| Artículos | 01 NOV 2007

Soluciones empresariales

Tags: Histórico
"Las necesidades de la empresa y los profesionales son diferentes a las de los usuarios domésticos. Las plataformas son parecidas, pero los requisitos varían, motivo por el que en estas páginas queremos repasar hacia dónde se encaminan los pasos en el desarrollo de soluciones para la empresa.

Las claves de la movilidad empresarial
Si hay un concepto que ha ganado enteros en los últimos años, éste ha sido el de la movilidad. Nadie puede imaginarse una empresa o un particular que no disponga de la tecnología que le permita llevar sus datos, su trabajo o su ocio con él. La movilidad confiere libertad a los usuarios, pero les permite trabajar también allí donde antes no se podía, incrementando su productividad o permitiendo realizar de forma sencilla funciones que hasta la fecha eran tareas más complicadas. Independientemente del tipo de equipo que se emplee, ya sea un dispositivo de bolsillo o un ordenador portátil de 21 pulgadas, pasando por todos los pasos intermedios, la movilidad es una tendencia sin freno en este momento.
En informática, el concepto de movilidad se une inexorablemente al término inalámbrico, que hace referencia a la tecnología sin cables que permite conectar varias máquinas entre sí. Las conexiones inalámbricas que se establecen entre los empleados remotos y una red confieren a las empresas flexibilidad y prestaciones muy avanzadas.
El uso de la tecnología inalámbrica supone liberarse de los cables sin sacrificar las posibilidades de conexión. Las limitaciones de espacio y tiempo desa–parecen, lo que significa que puede ubicarse una oficina en prácticamente cualquier lugar. Los dispositivos se conectan a otros equipos inalámbricos a fin de proporcionar a los trabajadores móviles métodos de trabajo más sencillos y transparentes. Las aplicaciones de oficina ayudan también a aligerar la carga de la red. El uso de la tecnología inalámbrica hace que la empresa aumente en eficacia y productividad. Los empleados pueden dedicarse a lo que saben hacer mejor, sin tener que batallar para superar obstáculos de tipo tecnológico.

Métodos de conexión
Los dispositivos inalámbricos utilizan tres métodos de conexión principales: Bluetooth, Wi-Fi y GPRS.
Bluetooth es una frecuencia de radio de disponibilidad universal que conecta entre sí los dispositivos habilitados situados a una distancia de hasta 10 metros. Permite conectar un ordenador portátil o un dispositivo de bolsillo con otros ordenadores portátiles, teléfonos móviles, cámaras, impresoras, teclados, altavoces e incluso un ratón de ordenador. Permite conectar de forma rápida y sencilla los dispositivos habilitado entre sí y de este modo crear una red de área personal (PAN) en la que es posible combinar todas las herramientas de trabajo principales con todas las prestaciones de la oficina. El uso de una red de igual a igual Bluetooth permite intercambiar archivos en reuniones improvisadas con suma facilidad y ahorrar tiempo imprimiendo documentos sin necesidad de conectarse a una red fija o inalámbrica.
Wi-Fi o red de área local inalámbrica (WLAN) es una red de tamaño medio que utiliza la frecuencia de radio 802.11a, 802.11b o 802.11g en lugar de cables y permite realizar diversas conexiones inalámbricas a internet.
Allí donde haya una red Wi-Fi existe un portal de información y comunicación. La incorporación de una red WLAN a la oficina proporciona una mayor libertad y favorece la versatilidad del entorno de trabajo tradicional. Ahora bien, estas posibilidades no se limitan a la oficina y cada vez aparecen más redes WLAN en lugares como cafés, restaurantes, hoteles y aeropuertos, lo que permite a los usuarios acceder a la información que necesitan.
Por último, GPRS es la sigla de General Packet Radio Services (servicios generales de paquetes por radio). A menudo se describe como 2,5G, es decir, una tecnología entre la segunda (2G) y la tercera (3G) generación de tecnología móvil digital. Se transmite a través de redes de telefonía móvil y envía datos a una velocidad de hasta 114 Kbps. El usuario puede utilizar el teléfono móvil y el ordenador de bolsillo para navegar por internet, enviar y recibir correo, y descargar datos y soportes.
Al igual que GPRS, la tecnología 3G (tecnología inalámbrica de tercera generación) es un servicio de comunicaciones inalámbricas que le permite estar conectado permanentemente a internet a través del teléfono móvil, el ordenador de bolsillo, el Tablet PC o el ordenador portátil. La tecnología 3G promete una mejor calidad y fiabilidad, una mayor velocidad de transmisión de datos y un ancho de banda superior (que incluye la posibilidad de ejecutar aplicaciones multimedia). Con velocidades de datos de hasta 384 Kbps, es casi siete veces más rápida que una conexión telefónica estándar.
Los usuarios de GPRS y 3G están siempre conectados, dado que con estos métodos de conexión tienen acceso permanente a internet. Mediante los mensajes de texto cortos, los empleados de campo pueden comunicar su progreso y solicitar asistencia. Los ejecutivos que se encuentran de viaje pueden acceder al correo electrónico de la empresa, de igual modo que puede hacerlo un empleado de ventas, que también puede consultar el inventario. Puede automatizar su casa o su oficina con dispositivos GPRS y 3G supervisar sus inversiones.

¿Qué aporta la movilidad?
Pero, tanto que se habla de la movilidad, ¿qué ventajas ofrece? La tecnología inalámbrica le da la libertad de poder trabajar donde desee, como desee y cuando desee. Se acabaron esos momentos en que por estar fuera de la oficina no puede acceder a la información que necesita.
Asimismo, se puede mejorar la productividad de su trabajo esté donde esté. Los empleados podrán llevar consigo ordenadores portátiles o Pocket PC, de modo que podrán trabajar, conectarse a la red e imprimir desde cualquier lugar, allí donde sea necesario. Podrán gestionar la carga de trabajo diaria con una rapidez inaudita hasta entonces, con ahorros de tiempo notables. Todo ello se traducirá en un personal más productivo y una empresa más rentable, flexible y ágil.
La tecnología inalámbrica resulta muy intuitiva para los usuarios, que apenas encontrarán diferencia alguna respecto de una red fija conectada mediante cables. En muchos aspectos es más fácil de utilizar que una red fija por cable, con las ventajas añadidas de libertad y flexibilidad que proporciona al usuario; por ejemplo, tendrá acceso y estará accesible desde casi cualquier parte en que coloque un punto de acceso inalámbrico, como salas de reuniones y pasillos.
Uno de los principales obstáculos con los que se han encontrado las empresas que han optado por las soluciones inalámbricas en el pasado es la seguridad; sin embargo, en la actualidad, con los avances de la tecnología y la aplicación de las medidas de seguridad adecuadas, estos temores pueden descartarse. El control de acceso y la autentificación de las redes inalámbricas son tan seguros como en cualquier instalación fija. Las medidas de seguridad aplicadas también incluyen las propias de los dispositivos móviles. En este sentido, se pueden emplear códigos PIN, códigos de verificación, bloqueos por tiempo de espera excedido y contraseñas de usuario para proteger la información confidenci

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información