico
Tarjeta de sonido con sintetizador MIDI interno
Eugenio Barahona.

La Sound Blaster AWE32 es el último miembro de la familia de tarjetas de sonido de Creative Labs y acerca al usuario doméstico, a un precio asequible, la tecnología de síntesis de instrumentos mediante tabla de ondas.

Se cumplen ahora alrededor de dos años desde que fue presentada en sociedad la primera tarjeta de sonido con calidad CD desarrollada por Creative Labs: la Sound Blaster 16. Además de ser capaz de manipular sonido digital de 16 bits la tarjeta era capaz de controlar una unidad CD-ROM, disponía de un sintetizador FM de 20 voces, nos ofrecía la posibilidad de controlar dispositivos MIDI externos y, además, era compatible a nivel de registros con los modelos anteriores del fabricante.

Si la tarjeta se observaba detenidamente, rápidamente llamaba la atención un pequeño conector situado sobre su superficie. El manual nos informaba que dicha conexión era usada para un módulo denominado Wave Blaster que utilizaba la técnica tabla de ondas (wave table) para sintetizar instrumentos.

Se trataba, por lo tanto, del primer producto que ponía al alcance del usuario doméstico un sintetizador MIDI que producía sonido de calidad y que ofrecía la posibilidad de un uso profesional.

Desde aquel momento han aparecido en el mercado diversos modelos del producto y, como último desarrollo, se ha comenzado la venta del equipo denominado Sound Blaster AWE32.

Síntesis FM y síntesis Wave Table

Los primeros modelos de tarjetas de sonido usaban para realizar la síntesis de instrumentos musicales una técnica denominada FM. Esta técnica intenta imitar la forma de la onda generada por un instrumento real mediante la manipulación de diversos parámetros que afectan al sonido como, por ejemplo, la velocidad de ataque y de decaimiento.

Este método de síntesis produce unos sonidos con un marcado carácter metálico que les hace imposible disimular su origen electrónico.

Para solucionar estas deficiencias se utilizan técnicas de procesamiento digital de señal aplicadas a sonidos digitalizados. La idea fundamental consiste en digitalizar el sonido del instrumento real y almacenarlo, generalmente en una memoria ROM (ROM=Read Only Memory, memoria de sólo lectura), para que posteriormente dicha digitalización sea reproducida por el sintetizador. Mediante algoritmos de procesamiento digital de señales es posible producir a partir de un único sample o muestra todas las notas de la escala musical para un instrumento determinado. Generalmente los sonidos digitalizados se encuentran además comprimidos y cuando son utilizados se descomprimen en tiempo real por el hardware de la tarjeta de sonido. Sin embargo, el concepto del almacenamiento de los instrumentos en memoria ROM limita el número de los mismos y, además, impide que sean modificados o sustituidos por el usuario del producto. Es recomendable, por lo tanto, disponer de un hardware que incluya la posibilidad de usar memoria RAM para guardar los samples de los instrumentos. Como es lógico, la cantidad de memoria RAM limitará el número de instrumentos que seremos capaces de manipular de forma simultánea.

El producto de Creative Labs

La Sound Blaster AWE32 cumple todos los requisitos mencionados anteriormente, ya que dispone de una memoria RAM de 512 KB que, mediante módulos SIMM estándar de 36 patillas, puede ser ampliada hasta un total de 28 MB. Además se incluye una ROM de 1 MB en la cual se encuentran digitalizados bancos de instrumentos listos para ser usados. Este banco de instrumentos en ROM puede ser ampliado mediante la utilización del módulo opcional Wave Blaster. Esto hace posible disponer de una tarjeta de sonido con 28 MB de memoria RAM utilizables y una ROM de 4 MB llena de instrumentos ya digitalizados.

En el tema de la memoria llama la atención la extraña configuración de 28 MB de RAM como tope máximo. Este hecho se debe a que la tarjeta dispone, únicamente, de espacio para dos SIMM que deben llenarse con módulos de idéntica capacidad y tiempo de acceso. Por lo tanto, si usamos dos módulos de 16 MB cada uno, disponemos, al menos teóricamente, de 32 MB. Sin embargo 4 MB se encuentran reservados para el módulo Wave Blaster, con lo cual se obtiene la configuración final de 28 MB de RAM más 4 MB de ROM.

La instalación de la tarjeta debe realizarse en una ranura de expansión de 16 bits. Sobre la superficie de la misma se observan diversos puentes para realizar la modificación de diversos parámetros hardware como, por ejemplo, direcciones de puertos de entrada-salida, interrupciones o canales DMA de la interfaz para unidades CD-ROM de la firma Mitsumi, la activación de la controladora para joystick y las direcciones base de entrada-salida para programar tanto la tarjeta de sonido como el sintetizador MIDI interno o los dispositivos que hayamos conectado al puerto MIDI externo.

Para modificar la interrupción y los canales DMA usados para la reproducción de audio usaremos las utilidades que se nos proporcionan a tal efecto, ya que estos parámetros son modificables por software.

En el extremo izquierdo de la tarjeta disponemos de tres conectores que permiten el uso de unidades CD-ROM de las firmas Mitsumi, Panasonic o Sony. Para elegir el tipo de unidad debemos modificar un puente. Desde el exterior del ordenador tenemos acceso a las entradas y salidas de sonido, así como al conector que permite usar joysticks y controlar dispositivos MIDI externos.

Para realizar trabajos de digitalización de sonido es posible utilizar frecuencias de muestreo que van desde 5 KHz hasta un tope de 44,1 KHz, todo ello en estéreo. Para ahorrar espacio al realizar digitalizaciones podemos utilizar la compresión por hardware que proporciona el procesador de señales digitales (DSP: Digital Signal Processor) incluido en la Sound Blaster AWE32. De esta forma es posible obtener ratios de compresión de 4:1.

Como hardware especializado para síntesis mediante tabla de ondas se dispone de un chip sintetizador EMU 8000, el cual proporciona 16 canales MIDI, 32 voces polifónicas, bancos de 128 instrumentos diferentes y es compatible con General MIDI. Para la actualización por el usuario de los bancos de instrumentos almacenados en la RAM de la tarjeta se utiliza la tecnología denominada Sound Fonts de la compañía E-mu's.

Además se dispone de 6 kits diferentes de baterías y de hardware especial para producir efectos especiales, entre los cuales se incluyen reverberación, chorus y el sistema QSound. Mediante este último efecto es posible producir efectos de sonido tridimensional mediante la combinación de volúmenes distintos en los dos canales estéreo. Para comprobar mejor el funcionamiento de QSound se incluye un programa de demostración que nos muestra el efecto que esta técnica es capaz de producir.

Programas incluidos

Hay que decir que la instalación completa de todo el paquete de programas que acompaña a la Sound Blaster AWE32 es algo tediosa, ya que nos puede llevar alrededor de veinte minutos. Este proceso se realiza mediante una aplicación para DOS que, además de realizar la copia de los ficheros al disco duro del ordenador, modifica los archivos del sistema, del DOS y de Windows, para incluir los controladores de dispositivo necesarios para poder utilizar la tarjeta.

Con el producto de Creative Labs se entregan los controladores de dispositivo necesarios para poder manejar una unidad CD-ROM de las firmas Mitsumi, Panasonic o Sony. También se proporciona un cable para conectar la salida de audio de la unidad CD a una entrada dispuesta a tal fin sobre la superficie de la Sound Blaster AWE32.

Para Windows disponemos de las aplicaciones habituales que se incluyen con todos los productos de este tipo como, por ejemplo, un mezclador que regula el volumen de todas las señales de audio que el hardware es capaz de manejar y las típicas utilidades para gr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información