| Artículos | 01 NOV 2005

Sniper Elite

Tags: Histórico
Angel Gonzalo.
Si eres aficionado a los juegos de acción seguro que una de las armas con las que más disfrutas en estos títulos es el rifle de francotirador. ¿Qué te parecería que fuera ésta tu principal herramienta de trabajo?
Sniper Elite nos propone precisamente eso. La Segunda Guerra Mundial está llegando a su fin y Berlín acoge los ataques rusos al cada vez más debilitado bando alemán. Entre los planes del NKVD, el antiguo servicio secreto soviético, está apoderarse de la tecnología atómica desarrollada por científicos nazis, por lo que la OSS (lo que sería ahora la CIA) nos manda a la batalla para tratar de evitarlo.
Camuflados con uniforme soviético o alemán tendremos que movernos por las caóticas calles berlinesas evitando a las tropas enemigas y con nuestro fiel rifle de francotirador siempre preparado. Porque como decíamos, será ésta nuestra principal arma (una tecla rápida nos abrirá su visor llevemos el arma que llevemos en ese momento), aunque no la única.
Cuatro niveles de dificultad (novato, tirador, francotirador y sniper elite) ajustarán la misma de modo que afecte más o menos la gravedad, pulso o viento a la precisión de nuestros disparos. Una dificultad bastante elevada en muchas ocasiones que nos llevará a algunas frustraciones.
Sigilo, observación y una buena estrategia serán determinantes para llevar a cabo las misiones.


PUBLICA: Virgin Play
www.virginplay.es
PRECIO PC: 39,95 euros
REQUISITOS: Procesador: Pentium III 1 GHz (o AMD equivalente), RAM: 256 MB, Gráficos: GeForce 2 o superiores (o equivalente)
16+
Sonido: 7
Gráficos: 8
Jugabilidad: 8
Requisitos: 8

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información