| Artículos | 01 ENE 2007

Sony Vaio VGN-UX50

Tags: Histórico
UMPC de Sony al descubierto
Javier Blázquez.
Presentamos el análisis que PC World ha tenido la oportunidad, en exclusiva, de realizar del UX50, uno de los ultra mobile PC (UMPC) de Sony.

En mayo de 2006, Sony introdujo en el mercado japonés el VAIO VGN-UX50, marcando así el inicio de la serie UX de micro PC, con la que pretendía hacer frente a las propuestas de la entonces recién estrenada plataforma UMPC (Ultra Mobile PC). A diferencia de las distintas ofertas de esta plataforma, la serie UX se decanta por un diseño más compacto y ligero, el uso de un teclado integrado, y la elección de las versiones Home/Pro de Windows XP, en lugar de la versión Tablet PC.
A primera vista, lo más llamativo de este micro PC es su diseño. Con un exterior de color plateado, pantalla panorámica con borde negro, y un tamaño más cercano al de una PDA que al de un portátil, este nuevo concepto de ultra-portátil de Sony lo tiene fácil para convertirse en el centro de atención y atraer más de una mirada. Aunque más llamativo que su exterior es su interior, donde se esconde un hardware que nada tiene que envidiar a otros portátiles de mayor tamaño.
El modelo que aquí tratamos está dotado de un procesador Intel Core Solo U1300 a 1,06 GHz acompañado de 512 MB de memoria DDR2-533. Con estas especificaciones, la máquina responde con rapidez bajo Windows XP, siendo perfectamente funcional para llevar a cabo tareas como lectura de correo, preparación de documentos o navegación por Internet, aunque para ciertas aplicaciones que hagan un mayor uso de memoria, los 512 MB incluidos podrían resultar escasos, siendo conveniente plantearse la compra de alguno de los modelos superiores que incluyen hasta 1 GB de RAM y procesador a 1,2 GHz.
El disco duro incluido dispone de una capacidad de 30 GB, aunque si necesitamos disponer de más espacio es posible utilizar una tarjeta Compact Flash o Memory Stick como medio de almacenamiento auxiliar. El disco está montado sobre un sistema de reducción de impactos, que lo protege en cierta medida en caso de caída o movimiento brusco.
El rendimiento de este disco de 4.200 rpm y 2 MB de caché cae dentro de lo aceptable, especialmente si tenemos en cuenta que el objetivo principal de este tipo de unidades de 1,8 pulgadas es obtener las menores cifras de consumo y ruido posibles. En otros modelos de la gama UX existe la posibilidad de utilizar como medio de almacenamiento principal un disco duro flash – o SSD – que aporta un mayor rendimiento, menor peso y consumo, además de mayor resistencia a impactos. Estos discos están disponibles en capacidades de 16 y 32 GB, aunque de momento suponen un aumento bastante importante del precio final del producto.
La tarjeta gráfica incluida es una Intel GMA 950 integrada en el chipset 945GMS, con 128 MB de memoria compartida. Este chip tiene soporte para DirectX 9, y aunque no alcanza las cotas de rendimiento de otras soluciones no integradas, es suficiente para mover con suavidad el interfaz Aero Glass de Windows Vista con todos sus efectos. La tarjeta soporta, a través de un cable incluido, la conexión por VGA o vídeo compuesto con un dispositivo externo, como puede ser un monitor o un proyector – siendo ideal para presentaciones – alcanzando en estos casos una resolución máxima de 1.600 x 1.200 píxeles.
La pantalla LCD es sin duda el aspecto más llamativo de este micro PC. El VAIO UX50 dispone de una pantalla táctil en formato 16:10, de 4,5 pulgadas, y 1.024x600 píxeles de resolución que, con su claridad y potente retroiluminación lo destaca de sus competidores de la rama UMPC, donde la norma son 7 pulgadas, y 800 x 480 píxeles. Con este brillo y resolución, la pantalla es capaz de mostrar imágenes y textos con gran nitidez, aunque, por su reducido tamaño podría resultar necesario en determinados momentos hacer uso de los controles de zoom disponibles en la parte derecha del aparato, que pueden ampliar la imagen en cualquier momento hasta un máximo de 3 aumentos.
Deslizando la pantalla verticalmente revelamos el teclado QWERTY, un añadido interesante que, sin embargo, presenta algunos puntos débiles. Aunque para un uso esporádico se puede considerar aceptable, en uso continuado se nos antoja algo incómodo, debido al pequeño tamaño de las teclas y a la dificultad de llevar a cabo ciertas combinaciones comunes. Para la edición de documentos y otras actividades que requieran la escritura de gran cantidad de texto, se puede plantear la posibilidad de utilizar alguno de los teclados Bluetooth plegables existentes en el mercado. En cualquier caso, la inclusión de un teclado puede considerarse una ventaja con respecto a otros equipos de este tamaño, en los que hay que conformarse con teclados virtuales para la entrada de texto.
En cuanto al control del ratón, se lleva a cabo a través de un pequeño pad en la parte superior derecha – que controla el cursor – y tres botones en el lateral izquierdo, que corresponden a los botones izquierdo, derecho y central. En general, el control del ratón con ambas manos es cómodo y no presenta especial dificultad, pero para algunas tareas, como la navegación por varios niveles de menús, o para mover o redimensionar ventanas, resulta bastante más cómodo hacer uso de la pantalla táctil.
En lo referente a la conectividad, el VAIO UX50 se presenta como un equipo bastante flexible. Siendo la portabilidad una de las grandes virtudes de este tipo de máquinas, las opciones de conexión inalámbrica resultan especialmente importantes, y en este aspecto el modelo de Sony no defrauda, disponiendo de soporte para conexión inalámbrica 802.11g, así como de Bluetooth 2.0. También existe la posibilidad de conectarlo por Ethernet, ya sea a través de un pequeño cable accesorio o a través del replicador de puertos principal, alcanzando entonces una velocidad de 100 Mbps. En este modelo no encontramos un chip integrado para conexión a redes GPRS o UMTS, pero esa funcionalidad podríamos añadirla a través de un terminal adecuado conectado por Bluetooth.
En cuanto a otros puertos disponibles, aparte de los mencionados para Compact Flash y Memory Stick Duo, encontramos un puerto USB 2.0 en el lateral izquierdo de la máquina, lo que le permite la conexión a una gran variedad de dispositivos externos.
Otros elementos destacables son las dos cámaras integradas, una frontal de resolución VGA – ideal para videoconferencia – y otra trasera de 1,3 megapíxeles que se descubre al deslizar la pantalla. A través del software incluido, es posible conmutar entre las dos cámaras, así como capturar una instantánea usando el botón para tal efecto que encontramos en la parte superior. También dignos de mención son el lector de huellas dactilares y el micrófono, que completan la lista de accesorios integrados.
Sin duda, la baza por la que más apuesta este equipo de Sony es la portabilidad. El uso normal de la máquina resulta bastante cómodo, gracias sobre todo a los 512,5 gramos de peso y a la forma ergonómica de la carcasa, que facilita la sujeción con una o dos manos. De todos modos, tras un uso continuado, el equipo se calienta más de lo que nos gustaría y, durante procesos intensivos (como es el caso de las pruebas a las que le sometimos), el ventilador gira a bastante velocidad (y no es demasiado silencioso) aunque, en principio no resulta especialmente molesto.
En cuanto a la batería se refiere, podemos concluir que se trata de un modelo dentr

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información