| Artículos | 01 FEB 2008

Sistemas operativos móviles: en busca de un estándar

Tags: Histórico
Después de Symbian, Palm, Linux y Windows Mobile,ahora surgen nuevos sistemas de la mano de Apple, Google o Yahoo
Pablo Oliveira.
Los teléfonos móviles han pasado a ser dispositivos inteligentes gracias a la incorporación de sistemas operativos cada vez más potentes y con mayores posibilidades. Desde los primeros dispositivos con Symbian, hasta el deseado iPhone, los móviles han incluido también sistemas Palm, Linux y Windows Mobile, buscando una estandarización. Conscientes de las posibilidades de añadir todo tipo de servicios en los sistemas móviles, los últimos en incorporarse a esta carrera son Google y Yahoo, con nuevas plataformas que prometen romper la barrera entre la informática de sobremesa y los servicios móviles.

Una de las primeras acciones que realiza todo profesional a la hora de adquirir un nuevo dispositivo móvil de comunicación (teléfono, PDA o smartphone) es la de indagar de qué aplicaciones consta el dispositivo o cuáles puede instalar en el mismo, con el objetivo de convertirlo en un aparato completo y multifuncional.
La rápida puesta en el mercado de los dispositivos denominados teléfonos inteligentes ha generado una enorme demanda de aplicaciones, tanto generales como específicas. Un dispositivo de estas características destaca por incorporar una serie de aplicaciones útiles y, para éstas, la versión y el tipo de sistema operativo con el que opera resulta fundamental.
Por norma general, antes de la compra de un teléfono móvil, son pocos los usuarios, ni tan siquiera la mayoría de profesionales, los que atienden al sistema operativo que instala el dispositivo. Y son muchos menos los que lo hacen cuando el dispositivo no es un teléfono inteligente. Pero la guerra en busca de un sistema operativo estándar es larga y, pese a que desde siempre se ha especulado con una posible fusión entre plataformas o de un predominio claro de un sistema sobre los demás, lo cierto es que pocas posiciones han variado desde hace más de diez años.
Esta pugna por el liderato ha generado que tanto los fabricantes de dispositivos como los desarrolladores de aplicaciones se decanten por uno u otro sistema y permanezcan fieles a la plataforma. En líneas generales, la elección de un sistema operativo por parte de un fabricante supone la definición de una estrategia clara, con unos objetivos determinados. Sin embargo, aunque la mayoría de ellos utilizan y desarrollan aplicaciones y dispositivos para una sola plataforma, podemos encontrarnos en el mercado con otros que integran indistintamente un sistema u otro dependiendo del dispositivo que estén diseñando.
Nokia y Sony Ericsson, por citar unos ejemplos, han hecho de la plataforma Symbian su bandera estratégica en el terreno de los sistemas operativos para sus teléfonos inteligentes. De hecho, el sistema S60 (la plataforma Symbian utilizada actualmente por Nokia en su exitosa Serie N), es en este momento el sistema operativo más utilizado a nivel mundial en el mercado de smartphones.
Otros fabricantes, como es el caso de HP, HTC, Toshiba, Acer, Asus y recientemente Palm, se han decantado por Windows Mobile como plataforma de desarrollo. Los argumentos son los que clásicamente se atribuyen a cualquier producto Microsoft: compatibilidad, facilidad de uso, integración con los sistemas Windows para PC, gracias a una interfaz similar y la garantía de marca que supone Microsoft.
Lo que está claro es que el mercado de los teléfonos móviles inteligentes crece a un ritmo exponencial. A principios de 2005 no llegaban a diez millones las unidades vendidas en cada trimestre en todo el mundo, superándose los treinta millones a finales de 2007. Este enorme pastel se lo reparten hoy en día, y según su cuota de mercado, las plataformas desarrolladas sobre Symbian, Linux, Microsoft, BlackBerry y Apple. Es destacable que en el mercado estadounidense, en el penúltimo trimestre del pasado año, la cifra de penetración de la plataforma de Apple superara por unas décimas a Windows Mobile, dejando bien atrás a todas las demás, y comenzara a acercarse a las cifras de cuota del sistema de RIM.
Salvando la excepción que supone este mercado, las cifras de penetración de las diferentes plataformas en el resto del mundo, y sobre todo en Europa, sitúan a Symbian como el líder indiscutible dentro de las plataformas para teléfonos móviles.

Symbian, específicamente para móviles
El sistema operativo Symbian es una plataforma que ha sido diseñada desde su origen específicamente para teléfonos móviles y otros dispositivos portátiles. La empresa que se encarga de su desarrollado es Symbian. Se trata de una compañía que ofrece este sistema para su integración en muchos terminales y que es fruto del acuerdo al que llegaron en 1998 empresas como Psion, Ericsson, Motorola y Nokia. Éstas actuaban con un objetivo general: poner en marcha una iniciativa de forma conjunta para la creación de un software cuyo fruto fuera un sistema operativo común para todos los dispositivos de comunicación inalámbricos. El desarrollo del sistema partió del sistema Epoc 32, elaborado por Psion Software y que sufrió una enorme transformación y optimización. El objetivo final consistía también en rentabilizar la inversión, no sólo en su integración en los dispositivos de estos fabricantes, si no también al licenciar el producto para otras empresas y sus terminales (móviles, teléfonos inteligentes y PDA). El sistema se compromete desde su inicio a perseguir un estándar operativo que, además, incluya plena reciprocidad con especificaciones como WAP, Java o Bluetooth, entre otras. Sin embargo, ninguna de estas empresas se compromete a integrar el sistema de forma exclusiva, dejando la puerta abierta a la inclusión de otros sistemas operativos en sus dispositivos portátiles, como los entonces Pocket PC, Palm OS y, posteriormente, BlackBerry.
Sin duda, Symbian es el sistema para móviles que más se ha extendido desde su aparición. Son incontables los millones de dispositivos que integran o han integrado este sistema para su funcionamiento. Los cálculos no fallan y si para hacer las cuentas sumamos sólo los terminales desarrollados por Nokia, Motorola y Ericsson (después Sony Ericsson) podemos hacernos una idea de la magnitud con la que se ha disgregado este sistema por todo el mundo. Además, este sistema ha sido utilizado también por otros fabricantes, lo que hace que su presencia en el mercado haya aumentado aún más.
Pero, ¿cuál es la verdadera ventaja de Symbian? Lo cierto es que su principal virtud, más allá de desarrollarse en el preciso momento en que se iniciaba una demanda masiva de dispositivos móviles y era necesario un sistema estandarizado, es la capacidad que tiene el sistema para adaptar e integrar todo tipo de aplicaciones que pueden ser programadas por diferentes desarrolladores. Symbian es un enorme cajón de sastre abierto que admite la integración de aplicaciones y que, como sistema operativo, ofrece las rutinas, los protocolos de comunicación, el control de archivos y los servicios para el correcto funcionamiento de estas aplicaciones.
Según la información que se recoge en la propia página web oficial del sistema, la tecnología del sistema operativo Symbian se ha diseñado teniendo en cuenta puntos clave como el poder proporcionar la energía, memoria y gestión de entrada y salida de recursos requeridos específicamente en los dispositivos móviles. También, supone una plataforma abierta, ésta es la clave, que aúna telecomuni

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información