| Artículos | 01 OCT 2004

Software gratis

Tags: Histórico
Laboratorio PC World.
Cada día son más numerosas las entidades y administraciones públicas que apoyan las plataformas de software libre, pero ¿es lo mismo libre que gratuito? ¿qué ventajas ofrece este tipo de programas? ¿realmente existen programas para cubrir las necesidades de todos los usuarios?

Debemos aclarar la terminología empleada con estos programas, puesto que muchas veces se mezclan los conceptos de libre y gratuito, quizás por su idéntica escritura en inglés: free.

Shareware o Freeware
Los términos shareware y freeware hacen referencia al modo de distribución y al carácter de pago o no de un programa. Una aplicación freeware es gratuita y normalmente (aunque no siempre) se puede redistribuir libremente. Por el contrario, una aplicación shareware es un programa comercial, por el que hay que pagar si se desea usar, pero que nos ofrece un periodo de prueba (normalmente 30 días) para poder utilizarlo y ver si nos sirve para nuestro propósito y funciona como esperábamos. De este modo podemos probar antes de comprar. Las aplicaciones shareware pueden tener alguna limitación durante el periodo de pruebas o, por el contrario, ser completas.
Por otra parte, hay algunos desarrolladores que permiten utilizar el shareware más allá de su periodo de prueba, siempre que se cumplan determinadas condiciones. Lo más habitual es que se limiten las características de la versión registrada, o bien que se ofrezca completo pero financiado mediante publicidad que se abrirá automáticamente en nuestras pantallas.

GPL y GNU
En cualquier caso, independientemente de que un programa sea freeware, shareware o comercial, puede ser libre. Pero ¿qué se entiende por libre?
GNU (GNU is Not UNIX, GNU no es UNIX) es un proyecto cuyo objetivo es crear un sistema operativo libre, entendiendo como libre la posibilidad de modificar y utilizar los programas como cada cual desee. Uno de los pilares fundamentales de GNU es que las modificaciones del código original deben, a su vez, ser libres. El respaldo legal de GNU es la licencia GPL.
Dentro del software libre existen diferentes categorías. Así, en el software protegido por copyleft, se exige que en las modificaciones que se realicen no se añadan restricciones que no tuviese el original. Sin embargo, si no existe esta protección es posible que alguna versión del original no sea completamente libre.
La licencia GPL (General Public License, Licencia Pública General), regula los requisitos que debe reunir el software libre protegido por copyleft. Básicamente se trata de proteger la autoría del código y, para ello, obliga a que siempre que se distribuya un programa (sea gratuitamente o cobrando por ello) se incluya una copia del código fuente.
Puede encontrar amplia información sobre GNU y GPL en su página www.gnu.org que, además, se encuentra traducida al castellano.

Gratis vs de pago
Los defensores del software gratuito defienden que su uso produce un evidente ahorro de costes. En cambio, las empresas de desarrollo de software comercial se defienden con argumentos como que el coste total de propiedad (TCO, Total Cost of Ownership) es mayor con el software gratuito. Lo cierto es que sólo un análisis detallado en cada caso podría dar una respuesta exacta a esta pregunta, pues en el cálculo del TCO aparecen tantas variables que nunca habrá dos casos iguales. Pongamos un ejemplo.
Suponga que en su empresa se utiliza un programa X que es comercial. Está pensando que el coste de licencias es demasiado elevado, sobre todo teniendo en cuenta que hay un programa Y, que es libre y gratuito, y cumple las mismas funciones, así que decide cambiarlo. Simplemente hacer el cambio tiene un coste implícito, el del tiempo que invertirá el personal técnico en desinstalar X e instalar Y en todos los ordenadores. Después los usuarios empezarán a trabajar con Y. ¿Se maneja de forma diferente? ¿Es un programa que requiere una formación específica? Si ha respondido afirmativamente a las dos preguntas anteriores el coste empieza a elevarse, pues lo primero que necesitará es un plan de formación de los empleados para que aprendan a manejar Y. Además, si X es un programa muy extendido que ya conocen sus empleados incluso antes de formar parte de su organización, pero Y no lo es, deberá calcular ese coste de formación para cada nueva persona que se incorpore a la plantilla.
Preguntas similares deberá hacerse desde el punto de vista del técnico de sistemas. Si surge algún problema ¿pueden solucionarlo sus técnicos con los conocimientos que tienen?
Evidentemente en el caso de que el programa tenga un manejo idéntico o casi igual, o bien una curva de aprendizaje muy reducida, la balanza se inclinará hacia el software gratuito.
Por otra parte, el software libre (gratuito o no) tiene una gran ventaja, que es la posibilidad de modificarlo uno mismo. Si cuenta con programadores capacitados, a la hora de corregir un error, o bien si desea personalizar los programas o añadir nuevas funciones, no necesitará recurrir a nadie. Su propio personal podrá hacerlo con un coste mucho menor que si pide la modificación de un programa realizado por una empresa comercial.
Básicamente esas son las líneas principales en las que hay que investigar si el coste a largo plazo será menor con un programa gratuito o de pago. Probablemente la respuesta ni siquiera sea homogénea en una empresa, y puede llegar a la conclusión de que es mejor usar determinadas aplicaciones de código libre y otras no.
Desde el punto de vista de las administraciones públicas el impulso al software libre incluye un matiz que quizás sea más importante que todo lo anterior. El hecho de poder modificar los programas genera un mercado laboral para los programadores y reduce las importaciones de software que mayoritariamente procede de fuera de nuestras fronteras, y ambas cosas benefician a la economía.


SISTEMAS OPERATIVOS
---------------------------------
Linux
www.linux.org
Resulta complicado resumir en pocas líneas las características del fenómeno más importante de los últimos diez años en el mundo de la informática.
Los orígenes de Linux se remontan a 1991, un proyecto que nació como un sencillo sistema operativo basado en MINIX (versión reducida de UNIX) por parte del estudiante de la universidad de Helsinki, Li­nus Torvalds.
Mucho ha llovido desde entonces, y a fecha de hoy Linux es sin lugar a dudas la alternativa más importante a las distintas versiones del sistema operativo Windows de Microsoft.
El éxito de Linux se debe sobre todo a la licencia GNU bajo la que se desarrolla y distribuye su núcleo o kernel -www.kernel.org-. De esta manera, el acceso al código fuente es totalmente libre, cualquiera puede modificar, eliminar o añadir funciones al kernel y distribuirlo libremente, siempre y cuando respete la naturaleza GNU del código.
De esta forma Linux cuenta con una amplia comunidad de programadores, organizaciones y compañías comerciales que trabajan mano a mano en el desarrollo continuo de este robusto sistema, añadiendo nuevas funcionalidades, soporte para los últimos componentes y tecnologías -por ejemplo la arquitectura AMD64, todavía en fase beta para Windows XP- y corrigiendo los posibles bugs o errores.
Uno de los inconvenientes que se han achacado a Linux desde sus comienzos es la dificultad

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información